Qué opinan sobre el aborto los diputados tucumanos que asumieron en diciembre

1

ARCHIVO

Desde Cambiemos y el Frente para la Victoria, los parlamentarios dejaron en claro la postura que tendrían si la ley de despenalización del aborto llega a la Cámara.

27 Feb 2018

Si bien se desconoce si finalmente el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) llegará al recinto, los últimos cuatro tucumanos que ingresaron a la Cámara de Diputados de la Nación mantienen desde hace tiempo una opinión formada, que casualmente coincide con las expresadas en los últimos días por sus espacios políticos. Tanto desde el oficalismo como desde la oposición, la unanimidad en el rechazo encuentra algunos matices en las negativas de Pablo Yedlin (Frente Justicialista por Tucumán) y José Cano (Cambiemos por el Bicentenario), quienes se mostraron a favor de discutir con profundidad una política de salud para el país.

Durante el debate previo a las elecciones de octubre del año pasado, que les permitieron acceder a una banca en el Congreso, las diputadas Beatriz Ávila (CB) y Gladys Medina (FJT) dejaron en claro su intransigencia.

"Quiero ser clara y enfática sobre mi postura. Soy una ferviente defensora de la vida desde la concepción. Estoy en contra de cualquier proyecto que avale el aborto legal y gratuito. Estoy a favor de la vida y de la mujer. Creo que hay otros mecanismos. Creo que hay que fortalecer los vínculos familiares, en una sociedad que está en crisis. Así vamos a tener una sociedad mucho mejor", adelantó hace meses Ávila, esposa del actual intendente de la capital, Germán Alfaro, y asistente a las marchas del Niño por Nacer, impulsadas desde la Iglesia.

Un punto de vista similar estableció la ex legisladora Medina. "No podemos descuidar la vida de la mujer. Estoy a favor de la vida de todos. El derecho a la vida es fundamental y la tenemos que cuidar entre todos", aclaró en ese momento la esposa de intendente de Banda del Río Salí, Darío Monteros.

Con la discusión sobre la despenalización instalada en los medios, el ex ministro de Salud de la provincia, Yedlin, también anticipó que votará por el "no", pero apostó por la conformación de las bases para un programa de salud sexual en todo el país. "Argentina debiera asegurar su programa de salud sexual y promoción responsable con insumos suficientes. No estoy a favor del aborto pero tampoco estoy de la victimización de madres que llegan a esta opción porque no han tenido ninguna posibilidad de prevenir el embarazo", comentó el médico durante una entrevista concedida ayer a LV 12.

El ex Secretario General de la Gobernación también pidió dejar la hipocresía de la clase media, que cuenta con recursos para interrumpir un embarazo en el sistema privado de salud. "Desde la comodidad de algún lugar están en contra de los programas de educación sexual, de los anticonceptivos o de los preservativos en los sectores públicos de la salud, pero no en las farmacias que están en las esquinas de las catedrales. Hay mucho de hipocresía. Es un problema que tiene Argentina porque tenemos muchas madres que lamentablemente toman esta decisión en situaciones de irregularidad y de ilegalidad. Muchas veces esto conlleva a la posibilidad de una muerte. Se debería discutir su educación sexual, clara, abierta, modera e inclusiva", reclamó Yedlin.

Desde la vereda política de enfrente, Cano se mostró dispuesto a discutir la complejidad de los problemas de la salud pública argentina y ayer habló en sintonía con el jefe de Gabinete macrista Marcos Peña. "Hay mucho camino por desandar. Como en todas las cuestiones que tiene que ver con las políticas públicas, cuesta que se traten en el recinto. Es un tema instalado en la sociedad. Más allá de las posiciones personales no hay márgen para que el tema no se discuta. Tengo una posición tomada, que no es de ahora. No estoy a favor del aborto, pero no tiene que ver con una posición fundamentalista", aclaró Cano durante una entrevista radial con FM La Patriada, de la Ciudad de Buenos Aires.

"Argentina tiene que hacer muchísimas cosas en materia de salud pública para pensar que con una decisión como esta resolvamos los problemas que queremos resolver", enfatizó el radical que lidera políticamente a Cambiemos en la provincia.

Mientras que desde la organización de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que impulsan el proyecto de ley para la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo, anunciaron que desistieron de pedir una sesión especial del Congreso para el 8 de marzo, tanto desde Cambiemos como desde el Justicialismo tucumano hay posturas tomadas. El presidente Mauricio Macri y el gobernador Juan Manzur, sus líderes de sus espacios políticos, sentaron bases en contra de la iniciativa, que, por lo visto, si llega a ser tratada en el recinto, sumará votos negativos por parte de los cuatro nuevos parlamentarios tucumanos.

Comentarios