Diálogo atómico

16 Nov 2017
1

Atómico


Los diálogos concientes están preñados de vida y son como un campo organizador.

Dialogar expande y contrae, desenfrena y disciplina y no sólo le proporciona extraordinarios beneficios a la humanidad sino que la crea y recrea.

Con el diálogo todo puede cambiar. Mediante su poder podemos generar patrones culturales que nos permitan integrar y dar vida.

¿Que es el diálogo? Es vida y la vida es relación y su opuesto es la muerte.

En el mundo atómico, una partícula elemental no existe de manera independiente. Es en esencia un conjunto de relaciones. El átomo es como una red de relaciones en la que ninguna de sus partes es autónoma. Lo mismo suscede con nosotros y con el diálogo.

Nuestros diálogos son siempre atómicos. De cada uno de ellos derivan nuestros significados y existencias.

Dialogar es invocar energías. El poder de la visión y la intención aparecen en las palabras y ellas son comadronas de cambio.

Dialogar es co-emerger, surgir en y con otros y configura la realidad.

Nada está perdido si advertimos que todo lo que nos sucede nos sucede por hábitos y no por leyes.

Si dialogamos podemos generar nuevos hábitos, realidades y mundos...

Al fin de cuentas, todo empezó con una Palabra...

¡Hasta la próxima!

comentarios