A Viggo Mortensen, filmar "Jauja" le permitió repasar su infancia en Argentina - LA GACETA Tucumán

A Viggo Mortensen, filmar "Jauja" le permitió repasar su infancia en Argentina

El actor definió a la película que hizo con Lisandro Alonso como un "western existencial". Presentación en el Festival de Mar del Plata.

24 Nov 2014
1

PATAGONIA. "Jauja" se desarrolla durante la Campaña del Desierto, en el sur de Argentina. TELAM

MAR DEL PLATA.- Viggo Mortensen asegura que su papel como Gunnar Dinesen, un colonizador danés perdido en la Patagonia de fines del siglo XIX en "Jauja", del argentino Lisandro Alonso, le permitió repasar su infancia de forma inesperada, ya que, si bien nació en Nueva York, pasó la mayor parte de su niñez entre las provincias argentinas de Buenos Aires y Chaco.

Alonso acompañó ayer la primera proyección en Argentina de "Jauja" en el marco del Festival de Cine de Mar del Plata, definida por su protagonista, el estadounidense Viggo Mortensen, como "un western existencial argentino-danés". 
 
"Aprendí a montar a caballo en este país en paisajes muy similares, por lo que estaba feliz con poder hacer esta película", dijo Mortensen, en una entrevista realizada durante el Festival de Cine de Mar del Plata, donde "Jauja" forma parte de la competencia internacional. De su padre, un hombre de campo danés, tomó prestado el fuerte acento con el que habla a lo largo de la película su capitán Dinesen.

Mortensen debe a su experiencia argentina no sólo un perfecto castellano, sino también su pasión por el club de fútbol San Lorenzo (que comparte con el Papa Francisco). Su bandera la pasea por todo el mundo, incluida la alfombra roja del prestigioso Festival de Cannes, donde "Jauja" tuvo su estreno mundial en mayo pasado.

Esta es la segunda vez que Mortensen -uno de los actores favoritos de David Cronenberg y que fue desde el dúnadan Aragorn de "El Señor de los Anillos" hasta el célebre "Capitán Alatriste" creado por el español Arturo Pérez Reverte-, rueda en Argentina después del thriller "Todos tenemos un plan", de Ana Piterbarg.

- Además de protagonizar "Jauja", compuso la música del film y es uno de sus productores. ¿En Hollywood también puede participar tanto de los proyectos?
- Depende del tipo de proyecto y del director. Cuando existe un presupuesto muy alto a veces son menos flexibles porque temen que se cometa un error, y lo entiendo: cuando se invierte mucho dinero hay que recaudar mucho también, por eso se apela a fórmulas más conocidas. De vez en cuando aparece un productor que invierte mucho dinero y, a la vez, hace algo nuevo... Pero no ocurre muy a menudo.

¿Qué es lo que más le gusta de involucrarse a fondo?
- Yo intervengo porque me interesan todos los aspectos necesarios para hacer una película, no sólo la parte que me toca a mí como actor. Si no, sería como otros actores que son técnicamente muy buenos, llegan al estudio con la performance preparada y saben exactamente cuándo van a llorar o a reír y cómo van a decir determinada frase. Para mí es más divertido trabajar con actores con los que puede pasar cualquier cosa. Creo que la base de la buena actuación comienza con una buena reacción.

Además de ser actor, usted es poeta, pintor, músico y fotógrafo. Hace varios años vive con su mujer, Ariadna Gil, en Madrid. ¿Encontró en la capital española, lejos de Hollywood, un terreno más fértil para desarrollar estas otras inclinaciones artísticas?
- Cuando residía en Los Angeles vivía en Venice, en la parte oeste de la ciudad, y conocí a muchos artistas y a muchos escritores buenos. Cultura hay en todos lados, también en ciudades como Los Angeles. Sólo que en comparación con otras como París, Nueva York o Buenos Aires, hay que buscarla más. Si en Buenos Aires querés ver teatro, sólo tenés que abrir la puerta. Me gusta Madrid, conozco muchos escritores ahí porque ya iba desde mucho antes a imprimir en los libros de mi editorial, Perceval Press, que nació en 2002. Si estás abierto hay gente creativa e inspiración en todos lados.

- Muchos escritores tienen un particular interés por el fútbol, empezando por escritores como el mexicano Juan Villoro o el inglés Nick Hornby, e incluso usted. ¿Por qué cree que esto es así?
- Hace dos años y pico que con (el escritor y poeta argentino Fabián Casas, coautor del guión de "Jauja") tenemos una página web que se llama sobrevueloscuervos.com, en la que solemos hablar de fútbol pero también nos disparamos para muchos lados como la filosofía o el cine, ponemos poemas, citas. Es como una conversación con Fabián. Ahora que estamos acá juntos, en Mar del Plata, es igual. Empezamos a hablar de fútbol y de repente Fabián me pregunta: "¿Conocés a Walter Benjamin?", y empezamos a hablar de eso, y de repente puede haber una conexión: ese cuento de Benjamin me hace pensar en "El Manco" Casa (futbolista ya fallecido de San Lorenzo). Ahí he encontrado otra forma de hablar del fútbol y hay hinchas de San Lorenzo a los que les gusta porque pueden leer cosas en las que nunca habían pensando.

- Para rodar "Todos tenemos un plan", que estaba ambientada en el delta argentino, leyó varios libros de Haroldo Conti. ¿Qué leyó para componer al capitán Dinesen?
- Repasé un poco de historia argentina, aunque algunas cosas ya sabía, y también releí algo de historia danesa. También leí "Una excursión a los indios ranqueles", del militar y escritor argentino Lucio V. Mansilla. Para mí actuar es como una universidad con beca completa. A mí me gusta prepararme así, irme por las ramas. La verdad es que no hace falta. Podría haberme puesto el uniforme y decir mi parte sin pensar mucho más en eso. Pero yo lo veo como una oportunidad. Es poco probable que vuelva a hacer a un personaje danés del siglo XIX otra vez, por eso le saco todo el jugo que pueda. (DPA)

Comentarios