Abraham intentaba asegurar con un negocio su protección: cómo fue su detención

El joven de 21 años habría planeado una millonaria operación inmobiliaria. Los detalles.

22 Feb 2018
1

Máximo Abraham. FOTO TOMADA DE FACEBOOK.COM/TUURCO

Pareciera ser un guión de película, pero es la versión que trascendió sobre cómo fue la detención de la persona más buscada por la Policía tucumana en los últimos años. Máximo Abraham, el sospechoso de haber acabado con la vida de los policías Sergio Páez González y Cristian Peralta, fue detenido esta madrugada cuando intentaba hacer un negocio con el que conseguiría el dinero suficiente para asegurar su protección.

El miércoles, la Policía había recibido la información de que el joven de 21 años habría estado realizando contactos para hacer un negocio de millones de pesos, que le habrían permitido asegurarse evadir a la Justicia durante años. Si bien es cierto que hasta el momento no trascendieron detalles de esa operación, se especulaba que tendría que ver con una transacción inmobiliaria y que, siempre de acuerdo a fuentes judiciales y policiales, le hubiera permitido huir hacia Buenos Aires y de allí, supuestamente, al exterior.

Ese dato fue llevado a la fiscala Adriana Reinoso Cuello, quien autorizó que se hicieran tareas de inteligencia en el sur de la provincia, en la capital y en algunos countries de Yerba Buena. También se hizo vigilancia en algunas escribanías de barrio Sur.

Esa teoría, de a poco, se fue confirmando y tuvo recién éxito en la madrugada de hoy. Por órden del ministro de Seguridad, Claudio Maley, se formó un grupo de investigación muy reducido para dar con el prófugo. El equipo estuvo integrado por menos de una docena de hombres.

Entre ellos el jefe de la División Homicidios, Jorge Dip, el jefe de la Policía, José Díaz, y el secretario de Seguridad, Miguel Gómez, todos con apenas un colaborador. Cada uno de ellos tenía como misión observar algunos puntos claves en donde podría estar el acusado.

A la 1.30, el jefe de Policía, Díaz, consiguió un dato clave, pidió refuerzos al servicio 911 y ahí detuvieron a Abraham en la zona de El Manantial, cerca de un hotel alojamiento que sería de su propiedad, según confirmaron fuentes del ministerio de Seguridad. 

Posteriormente, en rueda de prensa, Maley explicó que a la hora de la detención -a Abraham- le confiscaron casi $ 7.000 en efectivo, marihuana y distintos tipos de pastillas, que habría utilizado para consumo personal. No estaba armado y tampoco tenía teléfono celular. En las próximas horas, sería llevado a Tribunales para que declare ante la fiscala Reinoso Cuello.

comentarios