Cartas de lectores

01 Jul 2018
Veredas
Así como hace algunos años Tucumán fue noticia por tener en las aulas alumnos desnutridos, así lo será por transformar lo que antaño eran veredas en senderos donde los habitantes tienen que transitar en fila de uno; por la presencia de extensiones de cafeterías, minimercados y zonas de estacionamiento de bicicletas y motocicletas, porque no sólo se han invadido estos espacios, sino las pistas, como en el caso de calle Santa Fe. Con lo observado en las calles del Jardín de la República se demuestra que no hay autoridad que organice adecuadamente la infraestructura ciudadana porque, incluso, dentro de las cuatro avenidas la dimensión de las veredas no es uniforme en los linderos de una misma manzana y cuadra, amén de los materiales utilizados para su construcción y nivel, dando la impresión de que esta ciudad se ha levantado en una zona de colinas por los altibajos registrados. En otros lugares del planeta es la municipalidad la encargada de la construcción de las veredas; por eso, incluso, obligan a las nuevas urbanizaciones que se diseñan en derredor de San Miguel de Tucumán a presentarlas con pistas y veredas con un mismo material y a un mismo nivel. Se supone que ningún habitante es dueño de la vereda que se ubica frente a su fundo, dado que, incluso, no tienen ningún argumento jurídico que así lo establece. Cuando tiene que construir una vereda la autoridad no le exige título de propiedad como cuando tienen que refaccionar o construir una casa. A mi juicio, es el municipio el responsable de la construcción de esas áreas porque son destinadas al uso común.
Fernando Sotomayor
Juan B. Alberdi 139
San Miguel de Tucumán
Construcción en el piedemonte
He leído el editorial de LA GACETA (25/6), que trata sobre “La prohibición de construir en el piedemonte”. Aprovecho este espacio para emitir mi opinión sobre este importante tema. Según los diccionarios de términos geológicos, se llama pedemonte o piedemonte a la zona situada al pie de las laderas montañosas y formadas por diversos tipos de depósitos sedimentarios (fluviales, glaciares, eólicos, etcétera). También puede definirse como el área donde comienza la ocupación del suelo y el asentamiento de una población humana. La ignorancia de los procesos físicos - geoambientales   y la falta de responsabilidad de funcionarios y políticos que cumplen funciones  en las distintas versiones y sectores del estado tucumano (provincial, municipal y comunal), explican en parte la falta de planificación y de gestión en temas de ecología urbana y ambiental. Las actividades entrópicas que se realicen en un pedemonte,  afectan el paisaje natural, la flora , la fauna, el suelo, el aire, los ciclos hidrológicos y por ello las regulaciones que se implementen  para controlar las urbanizaciones que se realicen, deben contemplar la protección de: 1) Las vidas humanas y propiedades por deslizamientos de laderas , torrentes y aluviones 2) Recursos naturales como el agua , ya que los acuíferos subterráneos se recargan en los pedemontes y 3) Los sistemas y nichos ecológicos existentes. Si tenemos en cuenta además: La pérdida de tierras productivas, la producción de gases de invernadero (emisión por el   escape de los vehículos), modificación de las condiciones climáticas, ruido, etcétera, lo ambiental tendrá una mayor afectación. La provincia de Tucumán tiene una superficie aproximada de 22.524 km2 y el 25 % de esta área forman parte de un relieve montañoso. Lo que sucede en Yerba Buena, es sólo la punta de un iceberg y por lo tanto no sólo debe ser de interés y preocupación de ese municipio,  por la trascendencia y consecuencias que tiene para el gran San Miguel de Tucumán. Todo lo que suceda en un pedemonte, tarde o temprano afectará a la llanura y a sus habitantes. Cabe recordar que los principios para a gestión pública ambiental son: El preventivo, el precautorio, el de responsabilidad social, etcétera. Hasta ahora en este caso, el PE provincial  permanece  sordo, ciego y mudo. Debe dejar de hacerlo ya que en nuestro planeta  todo depende de todo y por lo tanto debemos buscar el equilibrio necesario.
Juan Francisco Segura
Pasaje Baaclini 675
San Miguel de Tucumán
Yerba Buena
La noticia del posible ordenamiento en una ciudad imposible me tranquiliza. Sin embargo constato con asombro cómo aumenta el caso. Si algo tuvieron en común los funcionarios de todas las épocas es su amor por el turismo carretera. Cada vez que hay un accidente, una construcción, un acto, un espectáculo -porque acá todo se hace en la avenida- cortan el tránsito y para estimular a los habitantes, conductores casi todos, ya que no cuentan con líneas de ómnibus urbanos que conecten la ciudad, son arrojados a la práctica de deportes de alto riesgo de los desvíos. Por ejemplo pasar por calles de doble mano donde se estaciona en doble mano, superar agujeros, badenes, etcétera. Por supuesto que han puesto carteles y de vez en cuando agentes de tránsito, pero a nadie se le ocurre constatar la viabilidad de la ruta.
Carmen Perilli
Puente nuevo
Llama la atención que hace más de tres meses de haberse deteriorado el puente que une la ciudad de Aguilares con Alberdi por la traza nueva de la ruta 38 y que hasta la fecha no se inicie un juicio de responsabilidad sobre los que intervinieron en la obra tanto en la supervicion por parte de las autoridades de turno como de la empresa encargada de hacer la obra. Hoy tenemos que soportar con nuestros impuestos el pago de la reparación de una obra nueva mal realizada pagando los errores cometidos por aquellos. Este no es un tema menor, es una obra que costó millones y donde funcionarios como José López tienen que pagar las consecuencias, y todos los tucumanos que transitamos por la misma soportamos las consecuencias de manejos oscuros con la obra pública.
Jorge Juan Dip
Frías Silva 465
San Miguel de Tucumán
Mundial
Cabizbajo va Martín Fierro/ meditando...meditando./ En eso sale pensando/ el payador Santos Vega/ y viendo a Fierro lo espera/para alentarlo entonando:/
Y cuando el Sol ilumina/ de l¨ancha Russia la escena/ hay una hinchada que apena.../esa es  la hinchada argentina...
Fierro lo mira llorando…/ su rostro es todo estupor./ Toma su viola y cantando/ expresa, así, su dolor:
Cuando los santos llegaron/ para brindarnos su ayuda/ la cosa, que ya era ruda/ se fue poniendo jodida/ abriendo Griezmann la herida/ por donde sangre se exhuda.//
En uno a uno se muda/ esa derrota temprana./ Luego un golazo engalana/ nuestro triunfo transitorio…/ Mas luego vino el velorio/ y  así quedamos de cama...
El payador Santos Vega/ testigo del gran tormento / transmite así su lamento/ y se va, gimiendo, a una vega:
Es que si el Sol no ilumina/ no habrá seguro una sombra./ La derrota, que mucho asombra/ no es culpa solo argentina./ La blue, certera camina/ buscando gloria y alfombra..
Adiós amigazo Vega/ dice Fierro, resignao. / Este mundial y´ ha pasao /para el equipo argentino./ Haremos nuevo camino…/ p´al veintidós han llamao….
Eduardo NietoFederico Helguera 1.387San Miguel de Tucumán
Veredas

