Rubén Darío Forestello asumió como nuevo técnico de los "Santos": "soy un hombre del ascenso"

“Volver a dirigir en la B Nacional, para nada significa un retroceso en mi carrera”, dijo el entrenador, que en las últimas cinco temporadas estuvo trabajando en Primera división. Es un obsesivo del fútbol.

04 Ene 2018

“Me dejó una grata impresión el compromiso que observé en el grupo por llevar adelante los trabajos que indicamos”, Con estas palabras, Rubén Darío Forestello sintetizó la sensación que le dejaron los jugadores, en la primera sesión que dirigió como nuevo responsable del plantel de San Martín. El “Yagui”, junto con sus colaboradores, asumió ayer en el complejo “Natalio Mirkin”.

No fue un día más en el complejo, pues la asunción del nuevo cuerpo técnico movilizó a gente que desde primeras horas de la mañana estuvieron en el predio de Cebil Redondo para conocerpersonalmente a sus integrantes. Lógicamente, hubo muchas caras que no son habituales en el día a día en el predio.

Forestello dijo sentirse contento con estar en Tucumán. “Siento ganas de ponerme al tanto, lo más rápido posible, de algunas cosas que aún me faltan conocer del club. Será clave, en esta parte de los trabajos, dar pasos seguros como para generar confianza en el grupo.”

Luego aseguró: “estoy en San Martín porque quiero y porque me fascina la pasión con que en Tucumán se vive el fútbol durante los siete días de la semana. Es una provincia, como también lo son Córdoba y Rosario, donde se transpira fútbol a full. Es una linda responsabilidad la que, a partir de hoy, me toca asumir. Soy optimista en que podremos llevar adelante el objetivo de estar en la lucha por cosas importantes.”

Forestello es un técnico que, en las últimas cinco temporadas, estuvo dirigiendo equipos de Primera división, que lucharon por no descender. “Lo único que este grupo debe asegurarle al hincha es que si hacemos las cosas bien y somos un equipo con identidad de juego, las metas estarán al alcance de nuestras manos. Lo principal, en lo inmediato, será volver a recobrar la confianza cuando nos toque jugar ante nuestra gente. Hay que sacarle provecho a tener una parcialidad como la de San Martín, que no abunda mucho en nuestro fútbol”, aseveró.

Un hombre del ascenso

El “Yagui”, como hombre del ascenso (tal su definición), entiende que para nada es un retroceso en su carrera profesional, que luego de trabajar en Primera durante tanto tiempo, vuelva a dirigir en la B Nacional. “A mí me pone orgulloso estar trabajando en el ascenso. Como futbolista jugué tantos años en la categoría y hoy como entrenador me siento feliz de volver a hacerlo. Cuando Roberto Sagra, el presidente, me habló y me demostró que estaba convencido de lo que yo podía aportarle al club, no dudé un instante en aceptar la propuesta”, señaló. A quienes estuvieron ayer, en el complejo, le bastaron pocos minutos para darse cuenta que el flamante DT es un obsesionado por el trabajo.

Por otra parte, ayer a la tarde, en una escribanía céntrica, el lateral Ivo Chaves rescindió el contrato que lo ligaba a la entidad de La Ciudadela hasta la finalización de la presente temporada de la B Nacional. El salteño ahora debe regresar a Talleres de Córdoba, club que es dueño de su pase.

Comentarios