Un partido loco y bien tucumano

Atlético sufre con los correntinos.

PROFETA EN SU TIERRA. Emmanuel Perea, que se incorporó en este semestre a Boca Unidos, marcó el gol del triunfo. LA GACETA / FOTO DE HÉCTOR PERALTA PROFETA EN SU TIERRA. Emmanuel Perea, que se incorporó en este semestre a Boca Unidos, marcó el gol del triunfo. LA GACETA / FOTO DE HÉCTOR PERALTA
No hay dudas. Partido extraño o al menos con demasiados puntos para analizar. Con el 0-1 de anoche, la maldición Boca Unidos está más firme que nunca. Y eso no es todo: los protagonistas del encuentro fueron todos tucumanos.

A saber. Desde el arranque hubo siete jugadores tucumanos. César Montiglio, Edgardo Galíndez, Alfredo Carrizo y Guillermo Acosta, en Atlético. Mientras que en Boca Unidos, cuyo técnico es un ex Atlético, Carlos Trullet, lo hicieron Emmanuel Perea y Lucas Oviedo. Después ingresaron Alberto Argañaraz y David Valdez. Una curiosidad que desde hace mucho tiempo no se veía.

Y eso no es todo. El gol de los correntinos también tuvo tonada tucumana. Córner de Oviedo y Perea, sin problemas y de cabeza, marcó el tanto. 

¿Quiere más? El penal que desperdició el “decano” también fue por obra de dos comprovincianos: Perea le comete la falta a Montiglio cuando el partido se moría. Lástima que Víctor Píriz Alves lo desperdició. 

No se canse hay más: Carrizo hizo estrellar un remate en el palo cuando Atlético era una tromba y todos pensaban que la victoria estaba al alcance de la mano.

La derrota no hizo otra cosa más que extender la paternidad de Boca Unidos sobre los de 25 de Mayo y Chile. En la B Nacional disputaron ocho encuentros, de los cuales, los correntinos festejaron cinco triunfos y tres empates. El de ayer fue el tercer festejo en el Monumental, donde también sumó un empate. En otras palabras, sumó 10 de los 12 puntos que disputaron en 25 de Mayo y Chile. Contundente.

Hay otro dato que no puede ser obviado en esta historia. Matías Garavano disputó ayer su tercer partido de titular en el equipo correntino. Relegó a José Luis Martínez Gullota que ni siquiera estuvo convocado para este encuentro. LG Deportiva le contabilizó seis excelentes atajadas, en las que se encuentra el penal de Píriz Alves y el disparo del rebote de Diego Barrado. “¿Creen que fui figura? Buenísimo, pero lo importante es que sirvió para sumar una victoria importante. También sirve para que gane en confianza”, explicó el arquero que puede estar tranquilo: el puesto ya es suyo.

Comentarios