La oposición votará para limitar la suba de tarifas, pero el Gobierno la vetará de inmediato

Aunque considera que la votación será muy reñida, el justicialismo cree que se sancionará la iniciativa para retrotraer las tarifas a los valores de noviembre pasado. El jefe de Estado dijo que si se aprueba la ley habrá un “agujero fiscal impresionante”.

30 May 2018
1

A PUERTAS CERRADAS. Pichetto, jefe del bloque justicialista, dialoga con el tucumano José Alperovich, tras el encuentro que definió la estrategia opositora. twitter José Alperovich

“Será muy dura la votación y creo que andamos con los votos justos para ponerle freno a los aumentos en las tarifas”. La confianza en el bloque opositor del interbloque Justicialista se resume en esta frase de uno de sus integrantes. Es medida. A esa bancada responden dos de los tres senadores por Tucumán. José Alperovich y Beatriz Mirkin, cercanos al gobernador Juan Manzur, anticiparon que votarán el proyecto, con media sanción de la Cámara de Diputados, que procura, entre otros objetivos, que las tarifas de los servicios públicos regresen al valor que tenían en diciembre pasado y que desde esa fecha los aumentos no superen el alza de los salarios.

La iniciativa fue aprobada el 9 de mayo pasado por la Cámara Baja gracias al aval del kirchnerismo pero también de otras bancadas peronistas como el Frente Renovador y el Bloque Peronista, que en el Congreso también acompañaron proyectos impulsados por la coalición Cambiemos.

En Casa Rosada, el presidente Mauricio Macri y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, recibieron a varios senadores justicialistas: el salteño Juan Carlos Romero, el neuquino Guillermo Pereyra y el santafesino Carlos Reutemann. Mientras tanto, el bloque que encabeza Miguel Pichetto, en una reunión a puertas cerradas, decidió avanzar con la iniciativa en la sesión prevista para hoy, desde las 14. “Por decisión mayoritaria, el interbloque definió avanzar con la media sanción”, confirmaron fuentes de la bancada al cabo del encuentro, que duró alrededor de dos horas, según consignó el sitio especializado Parlamentario.com. Con la ayuda de algunos aliados ocasionales, el interbloque de Pichetto podría reunir cerca de 40 votos para vencer a Cambiemos y obligar a Macri a pagar el costo político del veto. De todas maneras, hay dudas acerca de la asistencia del senador por La Rioja, Carlos Menem, y de la actitud que pueda asumir el neuquino Pereyra, ya que ayer trascendieron dudas acerca del acompañamiento al proyecto opositor.

Tarifas: Macri pidió a los peronistas no dejarse llevar por las "locuras" de Cristina

Con la excepción del salteño Rodolfo Urtubey, los senadores consideraron “insuficiente” la propuesta de último momento de Cambiemos -surgida del gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey- para rebajar el IVA a la mitad para usuarios residenciales y en seis puntos para las pequeñas y medianas empresas (PyME). De todas maneras, el Partido Justicialista confía en convertir en ley el proyecto para atar las subas de tarifas a los incrementos salariales y retrotraer valores a noviembre pasado. A la reunión convocada por Pichetto, faltaron el sanjuanino Rubén Uñac, el fueguino Julio Catalán Magni, el chaqueño Eduardo Aguilar y el santafesino Omar Perotti. Tampoco estuvo el ex presidente Menem.

Como contracara, por las oficinas del segundo piso del Senado pasó el santiagueño Gerardo Montenegro, quien acompañará con su voto a favor. También lo harían Ada Itúrrez de Cappellini y Blanca Porcel de Ricovelli, del Frente Cívico del gobernador Gerardo Zamora, puntualizó Parlamentario.com.

Reacción oficial

En el oficialismo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, insistió ayer en la necesidad de dejar atrás la iniciativa y buscar consensos para el progreso del país. “Aspiramos a que se pueda lograr algo en el marco de la racionalidad como tantas otras veces se ha conseguido con el propio Senado, y hasta último momento vamos a apostar a ese camino de diálogo”, indicó el funcionario, tras una reunión de gabinete nacional.

"Se subsidia a los ricos en contra de los pobres", afirmó Pinedo

La aprobación de la ley y su eventual implementación le generaría al Estado argentino “un costo de 120.000 millones de pesos (unos U$S 4.800 millones)”, el equivalente a un punto porcentual del Producto Bruto Interno (PBI), dijo el pasado 9 de mayo el ministro de Energía, Juan José Aranguren. La Argentina negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un crédito que le permita contener el efecto de la crisis financiera sufrida en las últimas semanas. Una de las condiciones para lograrlo es, justamente, la reducción de su déficit fiscal.

Las senadoras tucumanas Mirkin y Elías de Pérez se enfrentarán por las tarifas

“Las leyes mágicas suenan bien, pero qué pasa con el agujero fiscal que dejarían. ¿De dónde sale el dinero para poder taparlo? Porque no tenemos ese dinero”, afirmó Macri. Si se aprueba la ley habrá un “agujero fiscal impresionante”, insistió el jefe de Estado, reclamando -una vez más- que los gobernadores y los senadores no avalen la iniciativa que cuenta con media sanción. De otra manera, el Presidente apelará al veto.

“El Congreso no tiene competencia para modificar tarifas, sólo puede determinar el marco regulatorio. Estamos ante una puesta en escena de la oposición para hacerle creer a los argentinos que les preocupa el tema”, había dicho la senadora radical por Tucumán, Silvia Elías de Pérez, al rechazar el proyecto opositor.

Comentarios