Una mujer murió al cruzar con su auto la avenida Perón - LA GACETA Tucumán

Una mujer murió al cruzar con su auto la avenida Perón

Tres jóvenes, entre ellos el hijo de la víctima, resultaron gravemente lesionados.

22 Dic 2006
Decenas de vecinos se agolparon ayer en la esquina avenida Presidente Perón y Bascary, conmovidos por un tremendo accidente que ocurrió a las 19.30 de ayer y en el que una mujer murió y otras tres personas resultaron heridas. La magnitud del impacto derivó en la movilización de cuatro ambulancias y gran cantidad de policías, que realizaron las primeras pericias del caso.
En el siniestro, una mujer murió y tres jóvenes (entre ellos uno de los hijos del ministro de economía de la provincia, Jorge Jiménez) resultaron gravemente heridos.
Por razones que aún no se establecieron, por presidente Perón, de oeste a este, circulaba un automóvil Chevrolet Corsa Classic, chapa patente FDM-613, conducido por Gustavo Jiménez (18). Junto a él iba Rodrigo Morales, de la misma edad. Por Bascary, de norte a sur, Domingo Marchese, de 25 años, domiciliado en calle Federico Leloir 50, conducía un Fiat Palio Adventure, dominio FGG-822, en el que llevaba a su madre, María Silvia Jantzon de Marchese, de 57 años, domiciliada en el mismo domicilio.
Según advirtieron algunos de los testigos, el conductor del Corsa no habría visto a tiempo al Palio, cuando este cruzaba. El impacto fue impresionante. El auto de Jiménez se incrustó contra el Palio, justo a la altura del asiento de la mujer. Jantzon de Marchese falleció casi en el acto y su cuerpo debió ser sacado por los bomberos, de entre los hierros retorcidos. Su hijo fue retirado inconsciente del vehículo y trasladado de urgencia al Hospital Angel C. Padilla, donde en horas de la noche de ayer estaba siendo intervenido quirúrgicamente. Incluso se le habían presentado complicaciones respiratorias.
Ambos airbags del Fiat habían funcionado, aunque no alcanzaron a evitar la tragedia.
Jiménez y Moreno, por su parte, también fueron trasladados al Padilla, donde se diagnosticó que habían sufrido politraumatismos y traumatismos encefalocraneanos graves. Luego fueron derivados a sanatorios.
El Chevrolet Corsa de Jiménez quedó irreconocible. Aunque los autos eran de color oscuro, la intersección de avenida Presidente Perón y Bascary tiene buena iluminación, y nada hace pensar en que algo haya podido obstruir la visión de los conductores. Asimismo, se desconoce si otro vehículo tuvo participación en el incidente.

Altas velocidades
Los vecinos de la zona dijeron que las altas velocidades son frecuentes. “Las picadas son frecuentes por esta parte, de día, de noche, fines de semana o entre semana, da igual”, afirmó Cristina de García. Su marido, Pedro García, agregó que la zona es un caos. “No hay semáforos, ni varitas, ni lomos de burro, y los autos pasan a todo lo que da; era de esperarse un accidente como este”, explicó. Intervino en el trágico accidente personal de la comisaría de Yerba Buena.