Milani: Carlotto lo avala, la oposición rechaza su ascenso

Fresneda negó haber ocultado información.

26 Jul 2013
1

BUENOS AIRES. - Mientras referentes de la oposición cuestionaron la continuidad del general César Milani al frente del Ejército, por las denuncias por su actuación durante en la dictadura, desde el Gobierno afirmaron que "el Estado no ocultó elementos" sobre el pasado del uniformado.

El senador radical Ernesto Sanz advirtió que la Casa Rosada necesita a Milani para que "haga kirchnerismo dentro de las Fuerzas Armadas", mientras que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, exhortó al general a "presentarse a la Justicia", por las sospechas en torno a su supuesto enriquecimiento ilícito, entre otros temas.

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos, Juan Martín Fresneda, reaccionó cuando el radicalismo nacional lo denunció ante la Justicia por ocultar información clave para la designación de Milani, y negó que Estado haya ocultado "elementos del historial" del actual jefe del Ejército, durante la última dictadura militar, cuando el Senado trató sus sucesivos ascensos. Fresneda reivindicó los objetivos de la política de la presidenta, Cristina Fernández, respecto de que las Fuerzas Armadas "tengan un rol en un proyecto político", ya que "deben estar con el pueblo", remarcó.

La diputada del PRO Laura Alonso apuntó que Fresneda "juega al 'Gran Bonete' con la información sobre Milani en la dictadura", y cuestionó la actitud de querer "tapar su incompetencia echándole la culpa a otros", indicó en un comunicado.

Pero fue sorpresiva la respuesta de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, cuando intentó desligar a Milani de la carga moral que pesa sobre su nombre al figurar en el "Nunca Más" riojano, al remarcar que "hay miles de personas que están nombradas en el 'Nunca Más' de La Rioja, y no todas son genocidas", argumentó, durante una entrevista que le hiciera El Tribuno de Salta.

"El relato hace agua"
Para Sanz, "el tema Milani es una de las grandes contradicciones que tiene el Gobierno, ya que hizo de la bandera de los derechos humanos una sobreactuación" al utilizarlos como eje de su política. En esa línea, Macri opinó que el "relato" del Gobierno "hace agua" también en el tema de los derechos humanos, porque su designación evidenció "las contradicciones de un relato que cuanto más tiempo pasa, más queda en evidencia que las cosas no suceden por más que se las diga en televisión o más lindas aparezcan en los anuncios".

Fresneda, en tanto, se molestó por la denuncia penal en su contra e insistió en que no se ocultó información. "Yo he brindado toda la información que tenía a disposición en mi Secretaría", intentó defenderse el funcionario que lleva un año en el cargo, y es hijo de desaparecidos en la dictadura. El secretario reivindicó el rol que la Presidenta quiere para las Fuerzas Armadas: "deben estar con el pueblo (...) no deben prepararse para una guerra como la de Malvinas, a la cual muchos de ellos (radicales) fueron a aplaudir a ese general borracho", dijo, en alusión al fallecido dictador Leopoldo Galtieri. Y alegó que "no está en su obligación de funcionario público determinar si una persona "es un criminal de lesa humanidad". En tanto, el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, aclaró que Milani "no pidió el retiro y sigue siendo el jefe del Ejército Argentino, aunque en este caso sólo se postergó su ascenso como militar". (Télam-DyN)

Comentarios