Leito cree que el futuro del “Decano” está en las inferiores y por eso apostarán fuerte

16 Oct 2017
1

A FUTURO... Leito, que festejó la gran tarea de Altético ayer ante River, sueña que el plantel superior se nutra de chicos de la cantera, en un tiempo no muy lejano. foto de Matias Napoli Escalero (especial para la gaceta)

Casi dos horas antes del inicio de lo que terminó siendo una película atrapante, Mario Leito se mostraba feliz por el simple hecho de estar una vez más con su “Decano” en el Monumental: “nosotros salimos del infierno y alcanzamos la gloria; fuimos del Argentino A hasta la Copa Libertadores en un lapso de ocho, nueve años; pasamos de ser un club fundido a uno saneado, fuerte, sin conflictos...”. El presidente del club de 25 de Mayo y Chile tenía razones para estar contento antes de comenzado el encuentro en Núñez. Después esos motivos se multiplicaron.

Esta vez no hubo victoria como la de 2011, pero sí hubo un gol de “Pulguita” Rodríguez -también actor de rol en aquel 2-0 positivo por la B Nacional- en un regreso casi épico de los dirigidos por Ricardo Zielinski que casi ganan un partido que los tuvo al borde del nocaut, con el 0-2.

“Tengo la misma expectativa de aquel momento, contra un rival difícil, en una cancha difícil, con las ganas de hacer un buen partido y sacar un buen resultado. En aquel momento, si me preguntabas, hubiera dicho lo mismo que hoy (por ayer). Dios quiera que todo salga bien”, decía Leito antes del pitazo inicial de Federico Beligoy. En este caso, el mandatario también festejó. Y cómo, porque una vez más River no pudo con Atlético. Ahora, siga el mano a mano con LG Deportiva.

- Atlético y River tienen algo en común en estos últimos meses: les va mejor en las copas que en el torneo local…

- La prioridad, siempre lo dijimos, para Atlético debe ser el torneo local, eso es lo que nos va a dar la posibilidad de jugar algunas otras copas. Intentamos que así sea, pero era muy difícil cambiarles el chip a los jugadores, decirles que lo más importante era el torneo local, cuando para ellos lo más importante era la Libertadores, la Sudamericana… fue difícil para nosotros. De hecho, hemos estado hablando con el técnico, se va dando un torneo, la Copa Argentina, en la que se van pasando instancias y el hincha se crea expectativas. “Vamos por una más”, piden. Cuando seguís pasando rondas se van abriendo otras puertas.

- Y ahora están a dos o tres partidos de volver a la Libertadores.

- Sí, la verdad no los tenemos que contar, ja, ja. Los partidos son muy parejos, no hay grandes equipos, salvo Boca y River que están un par de escalones por arriba y después vienen equipos bastante parejos. Ojalá podamos hacer un buen papel y pasar a Vélez, en Santa Fe.

- Con River se podrían encontrar en la final de la Copa Argentina.

- Sería extraordinario, sería bárbaro, la verdad. Pero, vamos partido a partido.

- ¿Qué evaluación hacés de lo que va del ciclo de Zielinski?

- Me tocó trabajar con muchos técnicos en los 14 años que llevo en el club. Zielinski es una persona muy amable, con la cual se puede hablar, se puede acordar. Siempre tiene el mismo estado de ánimo. Ni la derrota ni el triunfo lo desequilibran, es un tipo muy sencillo, estamos muy contentos con él.

- A nivel institucional, ¿cuáles son los próximos objetivos que se plantean en tu gestión?

- Atlético volvió a ponerse en un nivel importante en el fútbol argentino. Pero yo siempre hablo de las carencias que todavía tenemos. Este año, que nos trajo importantes sumas de dinero, estamos tratando de aprovecharlas de la mejor manera. Una de las grandes carencias que teníamos eran las canchas para los más chicos, ahora hemos comprado 20 hectáreas para hacer 10 canchas de fútbol, vestuarios, comedor, gimnasio y con eso vamos potenciando el nivel de juego de nuestros chicos; al mismo tiempo tratamos de potenciar el tema educativo: chico que no estudia, no juega en Atlético. Hemos crecido ediliciamente mucho, en el estadio, con muchas obras y en el complejo de Ojo de Agua. Allí mejoramos el albergue donde los chicos viven. También hicimos la cancha de césped sintético que en otro momento hubiese sido impensada. Compramos un ómnibus para las divisiones inferiores. Se hizo mucho. Estamos convencidos de que nuestra fortaleza a futuro está dada en los chicos.

- ¿Es el mejor momento en la historia del “Decano”?

- Como presidente, a mí me cuesta mucho reconocer que así sea, porque recae en mi conducción, pero la historia nos dice que es así. Estos son años muy buenos para Atlético.

Comentarios