Así como hace algunos años Tucumán fue noticia por tener en las aulas alumnos desnutridos, así lo será por transformar lo que antaño eran veredas en senderos donde los habitantes tienen que transitar en fila de uno; por la presencia de extensiones de cafeterías, minimercados y zonas de estacionamiento de bicicletas y motocicletas, porque no sólo se han invadido estos espacios, sino las pistas, como en el caso de calle Santa Fe. Con lo observado en las calles del Jardín de la República se demuestra que no hay autoridad que organice adecuadamente la infraestructura ciudadana porque, incluso, dentro de las cuatro avenidas la dimensión de las veredas no es uniforme en los linderos de una misma manzana y cuadra, amén de los materiales utilizados para su construcción y nivel, dando la impresión de que esta ciudad se ha levantado en una zona de colinas por los altibajos registrados. En otros lugares del planeta es la municipalidad la encargada de la construcción de las veredas; por eso, incluso, obligan a las nuevas urbanizaciones que se diseñan en derredor de San Miguel de Tucumán a presentarlas con pistas y veredas con un mismo material y a un mismo nivel. Se supone que ningún habitante es dueño de la vereda que se ubica frente a su fundo, dado que, incluso, no tienen ningún argumento jurídico que así lo establece. Cuando tiene que construir una vereda la autoridad no le exige título de propiedad como cuando tienen que refaccionar o construir una casa. A mi juicio, es el municipio el responsable de la construcción de esas áreas porque son destinadas al uso común.

