¿De qué lado de la Mendoza estás? - LA GACETA Tucumán

¿De qué lado de la Mendoza estás?

La iniciativa para cambiar el sentido del tráfico divide a los comerciantes. En un sector están de acuerdo y en otro no quieren saber nada

12 Dic 2012
1

SALTA Y MENDOZA. Los carteles se instalaron en 2011, cuando cambió de mano Mendoza al 800. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA

La Salta se transformó en una avenida que marca una división que va más allá de lo físico. Separa las opiniones de los comerciantes de distintos tramos de la calle Mendoza con respecto a lo que ocurrirá si llega a aprobarse el proyecto que propone que se extienda hasta Marco Avellaneda la circulación hacia el oeste. A un lado de la Salta están los que trabajan en la cuadra de Mendoza al 800 (donde los autos ya avanzan en esa dirección) y que creen que la medida les traerá beneficios. Del otro lado, en cambio, no quieren saber nada con la idea.

Suena ilógico que quienes trabajan en el mismo rubro (guarderías de autos, por ejemplo) y que están separados por menos de una cuadra opinen de manera tan diferente con respecto a un mismo tema. Pero no lo es. Los de Mendoza al 800 quieren que se terminen los problemas que les causó el cambio de mano ordenado por la Municipalidad el año pasado para esa cuadra (los vehículos comenzaron a circular hacia el oeste, mientras que en el resto de la calle siguen haciéndolo hacia el este). Aseguran que redujo abruptamente la circulación. "Había una guardería de motos que tuvo que cerrar por falta de clientes", recordó la quiosquera Isabel García. Ella es una de las que espera que el proyecto que debatirá el Concejo Deliberante en la próxima sesión (propone que se extienda la circulación hacia el oeste desde Salta hasta Marco Avellaneda) le devuelva vitalidad a la calle.

"Va a ayudar a descomprimir el tráfico en el centro, porque la Mendoza se va a convertir en una vía de salida. Y eso nos va a ayudar a todos", opinó Jorge Zelarayán, de una cochera de esa cuadra.

En Mendoza al 900, que aún corre hacia el este y sirve de entrada al centro, funcionan tres cocheras. Y la mayor parte de sus clientes son conductores circunstanciales que llegan a trabajar o a realizar compras. Sus dueños y encargados temen que desaparezcan si cambia la dirección de la circulación. "Nos va a perjudicar mucho que a la calle empiecen a usarla pasar salir del centro. Las apariencias engañan. En este momento estamos trabajando mucho por la cercanía de las Fiestas, pero durante el resto del año la cosa se complica", sostuvo Fernando Fernández en la caja de una de las guarderías.

La urbanista Marta Casares opina que la modificación del sentido del tránsito no resolverá las complicaciones de circulación del centro, tal como afirman los concejales. "Hace falta aplicar un plan integral de movilidad que contemple las necesidades de los habitantes de una ciudad tan compleja como Tucumán", afirmó la integrante del Observatorio de Fenómenos Urbanos y Territoriales de la Facultad de Arquitectura.

Comentarios