Catupecu Machu: "nuestra música es inspirada, no tiene un sentido comercial" - LA GACETA Tucumán

Catupecu Machu: "nuestra música es inspirada, no tiene un sentido comercial"

La banda de Fernando Ruiz Díaz tocará con Las Pelotas en un recital explosivo. El recuerdo permanente del accidente de Gabriel

01 Nov 2013
1

La figura de Gabriel Ruiz Díaz, cofundador de Catupecu Machu, sobrevuela en toda la entrevista. Fernando, su hermano y cantante de la banda, lo nombra cada vez que menciona una vieja gira, cada vez que su mente se retrotrae a la génesis del éxito, cada vez que es necesario decir -como si a los seguidores les hiciera falta la acotación- que el accidente automovilístico del bajista (en 2006) marcó un antes y un después en la historia personal y musical. Y, sin embargo, Fernando defiende su alegría como una trinchera, garantiza que Catupecu está "en un momento alucinante" y que los tucumanos lo podrán ver en vivo mañana, cuando desembarquen con Las Pelotas en un recital explosivo. "No van a quedarse con hambre de rock", promete, y la sonrisa se le adivina al otro lado de la línea telefónica.

- ¿Cómo será el show?

- Tocaremos nosotros primero y Las Pelotas después. La de tocar juntos es una gran costumbre que tenemos hace mucho, somos dos bandas muy amigas. Vamos a pasarla bien, es un show muy disfrutable. Imaginate que yo desde chico, cuando ni me imaginaba que existiría Catupecu, iba a ver a Sumo y posteriormente a Las Pelotas. Y ahora Germán (Daffunchio, cantante y guitarrista de Las Pelotas) es como un padre, disfrutamos muchísimo de tocar juntos. Respecto de nuestro show, haremos un recorrido por la historia de la banda. No tenemos una lista armada, no decimos "vamos a hacer sólo estos temas", sino que fluimos mucho, nos gusta improvisar. Obviamente hay cosas que organizamos antes, pero el repertorio tiene que ver con las ganas que tengamos de tocar este tema o el otro. Tener muchos discos nos da la posibilidad de elegir entre una variedad. Además, hay lugares en los que la gente está esperando una canción más que la otra.

- El año que viene cumplen 20 años como banda, ¿están preparando algo especial?

- Sí, es un gran acontecimiento. Editaremos un libro con fotos, lanzaremos un box set de varios DVD con shows de distintas épocas, una película con la historia del grupo y un compilado de grandes éxitos. Es un proyecto ambicioso porque es mucho trabajo. Y después seguramente saldremos de gira para festejar, porque 20 años no son pocos y la historia que hemos vivido es mucha, muy intensa. Pienso en los compañeros con los que estuvimos, aquellos de los que nos separamos y, sobre todo, pienso en el accidente de Gabriel, que marcó un antes y un después en nuestras vidas. La verdad que lo de Gabriel fue algo fortísimo en ese momento y que hasta hoy nos acompaña, es muy fuerte pensar que hay nuevas generaciones que no lo vieron en el escenario. Por eso tuvimos esta idea de lanzar mucho material con nuestra historia y otras cosas que la gente no conoce. Para cualquier persona 20 años es mucho tiempo: fueron años de aventuras, de logros y de eternos viajes porque nuestra banda se dedica mucho al vivo. Si me pongo a pensar... ¡fueron como 50 años! (risas). No paramos nunca.

- ¿Cómo fue volver a girar por EEUU después de ocho años?

- Siempre fuimos a Nueva York o a Los Ángeles para terminar de grabar los discos. A tocar habíamos ido por primera vez en 2005 y no volvimos a hacer recitales después del accidente de Gabriel, en 2006. Por eso el regreso -en julio de este año- fue muy fuerte, porque Nueva York es una ciudad que yo había conocido con él. Tocar allí fue alegre y emocionante, hicimos muchos shows. Es muy impresionante tocar para un público que escucha música en español y para un público que no, que no entiende directamente lo que hacemos. Es más bien una transmisión de energía, como cuando de chicos escuchábamos los Rolling Stones. Estuvo buenísimo y nuevamente se generó ese feedback para ir más seguido. La experiencia de viajar a otros países es alucinante porque es muy loco llegar a un lugar que está lejos y que allí haya personas que te están esperando hace años. En realidad, a nosotros nos gusta mucho tocar, donde sea.

- ¿Por qué te sorprendió que "El mezcal y la cobra", su último disco, haya recibido el Grammy al mejor álbum de rock?

- Siempre pienso que los premios no son nuestro objetivo. Nuestra música es inspirada, tiene que ver con lo esencial de la condición del ser humano, no tiene un sentido comercial. Obviamente somos un grupo conocido y tenemos miles de seguidores que compran nuestros discos. A las premiaciones y nominaciones las vivimos como un mimo, pero nunca estamos esperando que nos digan que ganamos. Nosotros no competimos, el que quiere competir que juegue al voley o al ajedrez (risas). Por eso cuando ganás, decís "mirá qué loco, habremos hecho algo que le gusta a la gente".

- ¿Cómo definirías el estado anímico actual de la banda?

- Estamos muy bien. Siempre estuvimos disfrutando, no es que tuvimos malos momentos. Por ahí nos separamos de algún integrante y el accidente de Gabriel fue muy bravo en su momento, pero así y todo siempre estuvimos tocando. Siempre salimos al escenario a romper cuerdas, a que sea una fiesta, y a que la gente la pase increíble.

MAÑANA

• A las 22, en Central Córdoba (Alem 750). Entradas en San Martín 850 y en Buenos Aires 39, local 6.

Comentarios