En Alderetes y en Banda del Río Salí los punteros ofrecieron "ayudas" para ir a votar

Los autos particulares, combis y taxis fueron empleados para el traslado de votantes.

13 Ago 2017

Desde muy temprano, las calles de las ciudades de Banda del Río Salí y Alderetes, al este de la capital se poblaron de autos y taxis que merodearon las principales escuelas del distrito. Bajo un operativo de tránsito que les impedía llegar hasta las puertas de los centros de votación, la mayoría de los autos empleados para acarrear votantes prefirió ubicarse en las periferias, para no llamar la atención.

Si bien hasta el mediodía no había denuncias registradas por delitos y supuestas faltas durante el acto eleccionario, la mayoría de los presidentes de mesa consultados aseguró que en las primeras cuatro horas de votación ya había alcanzado a sufragar más del 25% del padrón. Se esperaba que, en el tramo final de la jornada se acerquen más ciudadanos y no se descarta que el acarreo sea incesante.

La legisladora -en uso de licencia- y precandidata a diputada nacional por el oficialismo, Gladys Medina, que además es la esposa del intendente de Banda del Río Salí, Darío Monteros, auguraba una victoria en su distrito.

Los encargados de llevar votantes a las escuelas aseguraron esta mañana que la movilización formaba parte del "folclore" y que se había guardado un resto para las generales, que se celebrarán el 22 de octubre. 

En las redes sociales denunciaron durante la tarde la entrega de votos de la oposición a pocos metros de la escuela de Comercio y señalaron a una concejal bandeña. Hasta el momento, no se registró el delito en la Justicia Electoral.

Comentarios