Fernando Sotomayor
Juan B. Alberdi 139
San Miguel de Tucumán

Construcción en el piedemonte


He leído el editorial de LA GACETA (25/6), que trata sobre “La prohibición de construir en el piedemonte”. Aprovecho este espacio para emitir mi opinión sobre este importante tema. Según los diccionarios de términos geológicos, se llama pedemonte o piedemonte a la zona situada al pie de las laderas montañosas y formadas por diversos tipos de depósitos sedimentarios (fluviales, glaciares, eólicos, etcétera). También puede definirse como el área donde comienza la ocupación del suelo y el asentamiento de una población humana. La ignorancia de los procesos físicos - geoambientales   y la falta de responsabilidad de funcionarios y políticos que cumplen funciones  en las distintas versiones y sectores del estado tucumano (provincial, municipal y comunal), explican en parte la falta de planificación y de gestión en temas de ecología urbana y ambiental. Las actividades entrópicas que se realicen en un pedemonte,  afectan el paisaje natural, la flora , la fauna, el suelo, el aire, los ciclos hidrológicos y por ello las regulaciones que se implementen  para controlar las urbanizaciones que se realicen, deben contemplar la protección de: 1) Las vidas humanas y propiedades por deslizamientos de laderas , torrentes y aluviones 2) Recursos naturales como el agua , ya que los acuíferos subterráneos se recargan en los pedemontes y 3) Los sistemas y nichos ecológicos existentes. Si tenemos en cuenta además: La pérdida de tierras productivas, la producción de gases de invernadero (emisión por el   escape de los vehículos), modificación de las condiciones climáticas, ruido, etcétera, lo ambiental tendrá una mayor afectación. La provincia de Tucumán tiene una superficie aproximada de 22.524 km2 y el 25 % de esta área forman parte de un relieve montañoso. Lo que sucede en Yerba Buena, es sólo la punta de un iceberg y por lo tanto no sólo debe ser de interés y preocupación de ese municipio,  por la trascendencia y consecuencias que tiene para el gran San Miguel de Tucumán. Todo lo que suceda en un pedemonte, tarde o temprano afectará a la llanura y a sus habitantes. Cabe recordar que los principios para a gestión pública ambiental son: El preventivo, el precautorio, el de responsabilidad social, etcétera. Hasta ahora en este caso, el PE provincial  permanece  sordo, ciego y mudo. Debe dejar de hacerlo ya que en nuestro planeta  todo depende de todo y por lo tanto debemos buscar el equilibrio necesario.

Juan Francisco Segura
Pasaje Baaclini 675
San Miguel de Tucumán

Yerba Buena


La noticia del posible ordenamiento en una ciudad imposible me tranquiliza. Sin embargo constato con asombro cómo aumenta el caso. Si algo tuvieron en común los funcionarios de todas las épocas es su amor por el turismo carretera. Cada vez que hay un accidente, una construcción, un acto, un espectáculo -porque acá todo se hace en la avenida- cortan el tránsito y para estimular a los habitantes, conductores casi todos, ya que no cuentan con líneas de ómnibus urbanos que conecten la ciudad, son arrojados a la práctica de deportes de alto riesgo de los desvíos. Por ejemplo pasar por calles de doble mano donde se estaciona en doble mano, superar agujeros, badenes, etcétera. Por supuesto que han puesto carteles y de vez en cuando agentes de tránsito, pero a nadie se le ocurre constatar la viabilidad de la ruta.

Carmen Perilli
[email protected]

Puente nuevo

Llama la atención que hace más de tres meses de haberse deteriorado el puente que une la ciudad de Aguilares con Alberdi por la traza nueva de la ruta 38 y que hasta la fecha no se inicie un juicio de responsabilidad sobre los que intervinieron en la obra tanto en la supervicion por parte de las autoridades de turno como de la empresa encargada de hacer la obra. Hoy tenemos que soportar con nuestros impuestos el pago de la reparación de una obra nueva mal realizada pagando los errores cometidos por aquellos. Este no es un tema menor, es una obra que costó millones y donde funcionarios como José López tienen que pagar las consecuencias, y todos los tucumanos que transitamos por la misma soportamos las consecuencias de manejos oscuros con la obra pública.

Jorge Juan Dip
Frías Silva 465
San Miguel de Tucumán

Mundial

Cabizbajo va Martín Fierro/ meditando...meditando./ En eso sale pensando/ el payador Santos Vega/ y viendo a Fierro lo espera/para alentarlo entonando:/
Y cuando el Sol ilumina/ de l¨ancha Russia la escena/ hay una hinchada que apena.../esa es  la hinchada argentina...
Fierro lo mira llorando…/ su rostro es todo estupor./ Toma su viola y cantando/ expresa, así, su dolor:
Cuando los santos llegaron/ para brindarnos su ayuda/ la cosa, que ya era ruda/ se fue poniendo jodida/ abriendo Griezmann la herida/ por donde sangre se exhuda.//
En uno a uno se muda/ esa derrota temprana./ Luego un golazo engalana/ nuestro triunfo transitorio…/ Mas luego vino el velorio/ y  así quedamos de cama...
El payador Santos Vega/ testigo del gran tormento / transmite así su lamento/ y se va, gimiendo, a una vega:
Es que si el Sol no ilumina/ no habrá seguro una sombra./ La derrota, que mucho asombra/ no es culpa solo argentina./ La blue, certera camina/ buscando gloria y alfombra..
Adiós amigazo Vega/ dice Fierro, resignao. / Este mundial y´ ha pasao /para el equipo argentino./ Haremos nuevo camino…/ p´al veintidós han llamao….

Eduardo Nieto
Federico Helguera 1.387
San Miguel de Tucumán
Comentarios