Una colorida autopista hacia la creatividad

Pintarlos genera múltiples efectos: entretiene, armoniza y desestresa. Opcional con LA GACETA, desde mañana se publicará una colección de libros.

05 Nov 2017

“Son mucho más que un dibujo; mucho más que su propio significado. Los mandalas (en sánscrito, lengua clásica de la India, quiere decir círculo) son representaciones que desde lo micro quieren transmitir algo macro”, sostiene Gustavo Escalante, profesor de yoga, artista en origami y músico tucumano. Sobre esa definición, agrega que representan conceptos amplios y universales por medio de la geometría y de las formas de la naturaleza. Cuando se los pinta, y de acuerdo al contexto, se puede llegar a la meditación, a la relajación.

Ideales para salir del estrés y para entretener, LA GACETA entregará mañana de manera opcional el primero de los ocho libros de Mandalas para Pintar. La colección de nuestro diario estará a la venta cada lunes, por $ 45. Los títulos de los ejemplares son: Florales, Hindúes, Zen, Budistas, Inspiración, Creatividad, Armonía e Iluminación. Cada dibujo, además, lleva en su reverso frases inspiradoras de distintos pensadores.

“Los mandalas están en casi todas las culturas. En los códices mayas, en las ruedas, en los laberintos, en vitraux o pisos de catedrales, en las diferentes representaciones de civilizaciones antiguas hay elementos circulares que de alguna manera están presentes”, detalla Escalante. Y agrega que ahora está en boga pintarlos, pero que otras culturas han usado todo tipo de materiales para elaborarlos, como arcilla o arroz.

Escalante comenta que hay muchas formas de realizar un mandala: desde el centro hacia afuera o al revés, y con diferente grado de involucramiento. “Puede ser una actividad muy lúdica, en la cual me abstraigo, tomo un mandala impreso y lo coloreo sin pensar demasiado. Pero si creo un ambiente, acompañado con determinada música, aroma o compañía, y poniendo un propósito a esa práctica, pasa a ser una actividad con un vínculo con uno mismo más profundo. Eso es meditación en movimiento. Me desconecto, me voy al lenguaje de la forma, me conecto con la creatividad”, explica.

Los mandalas se interpretan por cómo son pintados, sostiene Miriam Pernas, profesora de Hatha Yoga. “Si se los pinta de adentro hacia afuera o al revés, tienen un significado. Se interpretan los colores que utiliza la persona, y tiene que ver con su presente, con las situaciones de vida que le está tocando vivir. Capaz que el mismo mandala lo pinta dos meses después y ya sea diferente”, explica Pernas, y agrega que sirve como una terapia que ayuda a calmar, a serenar, a armonizarse. “Puede ser desde el disfrute mismo y que muestra eso, que estás en un buen estado, en un buen momento, o puede ser una situación más complicada que te está tocando transitar y que la pintada del mandala te ayuda a relajarte -describe-. Es una herramienta más para ayudar a calmarte”.

un regalo para disfrutar al aire libre 
la gaceta entregará el próximo sábado una lona de tela ecológica
Es ideal para las mateadas en el parque y en las plazas; para extenderla al borde de la pileta y compartir una jornada a pleno sol en familia; para un atardecer en la montaña o para la arena de la playa. Una lona de tela ecológica para disfrutar al aire libre es un regalo especial, que se entregará gratis con LA GACETA del próximo sábado. Con un divertido diseño, la lona mide 1,50 de largo por 0,70 centímetros de ancho. Es fácil de trasladar, muy liviana, ideal para los lectores que ya empezaron a programar sus vacaciones de verano. ¡Reserva tu ejemplar del sábado, para no quedarte sin tu regalo!

> Un regalo para disfrutar al aire libre

LA GACETA entregará el próximo sábado una lona de tela ecológica
Es ideal para las mateadas en el parque y en las plazas; para extenderla al borde de la pileta y compartir una jornada a pleno sol en familia; para un atardecer en la montaña o para la arena de la playa. Una lona de tela ecológica para disfrutar al aire libre es un regalo especial, que se entregará gratis con LA GACETA del próximo sábado. Con un divertido diseño, la lona mide 1,50 de largo por 0,70 centímetros de ancho. Es fácil de trasladar, muy liviana, ideal para los lectores que ya empezaron a programar sus vacaciones de verano. ¡Reserva tu ejemplar del sábado, para no quedarte sin tu regalo!

Comentarios