Cartas de lectores

23 Oct 2017
1

Los desafíos pos electorales

Pasadas las elecciones nacionales, los gobiernos tanto nacional como provincial tendrán el peor desafío que les espera en está gestión. Entre ellos, figuran los últimos acontecimientos muy tristes por cierto, como la muerte del joven Santiago Maldonado y la visceral campaña electoral que acostumbramos a ver en este país. Tanto que las divisiones sociales quedaron sangrando. Una cuota de madurez y cordura tiene que hermanarnos de nuevo y realzar los valores cívicos para evitar la división definitiva. Y ese mensaje debe nacer genuinamente del sector político responsable de conducir el país y la provincia, para lo que viene. La elección de diputados nacionales ya pasó. El pueblo es el que elige. El pueblo es el que manda, y que sea lo mejor para nuestra posteridad y las nuevas generaciones. Que sean paz y prosperidad.

Williams Fanlo

Pedro Valdivia 2951

San Miguel de Tucumán


Educación sexual integral

Los que estudiamos la educación sexual tanto como idea como hecho y como suceso, estamos sensibilizados para ver todos los días, en la realidad cotidiana, como aparece la necesidad imperiosa que esta educación tiene la urgencia de su implementación según la ley que existe en vigencia y, subrayemos, es de alcance nacional (Tucumán está adherida desde su sanción en 2006). Hechos llamativos como lo que sucedieron por la exhibición de una opinión personal desacertada (eso visto desde el plano científico, social, cultural, espiritual, legal y psicológico) de una docente de un colegio secundario ponen de nuevo en evidencia lo que no estamos haciendo: hacer una buena educación sexual integral (según la ley). O sea de la única forma que se debería hacer y exigir: haciéndonos cargo responsablemente de la misma como comunidad educativa. Pero no nos confundamos: este hecho, más allá de lo repudiable, es una prueba más que estamos dejando que la educación sexual sea algo de lo que no nos hacemos cargo como sociedad, como responsables de la educación y, también, como padres y madres. Todos estaremos de acuerdo que cualquier educación que se base en mitos, en falacias, en opiniones, en errores y en prejuicios esta equivocada. No toleraríamos que eso sea lo que se de en cualquier contenido curricular donde van nuestros hijos. Pues les recuerdo, entonces, que la educación sexual es un contenido curricular que se imparte directa o indirectamente. ¿Nos preguntamos que se da? ¿Hablamos con nuestros hijos y los escuchamos para saber lo que ellos ven, escuchan, leen tanto de manera formal como informal? Vuelvo a insistir, lean la ley de educación sexual y vean los objetivos. Estoy seguro que si esto se realiza la resistencia a la educación sexual será casi nula. Porque se comprenderá que la educación sexual integral implementada como cuestión educativa seria es una de las mejores garantías que tenemos que nuestros hijos e hijas tengan más herramientas para que puedan vivir sin violencia, capaces de vivir la felicidad, con relaciones interpersonales positivas y creativas. En definitiva, ser capaz de desarrollarse integralmente.

Francisco Juan José Viola

[email protected]


Santa Ana, pueblo abandonado

En mis 36 años de vivir radicada en el pueblo de Santa Ana, ubicado a 100 kilómetros de la capital tucumana, jamás lo vi tan descuidado y descontrolado como en estos últimos años. A pesar de que esta localidad cuenta con más de 20.000 habitantes, no tenemos cloacas ni gas natural, y tampoco seguridad; hasta perdimos la paz. Las autoridades prometen obras que jamás cumplen; sólo se acuerdan de nosotros cada cuatro años (para las elecciones generales). Santa Ana se rige sin leyes, sin principios. ¿Realmente hay alguien que pueda mitigar esta desidia y desorganización?

Beatriz Aparicio

[email protected]


