Piano y violín con Mendelssohn, y un estreno de Manookian - LA GACETA Tucumán

Piano y violín con Mendelssohn, y un estreno de Manookian

La pianista tucumana Celina Lis invitó a Rafael Gintoli, y tocarán junto a la Orquesta Estable

18 Sep 2014
2

DOS SOLISTAS. LIS Y GINTOLI AFRONTARÁN EL CONCIERTO EN RE MENOR. LA GACETA ARCHIVO - PRENSA ENTE CULTURAL DE TUCUMAN

TOCAN HOY

• A las 22, en el Teatro San Martín (avenida Sarmiento y Muñecas)

Félix Mendelssohn fue un niño prodigio, tanto en el pianismo como en la composición, y a este concierto lo escribió a los 13 años. Presenta gran dificultad técnica; tiene notas muy rápidas, una característica de sus obras”, explicó Celina Lis, que esta noche afrontará el desafiante Concierto en Re menor para violín, piano y orquesta de ese autor.

La pianista tucumana convocó de compañero nada menos que a Rafael Gintoli. Lis se formó en la UNT y estudió con grandes maestros. Es invitada a tocar en Argentina y en el exterior, y es formadora de pianistas. Gintoli se graduó en el Conservatorio Manuel de Falla, y es uno de los violinistas argentinos con mayor trayectoria como solista en el mundo. El concierto será esta noche, en el marco del Septiembre Musical, bajo la dirección de Jeff Manookian.

“Es muy brillante. Mendelssohn no solo tocaba piano sino también violín, y dirigía. Compuso este concierto con un sentido virtuosístico para ambos instrumentos. El original es el que vamos a tocar, solo con orquesta de cuerdas, pero también hay una versión con orquesta completa que terminó un alumno de él”, comentó Gintoli, que lo interpretó hace poco en el Colón.

En la primera parte, la Orquesta tocará la Sinfonía Nº 10 en Si bemol, también de Mendelssohn; y Metamorfosis sobre Dies Irae, de Manookian, que se escuchará por primera vez en la provincia.

“Voy a dirigir una obra de mi autoría, que estrené en México en enero”, informó Manookian. “Es bastante curiosa porque requiere mucha percusión -agregó-. Lleva cinco percusionistas, cada uno con su batería propia. Visualmente va a ser impactante y los vamos a ubicar especialmente en el escenario. Es una obra muy dificil, con orquesta de cuerdas e instrumentación no tradicional. Está basada en el canto gregoriano Dies Irae, con variaciones, y dura 25 minutos”.

Comentarios