Tragedia en Loma Bola: los vuelos comerciales en parapente no están regulados

No hay controles en el caso de los viajes biplaza con fines de lucro. El Ente de Turismo sólo se ocupa de la difusión. Es un vacío normativo.

05 Ene 2018
1

ANTES Y DESPUÉS. Algunos pilotos de vuelos biplaza ya decidieron que esta temporada no prestarán el servicio hasta que se esclarezcan los hechos. ARCHIVO

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) regula el uso del espacio aéreo. La Federación Argentina de Vuelo Libre (FAVL) otorga las licencias de piloto, una suerte de carnet de manejo, a los postulantes que cumplen con los requisitos estipulados, y regula todo lo vinculado con el parapente en tanto actividad deportiva. Pero ninguno de esos organismos cuenta con normativas vigentes sobre el parapente como actividad comercial.

A las causas que provocaron el accidente y luego la muerte de Natalia Vargas, así como las responsabilidades que surgirán a partir de la investigación judicial, ahora se le suma un nuevo interrogante para el futuro de los vuelos biplaza como servicio: ¿a quién le toca establecer las pautas y controlar a los prestadores que ofrecen y cobran por estos vuelos?

El padre de Natalia Vargas se reunió con la fiscala que investiga la muerte de su hija

LA GACETA se comunicó con la Federación Argentina de Vuelo Libre, institución que agrupa a los clubes de vuelo libre de nuestro país; y a la que pertenece el club Los Caranchos (Loma Bola). Desde la Federación indicaron que existió negligencia, y que no se llevaron a cabo todos los procedimientos correspondientes. Además recalcaron que su papel en la actividad del parapente es netamente deportiva, no comercial, según consignó su presidente, Pablo Jaraba.

Sin embargo, y atento a que los vuelos comerciales biplaza son una actividad que sigue creciendo, la FAVL ha confeccionado un documento con recomendaciones para los vuelos en tándem, a los que reconoce como “la parte lucrativa dentro de la actividad”. Dentro de esas recomendaciones, promueve que los pilotos comerciales despeguen acompañados por un auxiliar y que realicen una lista de tareas para comprobar la seguridad antes del despegue. “Este procedimiento puede ser variado/interrumpido por el entorno, inclusive por el pasajero… Y en caso de interrumpir, tendremos que volver al paso anterior para retomar…”, es una de las recomendaciones.

Un piloto de parapente, que pidió mantener su nombre en reserva, explicó que las licencias que emite la Federación tanto para vuelos mono como para biplaza son con fines meramente deportivos. Sin embargo, no es obligatorio presentar ese carnet al momento de despegar. “Para una competencia sí, pero para un despegue cualquiera no. Hay mucho de autoregulación de la comunidad de pilotos. Si vos te presentás en cualquier despegue y nadie te conoce, te van a pedir la licencia o bien te van a pedir que demuestres que tenés conocimientos. Pero no es obligatorio contar con la licencia para volar”, destacó la fuente.

El Ente Tucumán Turismo, que promociona los vuelos comerciales biplaza como un servicio turístico, pide una serie de requisitos a los prestadores para reconocerlos como tales y difundirlos en sus canales de promoción. Además de la licencia de piloto emitida por la FAVL, les solicitan presentar cobertura de seguro según la actividad que se realiza, datos personales completos, certificado de buena conducta y una memoria descriptiva de la actividad, entre otros datos.

Tragedia en Loma Bola: "estoy esperando desde el primer día que Salazar y Deheza vayan a declarar"

Entre los prestadores reconocidos por el Ente de Turismo no figura Ariel Salazar, el piloto que transportó a Vargas el viernes; sí, en cambio, Eduardo Deheza, con quien Vargas había pactado el servicio.

En Esta Nota

Loma Bola
Comentarios