Un cambio de mano más para la Mendoza y van... - LA GACETA Tucumán

Un cambio de mano más para la Mendoza y van...

Un proyecto que será debatido en el Concejo Deliberante genera polémica entre los comerciantes. Propone que tres cuadras corran hacia el oeste.

11 Dic 2012
1

¿HASTA CUÁNDO? Así lucía ayer la esquina de Salta y Mendoza; allí confluyen vehículos que vienen desde el norte, desde el oeste y desde el este. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA

Antes de las Fiestas de fin de año o a lo sumo un poco después. El momento en el que puede llegar a ocurrir el cambio aún no es preciso. Lo que sí está claro es que existe la posibilidad de que un tramo de la Mendoza deje de ser una alternativa para que los automovilistas ingresen al centro. Eso ocurrirá si es aprobado y promulgado un proyecto de ordenanza que propone que se modifique el sentido del tránsito en las cuadras que están entre Salta y Marco Avellaneda. Si eso sucede, los vehículos deberán empezar a circular hacia el oeste, tal como lo hacen entre Junín y Salta. Los concejales apuestan a que esa arteria se convierta en una vía de salida y ayude a descomprimir la zona más congestionada de la ciudad.

La propuesta fue presentada por los ediles José Luis Avignone (UCR), Esteban Dumit (PJ) y Claudio Viña (FR) y recibió despacho de la Comisión de Transporte por unanimidad. Es decir, está habilitada para ser tratada en la próxima sesión (probablemente se realice la semana que viene). "El objetivo es descomprimir el centro, porque la situación actual no lo permite", afirmó Avignone en referencia a lo que ocurre en Mendoza al 800. En mayo de 2011, la Municipalidad modificó el sentido del tránsito en esos 100 metros: empezó a correr hacia el oeste mientras que el resto de la calle siguió haciéndolo hacia el este.

De hecho, el proyecto que llegará al recinto se originó a partir de una propuesta de Viña que planteaba que esa cuadra vuelva a ser mano hacia el este, pero que no obtuvo consenso. "Retiré mi proyecto y adherí a esta nueva propuesta, porque es preferible a la situación actual: Mendoza al 800 parece abandonada y es comercialmente desolada", justificó el republicano.

La cercanía de las Fiestas no parece ser un obstáculo; al contrario. Al menos así lo dejó en claro Dumit, presidente de la Comisión de Transporte. "No lo hemos conversado con el Ejecutivo, porque no queremos dilatar los tiempos. El objetivo es debatir el proyecto en la próxima sesión, porque nos parece que se lo puede aplicar antes de fin de año. De hecho, esos días de tanto tráfico ayudarán a probar si la ordenanza es efectiva o no", pronosticó.

Dos realidades

En la calle las opiniones están divididas. Da la impresión de que los comerciantes de la cuadra del 800 están dispuestos a apoyar cualquier propuesta que modifique la situación actual. "Cuando cambiaron la dirección del tránsito nuestro trabajo disminuyó un 70%. Si toda la calle corre hacia el oeste se va a convertir en una vía de salida. Quizás en esas condiciones haya más tráfico y la situación mejore al menos un 10%. Hoy pagamos más impuestos que lo que ganamos", renegó Mario Aristegui, de una de las cuatro cocheras de esa cuadra (la última comenzó a funcionar hace un mes y sus dueños son optimistas por una razón sencilla: el local también posee entrada por la Salta).

Al oeste de la Salta, en cambio, los encargados de las guarderías están preocupados. "La mayoría de los autos que recibimos son de personas que llegan al centro. Si la calle cambia de dirección la gente va a empezar a usarla para irse y eso nos va a perjudicar", analizó Rafael Aguirre, quien trabaja en Mendoza al 1.000. A la altura del 900, Daniel Navas coincidió con esta opinión: "me parece que no nos conviene".

¿Y la San Juan?

Desde el Ejecutivo municipal se mostraron cautos con respecto a la propuesta de los concejales. El subsecretario de Planificación Urbana, Luis Lobo Chaklián, explicó que el objetivo del cambio de mano de Mendoza al 800 fue descomprimir Junín, entre San Martín y Santiago del Estero. "Y ese objetivo se cumplió ampliamente", aseguró.

El funcionario no descartó que la modificación del sentido de circulación desde Salta hasta Marco Avellaneda genere buenos resultados. Pero hizo una advertencia: "va a haber que evaluar qué pasará con la San Juan. Porque los accesos al centro quedarán limitados a esa calle y, en menor medida, a la Corrientes y a la Santa Fe".

Comentarios