“El éxito pasa por reformar el Estado”

La consultora Economía & Regiones, fundada por Frigerio, criticó la reforma tributaria y el pacto fiscal propuestos por el Gobierno. Un informe asegura que hace falta reducir el tamaño del Estado para combatir los problemas estructurales del país

20 Nov 2017
1

REPROCHE. Según el trabajo de E&R, las provincias saldrán casi “empatadas” y la única que se beneficiará con el acuerdo será Buenos Aires. TELAM

El éxito del “reformismo permanente” pasa por encarar por una reforma del Estado. Sin esa modificación, todas las otras reformas que ha encarado el Gobierno de Mauricio Macri serán puras manifestaciones de anhelo. Así lo sostuvo un informe de la consultora Economía & Regiones, fundada por Rogelio Frigerio (es el actual ministro del Interior) y dirigida por él hasta 2011, que criticó sin tapujos el proyecto del gobierno de Mauricio Macri.

Según el trabajo, las cuatro reformas (tributaria, laboral, previsional y fiscal) serán infructuosas si no tienen como objetivo resolver el problema de fondo de la economía, que resumió de la siguiente manera: “falta de crecimiento y empobrecimiento constante durante muchos años”.

De acuerdo con el diagnóstico de E&R, el país no sólo no crece, sino que el PBI per capita actualmente es 2% menor que en 2008, cuando debería haber crecido 26,8%. Por ello, indica que si el Gobierno no aprovecha estas reformas y se achica el Estado, estaría perdiendo una “oportunidad histórica”. “El éxito del ‘reformismo permanente’ pasa por empezar por una reforma del Estado. Sin reforma del Estado, todas las otras reformas (tributaria, laboral, previsional) pasan a ser voluntarismos ineficaces”, sentenció el informe de Economía & Regiones. Y agregó: “los privados no invierten porque no es negocio que una parte excesiva de la riqueza se destine a mantener a un Estado gigante que los asfixia”.

En contra

El reporte apuntó contra la imposibilidad de la reforma tributaria y el pacto con las provincias para permitir que el sector privado gane dinero y, en consecuencia, genere más empleo. Según el análisis, ambas medidas incrementan el déficit fiscal de la Nación, al que califican como el principal problema del crecimiento. “Más déficit fiscal es más deuda, mayor costo de capital, más impuestos y más impuesto inflacionario; todo lo cual atenta contra la inversión, la creación de puestos de trabajo, la demanda laboral, la mejora de los salarios y el crecimiento económico en serio”, argumentó el informe.

Detalló que ambos acuerdos suman a la Nación un gasto de $ 60.000 millones ($ 40.000 millones por el pacto fiscal y $ 20.000 millones por la reforma tributaria) que no será recortado en otra parte para compensarlo. Por lo tanto, el déficit crecerá 8,5% en 2018 con respecto a 2017.

Al mismo tiempo, remarcó que las provincias saldrán casi empatadas, pues el pacto fiscal no les quitará recursos, en tanto que la reforma tributaria les aportará $ 2.000 millones. Salvo por un distrito: la provincia de Buenos Aires, a la que calificó como la “gran y única ganadora” del acuerdo que firmaron los gobernadores.

“En 2018, la provincia de Buenos Aires recibirá recursos adicionales por $ 41.000 millones. Adicionalmente, el acuerdo Nación-Provincias brindaría recursos adicionales por $ 65.000 millones para el mismo distrito: $ 21.000 por la eliminación del artículo 104 y las modificaciones al impuesto al cheque, y otros $ 44.000 millones de compensación adicional”, destacó el informe.

Sin impacto

El informe de Economía & Regiones le reprochó al ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, que el proyecto de reforma tributaria que elaboró “prácticamente no baja impuestos”. A ello agregó que el plan peca de ser demasiado gradualista. “Difícilmente logre alcanzar el objetivo de estimular la inversión, el empleo y el crecimiento”, declaró.

Agregó que, en el actual contexto (la presión tributaria de la Argentina excede por aproximadamente 10 puntos porcentuales a la presión tributaria promedio de la región), una reforma tributaria será “buena y eficaz” sólo si baja impuestos en forma agresiva para estimular la inversión, en empleo y el crecimiento.

A favor

El reporte de la consultora resaltó como positivo que las empresas consiguen la mayor reducción de la presión fiscal, debido a las siguientes cuestiones:

• Se baja la alícuota de Ganancias al 30% (2019) y al 25% (2021);

• Podrán computar gradualmente parte del impuesto al cheque a cuenta de Ganancias

• Acelerarán las devoluciones de crédito de IVA correspondiente ainversiones

• Se beneficiarán del aumento de un mínimo no imponible a las Contribuciones Patronales ($ 12.000), que les permitirá más que compensar el incremento en la alícuota (incluso aquellos que tributan al 21% pasarán a tributar al 19,5%).

Comentarios