Advierten sobre nuevos nacimientos de langostas

Los especialistas del Senasa presentaron un informe sobre el resultado de los monitoreos a campo.

14 Oct 2017
1

LUGARES DE POSTURAS GEORREFERENCIADOS.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) detectó, a partir de los monitoreos, las áreas de oviposición de las langostas en las zonas este, oeste y sur de Tucumán y parte de Santiago del Estero y recomendó a los productores que estén atentos antes los nacimientos que se darán en los próximos días de acuerdo a las condiciones climáticas.

José Luque, responsable regional del Programa Nacional de Acridios del Senasa, indicó que “es primordial la denuncia inmediata al Senasa apenas detectada un área de postura, y el posterior control químico de los nacimientos (ninfas), porque es el momento más efectivo para el combate de la plaga y con menor impacto ambiental”. Resaltó el trabajo coordinado que se viene desarrollando con comunas, municipios, provincia y productores, que permitirá afrontar en mejores condiciones los próximos nacimientos de langostas.

Entre las localidades tucumanas donde se detectaron las principales zonas de oviposición se destacan Los Puestos, Mujer Muerta, Viclos, La Cocha (por la ruta 38), Medinas y Atahona. En Santiago del Estero: Loma del Medio, Pozuelos, Boca del Tigre, El Charco, Gramilla y Pozo Hondo. En Vinará, Alto Verde, Yucumanita, Chañar, Los Sandovales y Atahona (Tucumán) y Los Sotelo y Sotelillo (Santiago del Estero) también se recibieron denuncias y se monitoreó en búsqueda de la plaga.

Desde el organismo recordaron que las langostas ponen sus huevos bajo la tierra. En este acto, conocido como oviposición, las hembras entierran unos depósitos alargados llamados ‘ootecas’, las cuales suelen alojar más de 100 huevos cada una. Una vez realizadas las posturas, y dentro de un período de 10 a 60 días, si las condiciones de temperatura del suelo son óptimas y se registraron precipitaciones, se producirá la eclosión de las ninfas de langosta.

Las oviposiciones se efectúan, generalmente, en sectores del campo sin presencia de vegetales verdes, como claros en sembrados, bordes de caminos y cualquier otro terreno que posea como característica principal la compactación superficial y por debajo una textura suelta arenosa.

Es muy importante el monitoreo y georreferenciación de estos sitios de postura, de manera de identificar los lugares de nacimientos de langostas y poder realizar los controles tempranos de estadios ninfales, donde el insecto es más vulnerable a productos de bajo impacto ambiental. Las zonas de postura de huevos se identifican por la observación de la superficie del terreno con orificios sectorizados.

“Es fundamental conocer hacia dónde se trasladan las mangas, su estado biológico y los posibles daños causados. La población también puede colaborar denunciando la presencia de langostas”, explicó Carlos Grignola, director del Centro Regional NOA Sur.

“El método efectivo para control de huevos consiste en ‘disturbar’ el suelo mediante labores mecánicas, dejando expuestas las ‘ootecas’ a desecación y al ataque de microorganismos y predadores. El productor debe realizar el monitoreo de sus predios’ y en caso de detección de presencia de plaga o sitios de ovipostura, dar aviso al Senasa y controlar una vez producidos los nacimientos”, explicó Rafael Rodríguez Prados, coordinador regional temático de Protección Vegetal del Centro Regional NOA Sur.

Las denuncias pueden realizarse al Senasa: 0800-999-2386 (opción 3), vía correo electrónico a [email protected] o a través de la aplicación “Alertas Senasa”. Se trata de una aplicación para instalar en los celulares -vía Play Store- que permite al usuario tomar fotografías de la plaga, georreferenciarlas y enviarlas a los técnicos especializados del Senasa.

Comentarios