Para no ir a juicio, el ex gerente del basural de Pacará Pintado debe reforestar el Salí

Los jueces Jiménez Montilla, Noli y Casas detallaron que Mario Criado deberá solventar talleres de Medio Ambiente para escuelas. El representante legal de la firma que gestionó la planta de Pacará Pintado obtuvo una probation luego de un acuerdo con el TOF

04 Oct 2017
1

OBSERVACIONES Y CLAUSURA. Pacará Pintado recibió basura de los municipios del Gran San Miguel de Tucumán. la gaceta / foto de archivo

El gerente de la empresa que manejaba la planta de tratamiento de residuos de Pacará Pintado deberá reforestar las márgenes del río Salí y comprar maquinaria para la Secretaría de Medio Ambiente provincial para evitar el juicio oral. Las obligaciones que deberá cumplir Mario Delfor Criado se suman al saneamiento de un humedal en las márgenes del río Salí, según lo establecido en un acuerdo con el Tribunal Oral Federal (TOF). El titular de la firma a cargo de gestionar el predio que recibía la basura del Gran San Miguel de Tucumán entre 2004 y 2010 había sido acusado por el fiscal federal N°1, Carlos Brito, por la supuesta contaminación del curso de agua con cromo y amonio en niveles superiores a los permitidos por la ley de Residuos Peligrosos (24.051).

Los integrantes del tribunal, Carlos Enrique Jiménez Montilla, María Alicia Noli y Gabriel Eduardo Casas, divulgaron los alcances del acuerdo que había solicitado la defensa de Criado, a cargo de Silvia Peyracchia. Los jueces aceptaron la propuesta de un “programa de restauración y compensación ambiental” y fijaron las exigencias: “(deberá) realizar la forestación en una distancia de un kilómetro en las márgenes del río Salí y de la jurisdicción de la Municipalidad de Banda del Río Salí. Las actividades a realizar consisten en: desmalezamiento, aporte de suelo y sustrato vegetal, plantación de especies arbóreas nativas, colocación de cartelería ‘Cuidemos el Medio Ambiente, es mi hogar’”, expresa el comunicado del TOF. Las especies seleccionadas serán pacará, tipa, sauce y álamo. Las tareas de forestación fueron estimadas en $800.000, según ese documento difundido.

El tribunal dispuso también que Criado, representante legal de la empresa La Banda, deberá encargarse de brindar talleres educativos ambientales en Tafí Viejo, Alderetes y Banda del Río Salí. Los jueces estimaron el costo de los talleres en $ 100.000. A estas actividades se suma el aporte para al preservación y cuidado del humedal “Aguas abajo”, por el término de dos años, con un gasto máximo de $ 100.000. La defensa de Criado se había comprometido a que su cliente provea a la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia una zonda multiparamétrica para controlar las tareas en el humedal, con un costo aproximado en $ 10.000 dólares. La defensa de Criado adelantó que solicitará una aclaratoria para conocer los alcances del acuerdo.

Tras el cierre del basural de Los Vázquez (1992-2004), los residuos sólidos del área metropolitana se depositaron en el predio Pacará Pintado. Las denuncias por contaminación obligaron a su clausura el 1 de octubre de 2010.

La ingeniera química María Luisa Genta había extraído muestras del vaciadero en 2009, por disposición de los vocales de la Cámara en lo Civil y Comercial Común, Carlos Miguel Ibáñez y Augusto Fernando Ávila. Los magistrados habían solicitado los estudios para resolver un recurso de apelación contra el rechazo de un amparo solicitado por la Federación de Organizaciones Ambientalistas No Gubernamentales de Tucumán. En el informe de 58 páginas la experta había determinado que Pacará Pintado sobrepasaba los límites establecidos por las normas de calidad de vida en emisión de hidrocarburos y óxidos de azufre. El contenido de dos de las celdas del predio (6 y 7) era 5.000 veces superior a los valores del aire libre de contaminación.

Según el dictamen del fiscal Brito para la elevación a juicio, la contaminación en Pacará Pintado era producto de “lixiviados que se infiltran en las napas freáticas del establecimiento (...) que desembocaban en las aguas del río Salí; en el cual se evidencia la influencia de cromo y amonio en valores superiores a los límites estipulados por la Ley 24.051. Constituyéndose así en residuos peligrosos para la salud y el ambiente en general”.

Penas de hasta 10 años.- El delito que se le imputaba al empresario se encuentra tipificado en el artículo 55 de la Ley 24.051: “Será reprimido con las mismas penas establecidas en el artículo 200 del Código Penal, el que utilizando los residuos a que se refiere la presente ley, envenenare, adulterare o contaminare de un modo peligroso para la salud, el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general”. Puede acarrear de tres a 10 años de prisión.

Talleres escolares.- En el apartado “Talleres educativos ambientales en los municipios de Tafí Viejo, Alderetes y Banda del Río Salí”, como parte de las obligaciones de Mario Criado para evitar el juicio por cargos de contaminación ambiental, el TOF estableció las premisas de los cursos. Deberán estar enfocados en la generación, clasificación, reducción y reutilización de los residuos sólidos urbanos. Los talleres se dictarán una vez al mes por personal acreditado, dispuso la sentencia.

Humedales.- En el fallo el tribunal ordena la preservación del humedal “Aguas Abajo”. Se trata de terrenos normalmente inundables que son fundamentales para la prevención de inundaciones y para el cuidado de la calidad de los cursos de agua.

Comentarios