Una agrupación de socios tucumanos estuvo en el Monumental

Los amigos de siempre.

11 Dic 2014
Fueron los mismos 60 que presenciaron la histórica semifinal con Boca. Los mismos que desde las tribunas del Monumental vieron a Marcelo Barovero atajarle un penal a Emmanuel Gigliotti al minuto de juego y luego a Leonardo Pisculichi clavarla rasante al palo derecho de Agustín Orion. Fueron los mismos que aquella noche vivieron una historia inolvidable, de película, y que ayer también estuvieron en Núñez para alentar a su River en una final copera, como hacía mucho no ocurría.

Con la esperanza de gritar campeón sudamericano, la “Agrupación x River” volvió a llenar un colectivo que sólo tenía destino a su segundo hogar, allá en Buenos Aires. “Fuimos los mismos 60 socios que estuvimos ante Boca. Llegamos bien y tranquilos”, contó Carlos Romano, el líder del movimiento de “la banda”. Luego de almorzar en un local de comida rápida al frente del CENARD (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo), en el mismo barrio donde River es local.

“Esto es lo más lindo. Viajar con amigos es lo mejor”, contó Matías Aranda, otro integrante del pasional grupo que no quiso perderse a su equipo ante los colombianos de Atlético Nacional. “Se trata de un grupo muy unido y siempre hay un muy lindo clima. Carlos organiza los viajes y siempre cumple con lo que dice”, contó Matías, chocho, mientras pasaba vallado tras vallado en los alrededores del estadio hasta ingresar, junto con el resto de los amigos de siempre.

Una vez en la popular, Matías dio muestras de su pasión extrema. Según él, nada importa cuando se trata de ver al equipo de sus amores, mucho menos en una instancia como la de ayer: “de costar, cuesta”, contestó reconociendo que la inversión en cada viaje hasta la capital argentina es siempre importante para el bolsillo tucumano. “Pero cada uno saca de sus ahorros y de donde sea para darse el gusto de ver a River siempre que se pueda”..

Embanderados y con los colores a tono de una final, los amigos dejaron los teléfonos de lado y postergaron para otro viaje su conversación con LG Deportiva. Era tiempo de alentar al equipo que los une y los llena de vivencias inolvidables.

Comentarios