Polémica por los reductores de Bascary y Perón: "son prácticamente una rampa"

El titular de la Fundación Alerta en el Camino cuestionó el obstáculo para que los vehículos disminuyan la velocidad. Los accidentes más impactantes ocurridos en la avenida de Yerba Buena.

21 May 2018

El reductor de velocidad que la Municipalidad de Yerba Buena en la esquina de avenida Perón y Bascary funcionó como una suerte de rampa para el Toyota Corolla negro, que saltó y cayó encima del Renault Megane azul en la madrugada de ayer. Los lomos de burro instalados para que los vehículos bajen la velocidad fueron objetado por Claudio Daniel Artaza, de la Fundación Alerta en el Camino. "Están mal diseñados", dijo.

El conductor del accidente en la Perón dio positivo en el control de alcoholemia

En diálogo con "Las 12 en 30", Artaza dijo que desconoce por qué se optó por ese diseño. "En ningún apartado de la Ley de Tránsito habla de este tipo de reductores, no existen. Yo entiendo la preocupación del municipio, pero han elegido una muy mala manera", fustigó. "Es prácticamente una rampa: supera los 25 centímetros cuando un reductor tiene 5 centímetros", insistió.

"No muere más gente de casualidad": circular por la Perón es una "odisea", según los vecinos

Los reductores de velocidad fueron construidos por la Municipalidad de Yerba Buena en agosto del año pasado, luego de numerosos accidentes ocurridos en dicha intersección. Cuando comenzaron los trabajos, en el sitio oficial se anunciaba que los reductores serían de hormigón, de un ancho aproximado de 4,60 metros, "y la altura será del nivel de las veredas", se detalló.

La vida sin ellos

En una entrevista con LA GACETA, el jefe de Gabinete del municipio, Manuel Courel, había precisado que los reductores habían sido diseñados por estudiantes de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de Tucumán.

¿Cuál sería la solución?

A lo largo de los 6,5 kilómetros de la avenida Perón, que van desde el Camino del Perú hasta el derivador de La Olla, no hay un semáforo. Si bien en agosto del año pasado se había anunciado que se instalaría un semáforo en la esquina de calle Las Rosas, una de las más complicadas, la obra aún no se realizó.

Galería de fotos: así quedaron los autos que protagonizaron un accidente en Yerba Buena

Precisamente, Artaza afirmó que lo mejor para incrementar la seguridad vial en el cruce con Bascary es la instalación de una correcta semaforizado. "Hay que sacar esa falsa rotonda y poner semáforos. Esa sería la solución, que ronda los dos millones de pesos", dijo en diálogo con José Názaro y Carolina Servetto. Además, dijo que en el cruce de avenida Perón y Camino del Perú habría que optar por uno de los organizadores de tránsito: o semáforos o rotonda. "No pueden estar las dos cosas", remarcó.

Siete accidentes impactantes en la rotonda de Camino del Perú y Perón

Ya el año pasado, el subdirector de Tránsito del municipio, Nicolás Juárez Dappe, había reconocido que son la mayoría de los vehículos excede el límite de velocidad. “La velocidad límite es de 60 kilómetros por hora. Pero muchos conductores van a 120 kilómetros. En vez de una avenida, parece una pista”, manifestó.

Los accidentes más impactantes ocurridos en la Perón

- En diciembre de 2006, Domingo Marchese, de 24 años, y su madre, María Silvia Jantzon de Marchese, de 57, murieron en un violento accidente ocurrido en la intersección de avenida Perón y Bascary. La mujer conducía el Fiat Palio Adventure que fue embestido por un Chevrolet Corsa Classic, en el que se desplazaban Gustavo Jiménez (hijo del ex ministro de Economía de la provincia, Jorge Jiménez) y Rodrigo Morales, ambos de 18 años. Los testigos indicaron que este vehículo circulaba a gran velocidad y que su conductor no pudo hacer nada para evitar la colisión.

- En septiembre de 2012, el hijo del ex ministro de Gobierno Edmundo Jiménez, Joaquín Jiménez, de 19 años, falleció en un accidente ocurrido en la avenida Perón, altura 2.200. El joven viajaba como conductor en un Mini Cooper, junto a otro muchacho, y chocó contra un Audi A3 que circulaba en el mismo sentido y en el que iba una pareja. Según las pericias, el auto pequeño rozó al otro vehículo, perdió el control y chocó contra una columna de cemento. Ambos, se subieron a la vereda y quedaron a una distancia de 200 metros entre sí.

- En abril de 2016, una Renault Kangoo fue embestida por otro vehículo y terminó arriba de la platabanda que es utilizada por los vecinos para pasear o hacer actividad física. El concejal radical Lucas Cerúsico había contado que el siniestro puso en riesgo la vida de los atletas. "Por poco, nos matan", graficó, y recordó que, en noviembre de 2015, presentó un proyecto para que el Ejecutivo municipal efectúe controles de tránsito en esa arteria. "No puede ser que esa avenida, la única que nos queda para el esparcimiento, sea tan peligrosa", dijo.

- En enero de 2016, un adolescente de 15 años perdió la vida minutos antes de la medianoche tras chocar en su moto contra una columna de alumbrado público en la esquina de avenida Perón y calle Las Rosas, en Yerba Buena. La víctima fatal -según las primeras informaciones- habría perdido el control de su vehículo, una motocicleta color negra Honda Wave, colisionó contra el poste y cayó sobre la banquina norte de esa intersección. A raíz del fuerte golpe, el joven falleció en el acto.

- En marzo de 2017, un joven de 20 años sufrió heridas luego de perder el control de su automóvil, que terminó estrellado contra un poste ubicado en la esquina de la avenida Perón y Bascary. Fiat Palio circulaba por Perón, de oeste a este, y habría perdido el control del vehículo luego de cruzar el lomo de burro ubicado a metros del cruce con Bascary. Luego de embestir un cartel publicitario, el auto se estrelló violentamente contra un poste de cemento.

comentarios