Ensayan “enmiendas” orgánicas

Es un trabajo preliminar de laboratorio de la cátedra Zoología Agrícola de la FAZ.

09 Sep 2017
1

DAÑOS. Imagen de una planta de tabaco comida por las langostas.

Las poblaciones de “tucuras” representan un problema en el país, que se está agravando con la aparición de mangas de langostas en diferentes regiones productoras, especialmente en el NOA y nuestra provincia, por lo que se vienen realizando diferentes procedimientos de control por parte de las autoridades fitosanitarias nacionales y provinciales para controlar a la plaga, conjuntamente con algunos productores.

A raíz de las técnicas de producción con técnicas de cultivo sin remoción de suelo, y sumado al uso muchas veces indiscriminado de insecticidas, provocó que los enemigos naturales de los acrídidos disminuyeran notablemente, dijo Juan Fernández, profesor de la cátedra de Zoología Agrícola de la Facultad de Agronomía y Zootecnia (FAZ) de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT).

En un trabajo preliminar de laboratorio realizado hace unos años en el Laboratorio de dicha cátedra, se ensayaron “enmiendas orgánicas” con un entomopatógeno como Bacillus thuringiensis sobre tucuras en condiciones de laboratorio con resultado muy alicientes.

“Se trabajó con 30 ninfas de tucuras, en 3 jaulas de cría, de 10 individuos cada una, donde había plantas de maíz en V4-V5 que previamente fueron pulverizadas con la enmienda al 80% y al 100%”, relató Fernández. “También tuvimos un “testigo” pulverizado solo con agua. Después realizamos observaciones a las 72 hs, a la semana y a los 10 días posteriores a la aplicación, y los resultados realmente fueron buenos, por lo que nos permite avizorar un buen pronóstico de poder usar esta técnica una vez que podamos realizar las validaciones a campo”. Es esperable que las validaciones puedan servir para ayudar a que el control biológico sea un herramienta más para poder enfrentar a esta plaga.

Comentarios