“El Senasa y el Ministerio de la Producción no tienen más fondos”

Roberto Palomo reconoció que están preocupados por la gravedad del problema.

09 Sep 2017

“Salimos de la reunión con mucha desazón. No vemos una reacción fuerte del Senasa, en cuanto a salir a atacar a las langostas. La situación es grave porque creció muchísimo la población de individuos, con lo que las mangas son cada vez más grandes. Mi teoría es que no manejaron bien este problema el año pasado y se dispersaron, y cuando no se controla bien, el problema se desmadra y todo se agrava”, comenzó diciendo Roberto Palomo, directivo de Apronor (Asociación de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte Argentino).

“La realidad es que el Senasa no tiene más presupuesto para 2017. Nos apoyan para que diligenciemos en Buenos Aires el envío de fondos adicionales para luchar contra la langosta”, dijo preocupado. “Creemos que se gastó todo en la lucha contra el HLB; recién ahora están monitoreando intensamente (contra el insecto vector y esa enfermedad que ataca a los cítricos), cuando debieron venir haciéndolo desde hace años”, se quejó el agricultor de la zona de La Ramada de Abajo, Burruyacu.

Palomo reconoció que “desde Apronor estamos aportando dinero para comprar insecticida y para que se hagan los vuelos. Además, contamos con dos pistas desde salen y regresan los vuelos: La Ramada y Agroalas, con quienes estamos trabajando desde hace dos semanas contra las mangas. Hasta ahora obtuvimos buenos resultados atacando muchos lotes”.

“Se trata de un trabajo simple, pero hay que estar atentos, donde utilizamos productos no perjudiciales para la salud”, afirmó.

“Rojo” ministerial

Respecto del procedimiento de aplicación, Palomo explicó que “los aviones bajan a los campos cuando las langostas se asientan, cuando están quietas. Entonces, las aplicaciones son para bajar la población de langostas. Hoy están en un estadio sin madurez sexual, que es el momento oportuno para manejar y controlar estas población”.

En este sentido, se lamentó al reconocer que “el Ministerio de la Producción de Tucumán no tiene presupuesto para enfrentar este problema. Entonces, se recurre al Ministerio de Salud, que sí cuenta con recursos humanos y técnicos para luchar contra el dengue”.

Así es como señaló que en el Gobierno Provincial estarían trabajando en un proyecto de Ley de Emergencia Fitosanitaria.

“Esto posibilitaría la compra directa de los productos químicos que se utilizan para controlar estas plagas, que ya volaron sobre varios centros urbanos generando preocupación entre los pobladores”, reconoció el directivo de Apronor.

Comentarios