Carrió no tuvo delicadeza

Es posible que la presente carta pueda desatar alguna polémica. Pero la escribo sin la animosidad de que esto ocurra, ya que prima en ella mis sentimientos como una persona mayor, jubilado, padre de hijos y abuelo de seis nietos, respecto de los acontecimientos ocurridos el 1 de agosto pasado con la desaparición violenta de este muchacho defensor de los pueblos originarios del sur de nuestro país. Estos que son hoy catalogados como la “resaca de la humanidad”, tal vez por ser combatientes pacíficos contra capitales foráneos radicados en nuestra Patagonia que explotan todos los territorios que la componen. O también contra las abultadas ganancias de esas empresas que son enviadas al exterior; o contra el hecho de que las materias primas que se envían afuera del país y vuelven como productos manufacturados que pagamos a valor dólar. Diputada Carrió: le hago conocer que he venido siguiendo día por día el caso de Santiago Maldonado, y hoy, a la par de doloroso, me cuesta creer que usted haya mencionado en varias declaraciones periodísticas que “existía un 20% de posibilidades de que el chico esté en Chile con la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM)”. Usted transita desde hace muchos años en política y no tuvo el cuidado suficiente en pronunciarse decentemente, y hasta dijo que le iban a tener “que pedir perdón” quienes se indignaron. Pero luego no tuvo otra infeliz idea que comparar al hallazgo del cuerpo en el río de Chubut con la supuesta conservación que tiene el cadáver de Walt Disney, y finalmente deseó “que no fuera nadie” el cuerpo hallado en el río. Muchos no saben que Disney fue el gran creador de obras y personajes de dibujos animados infantiles y que está congelado “hasta que alguien descubra el medicamento que lo sane y lo despierte”. ¿Sabía usted esto diputada? Que Disney todavía deleita a grandes y chicos en los cinco continentes. No pida más perdón. Más enloda a la familia del muchacho fallecido. No quiero hacer docencia; simplemente estoy dolido. Acontecimiento parecidos, pero en gran escala, lo vivimos en el país entre 1975 y 1983, ¿lo recuerda?

Carlos A. Drube

Avenida San Martín 51

San Pablo


El servicio de justicia

Cuando un poder del Estado requiere a otro, por medio de una comunicación institucional, que acelere el proceso de designación de jueces para normalizar el servicio de Justicia invocando una grave afectación institucional, y preocupado por el grave impacto y perjuicio directo que afecta a los ciudadanos, abogados, ternados, y pueblo en general, resultan desafortunadas, impropias y fuera de forma los modos y explicaciones que ensaya el Ministro de Gobierno Justicia y Seguridad, al expresar “que el Gobierno cumple con la ley”, “que (la ley) no establece tiempos”, y que “el gobernador designa cuando le parezca a quien le parezca”. Tampoco se trata de una concesión graciosa o una benevolencia del príncipe el hecho de espetar para tranquilizarnos, que va a tener en cuenta los pedidos de la Corte y del Colegio de Abogados. Y que obrará en consecuencia. Se trata de que el señor ministro conozca que afianzando la Justicia se consolida la paz interior, temas tal vez desconocidos que no se pueden postergar para cuando le plazca al gobernador. Una más para el listado de promesas incumplidas, amagues y frustraciones. Es prioritario, excluyente y no discrecional, resolver una necesidad imperiosa de la ciudadanía, advertida por una acordada de la Corte, como es gozar de un sistema integrado de Justicia. Necesidad y derechos que están afuera de la órbita del mérito, oportunidad y conveniencia de cualquier acto de la administración. El ministro y gobernador, en aras de la concordia y para recuperar en parte la credibilidad, deberían revertir esta situación de inmediato, sin especulaciones mezquinas y cubrir los juzgados vacantes con criterio objetivo y verdadero espíritu republicano para cimentar un poder judicial independiente al servicio de la ciudadanía, y con Justicia igualitaria y eficiente. No es malo, ya, apartarse de la práctica del absolutismo político y del paternalismo ilegítimo al que estuvimos sumidos. Que prime la lógica de la emancipación y el impostergable cumplimiento de los deberes constitucionales impuestos a los gobernantes en beneficio del pueblo, que jamás pueden quedar relegados para “cuando le plazca al funcionario”. Lamentablemente, a juzgar por la inseguridad que reina soberana y transita libre en esta provincia, los responsables de protegernos, consecuentes con su palabras, la combatirán debidamente “¿cuando les parezca?”.

Alberto García Biagosh

[email protected]


Los vaivenes en Cataluña

Después de un largo camino de idas y vueltas sobre la consulta de la independencia de Cataluña, el presidente de España se equivocó al aplicar el artículo 155 de la Constitución al no saber leer entre líneas el mensaje del presidente de La Generalitá Catalana, el señor Puigdemont, y desconocer la historia sobre la independencia de Cataluña que empieza en 1783 durante el reinado de Carlos III, cuando se prohíbe el uso del idioma catalán, prohibición levantada cuando se instala como emperador el hermano de Napoleón. Tras el arresto de Carlos III y que el generalísimo Franco, quien fue el mayor y feroz dictador español, fracasara en su intento de instaurarla nuevamente;, Rajoy se equivoca dado que Puigdemont jamás declararía la independencia dado que automáticamente quedarían fuera de la Unión Europea. Esta situación hubiera llevado a los catalanes, dueños de la principal zona industrial de España, a nefastas consecuencias económicas. Lo único que esta resolución logrará es que los catalanes en su totalidad se unan, ya que la historia siempre los mostró unidos en las malas. Y a partir de ahora en más, los que manejarán los tiempos políticos serán Puigdemont y sus socios políticos.

Fernando Carlos Brunet

[email protected]

Comentarios