Agamben y la biopolítica

De la sociedad del espectáculo a los campos de concentración

25 Feb 2018
1

TODA UNA DEFINICIÓN. Según Agamben, en los campos de concentración emerge el principio del totalitarismo de que “todo es posible”.

FILOSOFÍA

Medios sin fin

GIORGIO AGAMBEN

(Adriana Hidalgo - Buenos Aires) 

El libro reúne artículos de 1990 a 1995, referidos a un proyecto cuyo primer fruto es Homo sacer. El poder soberano y la vida desnuda (Homo sacer es Hombre sagrado) ya publicado en español por la misma editorial.

Los griegos se valían de dos términos para la vida: por un lado zoé, que es el hecho de vivir, común a animales, seres humanos o dioses; y además bíos, que significa forma de vivir propia de un individuo o de un grupo. Agamben recoge la noción de Foucault de biopolítica e introduce la de Forma de Vida, esto es: una vida que nunca podría ser separada de su forma, porque es imposible encontrar una vida desnuda, una nuta vita. Se trata de la vida humana, donde los actos del vivir nunca son simplemente hechos sino que son siempre posibilidades de vida, son ante todo potencia.

Agamben analiza entre otras la noción de campo de concentración: se apoya en Hannah Arendt, para quien en los campos emerge a plena luz el principio del totalitarismo según el cual “todo es posible”. También se ocupa del gesto: para Agamben la esencia del cine no es la imagen sino el gesto. Hace luego lo que llama “glosa marginal” al célebre ensayo sobre la sociedad del espectáculo, de Guy Debord, a cuya memoria dedica Agamben este libro.

Finalmente señala que no renunciará nunca a la correlación (dice “indistinción”) entre zoé y bíos, entre cuerpo biológico y cuerpo político. Y cita un pasaje de la Ética a Nicómaco (1097b), donde Aristóteles se pregunta si el hombre es un ergón, un ser en acto que tiene una obra o función propia; o si el hombre no será un argós, sin obra y sin función propia. He aquí, concluye Agamben, todo lo que más allá del dominio planetario de la economía será el verdadero tema de la política que viene.

Coriolano Fernández

© LA GACETA

PERFIL

Giorgio Agamben nació en Roma. Se doctoró en Filosofía en la Universidad de Roma y fue discípulo de Heidegger. Fue Director del Collège International de Philosophie de París y profesor de las universidades de Verona y Venecia. Sus libros más célebres son los que integran la serie Homo sacer.

El fantasma de la crisis

*Por Giorgio Agamben

No hay nada más nauseabundo que la procacidad con que los que han hecho del dinero la única razón de vivir agitan regularmente el fantasma de la crisis económica, y los ricos se revisten de austeridad para advertir a los pobres de que van a ser necesarios sacrificios para todos. (...) Pero cualquiera que haya conservado cierta lucidez sabe que la crisis siempre está ahí, que es el motor interno del capitalismo en su fase actual, de la misma manera que el estado de excepción es hoy la estructura normal del poder político.

* Fragmento de Medios sin fin. 


Comentarios