En La Noche de los Museos, el Miguel Lillo fue el más convocante

Alrededor de 15.000 espectadores recorrieron exposiciones el sábado, en horarios inhabituales

11 Oct 2017
1

EN EL MUNT. Centenares de jóvenes visitaron la muestra de BienalSur.

La reciente Noche de los Museos puso negro sobre blanco en la realidad de esos espacios. Esta décima edición que se realizó el sábado, tuvo atractivos especiales, como fueron las proyecciones digitales de realidad aumentada sobre las fachadas de algunos edificios, lo que concitó la atención de los transeúntes de calles Congreso y 9 de Julio primera cuadra, así como la geométrica intervención artística de Alejandra Galván en el andamio del Museo Timoteo Navarro, realizada en vivo. También arrojó datos que deben ser evaluados.

El informe de la Red de Museos fue categórico: la Casa Histórica fue desplazada del primer lugar que ocupaba desde hace mucho tiempo como la favorita de la gente. Ahora, fue el Museo Miguel Lillo el que acaparó más cantidad de público: por sus salas transcurrieron 2.400 personas. “Llevamos la cuenta con los números de tickets que entregamos a la gente. Concurrieron muchas familias, un público distinto al resto del año que es bastante escolar”, le dijo a LA GACETA la secretaria de esa institución, Valeria López.

Sin dudas, lo que más llamó la atención fue la ambientación externa de las salas nuevas con música africana y antorchas para el espectáculo “África de noche”, con diferentes animales de ese continente, en su mayoría. Por la Casa Histórica, con un gran número de espectáculos y su valioso patrimonio, pasaron 1.800 personas; por el Timoteo Navarro, 1.400 interesados, e igual número por el Folklórico; el Elmina Paz Gallo convocó a 500 visitantes al igual que el Ferroviario; al Museo de la Industria Azucarera fueron 1.200 personas y al MUNT, 1.000.

En total, concurrió más gente que el año pasado (de alrededor de 10.000 se pasó a 15.000 personas), y a partir de las 18 ya había interesados en subir a los colectivos en plaza Independencia, pero hubo demoras por la presencia de los bombistas que después fueron al Hipódromo.

De todos modos, vale aclarar que el número total de participantes se desconoce, por la sencilla razón de que muchos que estuvieron en un espacio, luego fueron a otro y así sucesivamente. “Tuvimos gente desde la tarde en la plaza Independencia preguntando por el evento. Y hasta la medianoche la gente siguió circulando, incluso en entidades fuera del centro”, informó la responsable de la Red, Elina Valladares.

Circuito Abierto

Cabe consignar que los espacios independientes también trabajaron en horarios inhabituales pero una semana antes, el 30 de septiembre. En un evento similar, estas salas, casas o edificios reunieron alrededor de 1.000 personas en su recorrido, en la que también tuvieron traslados por ómnibus y por bicicletas. Este circuito terminó con una gran fiesta en zona norte.

Comentarios