“Sin recursos es muy complicado combatir esta plaga”

Palomo (Apronor) dijo que ayudan a diligenciar los fondos prometidos por el ministro Buryaile

14 Oct 2017
1

PELIGRO. Preocupa mucho la gran cantidad de posturas en los campos.

“Estamos muy preocupados por la situación. Faltan recursos nacionales para encarar un fuerte combate contra la plaga de langostas que están atacando”, es la reseña que surge del diálogo que LA GACETA Rural mantuvo con el productor e ingeniero agrónomo Roberto Palomo, prosecretario de Apronor (Asociación Civil de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte). El profesional repasó el momento que vive el productor agrícola ante la presencia permanente de la plaga, y las estimaciones que se hacen sobre la propagación de la zona de influencia de las “mangas” de langostas.

- ¿Cuáles la situación actual?

- Ahora, en esta semana, estamos más calmados. Pero la semana pasada sufrimos un fuerte ataque de langostas, que abarcaron varias zonas productivas de Tucumán (este y sudeste) y de Salta (Metán y Rosario de la Frontera). Justamente, recibimos consultas de la salteña Asociación de Productores de Legumbres del Norte, quienes nos consultaron sobre el protocolo de procedimiento que hemos ideado en Apronor.

La novedad es que en esta campaña las langostas tienen un comportamiento distinto al del año pasado. Los especialistas coinciden en que la presencia de langostas no debería haber llegado al invierno con una tercera generación. Y estos estudiosos no tienen una explicación certera sobre por qué ocurre esto, porque la explosión de nacimientos es tan importante.

Entonces, hoy tenemos un problema que persiste. Porque a la presencia de ninfas, se están sumando nuevas oviposiciones.

- ¿Se puede concluir que la situación no se alivia, sino todo lo contrario que se está complicando?

- Por supuesto, y esa es nuestra gran preocupación. El problema se está volviendo cada vez más complicado, más difícil de controlar.

Hace unas tres semanas, en ocasión del Congreso Nacional de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) -que se realizó en las jornadas a campo que organizó la Sociedad Rural de Tucumán (SRT) en una nueva edición de su tradicional Expo Rural- los funcionarios del Gobierno Nacional y del Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) que nos visitaron suponían que sólo se venían nuevas “ninfas” y que no tendríamos más ataques de las “voladoras”. Pero los días con altas temperaturas de hace una semana potenciaron la proliferación.

- El clima de esta semana, con temperaturas más bajas, ayudó a descomprimir estos ataques.

- Sí, por suerte. El clima más frío ayudó y por eso estamos teniendo estos días de calma, pero los pronósticos climáticos indican que esto dudará muy poco, porque vuelven las temperaturas más altas.

Los estudiosos dicen que, por debajo de 20°C, las langostas se quedan quietas, no vuelan, y que por arriba de ese valor, las langostas se movilizan. Por eso, prevemos que los ataques volverán.

- ¿Aparecieron los fondos nacionales prometidos?

- No apareció un peso nuevo. Desde Apronor colaboramos en gestionar los fondos prometidos en Tucumán por el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile. Y también estamos diligenciando con el Gobierno de Tucumán para reforzar la compra de insecticidas y las contratación de vuelos de avión para la lucha aérea contra las langostas. Pero sin recursos se agudiza el problema.

- ¿Están ideando algunas estrategias productivas?

- Tenemos conocimiento que hay productores que proyectan hacer sus barbechos incluyendo insecticidas en forma preventiva, para bajar la potencial mayor presión que generarán los nuevos nacimientos de langostas (ninfas) en la zona productiva. Este y otros planteos forman parte de las estrategias que estamos desplegando para intentar reducir el impacto de la plaga. Incluso, hay productores que están levantando sus producciones de trigo y garbanzo, con lo que disminuirá el material verde en sus campos, que las langostas eligen para comer. Y de esta manera aliviarían el problema. Pero también sabemos que un campo “pelado” recibe menos cuidados.

- ¿Qué dicen los especialistas?

- Algunos estiman que no prospera más del 5% de las posturas. Los técnicos del Senasa no coinciden con esta conclusión. También hay quienes afirman que estamos frente a otro biotipo de la especie de langosta que estamos combatiendo. Entiendo que están realizando estudios en todas estas direcciones. Nadie sabe, a ciencia cierta, qué sucederá. Me parece que hay desorientación oficial.

Por eso, tenemos que prepararnos para lo peor, y así, diligenciamos que aparezcan los recursos para poder dar una mejor lucha contra las langostas.

Comentarios