“Hay voluntad política para aplicar el voto electrónico”

Alperovich aseguró que espera que la Junta Electoral le envíe un informe de costos “No hay objeciones del gobernador. Hay que ver de qué recursos estamos hablando”, afirmó el mandatario

06 Ago 2014
1

RECORRIDA OFICIAL. Alperovich visitó ayer las obras del nuevo edificio de la seccional III, en Lamadrid 2.500. prensa y difusion

El gobernador, José Alperovich, deslindó ayer responsabilidades por la demora en la aplicación del sistema de voto electrónico, dispuesto en la Constitución tucumana desde la reforma de 2006, durante su primer período en la Casa de Gobierno.

El mandatario afirmó que espera que la Junta Electoral Provincial (JEP) pida a su Gobierno los recursos que se necesitarían para llevar adelante el nuevo mecanismo para sufragar. “No hay objeciones del gobernador (en referencia a él mismo), para nada. Hay que ver de qué recursos estamos hablando, porque creo que se alquilan (las máquinas). Tenemos que charlar con la Junta y (analizar) cómo se puede implementar. No hay ningún problema. La voluntad política está”, expresó poniendo énfasis en la última frase.

La JEP está presidida por el titular de la Corte, Antonio Gandur, e integrada por el presidente subrogante de la Legislatura, Regino Amado, y por el ministro Fiscal de la Corte (vacante hasta que asuma Edmundo Jiménez).

Alperovich manifestó el lunes también que estaba de acuerdo con que comenzara a trabajarse en el voto electrónico con vistas a 2015. El viernes, Domingo Amaya, intendente de la capital, reclamó el uso de esa modalidad de votación en las próximos comicios, aunque fuera en el ámbito de San Miguel de Tucumán. El jefe municipal, que fue convencional constituyente, argumentó que era necesario “para fortalecer la democracia y la transparencia”. “Pensar en la gente es implementarlo. Hace ocho años que tenemos por Constitución la aplicación del nuevo sistema y no lo estamos haciendo. Hemos pasado las elecciones de 2009, 2011 y 2013 y vamos a ir al 2015 sin voto electrónico”, justificó.

En los últimos meses, crecieron tanto los rumores sobre la posible postulación de Amaya a gobernador como los cruces políticos entre el alperovichismo y el amayismo. En ese contexto se dieron las declaraciones del titular de la Municipalidad.

En 2010, Alperovich había afirmado que, por los costos, no podría aplicarse en 2011. Había dicho que sí se harían en 2015.

Tucumán había sido, hace ocho años, la primera provincia que formalmente había incorporado ese tipo de voto en la Carta Magna. En las disposiciones transitorias se aclaraba que se aplicaría progresivamente. Y, además, que la reglamentación debía sancionarse antes de que finalizara 2006. Ese hecho se produjo en 2007. Desde entonces, la Provincia se encuentra en mora con el mandato constitucional.

Comentarios