Causa tensión la cesantía de un fiscal en el Tribunal de Cuentas

Las autoridades basaron la sanción en 11 inasistencias; él dice que hubo persecución El contador Véliz tenía licencia sin goce de sueldo para ser asesor del radical Cano en el Senado. Pasó a la planta del parlamento

09 Feb 2014
1

EN CONGRESO AL 100. El TC emitió el acuerdo N° 79 durante la feria. la gaceta / foto de josé nuno (archivo)

El año inició con revuelo en el Tribunal de Cuentas (TC). Un contador fiscal de la institución, Pedro Ricardo Véliz, fue cesanteado en su cargo, debido a que los vocales del organismo de contralor, Marcelo Vidal y Sergio Díaz Ricci (el presidente, Miguel Chaibén Terraf, se encuentra de licencia), lo consideraron responsable de haber incurrido en 11 inasistencias consecutivas sin justificación, según el acuerdo N° 79, publicado el 14 de enero.

El profesional expulsado, al ser consultado por LA GACETA, consideró que la medida fue consecuencia de que trabajaba como asesor del radical José Cano, quien hasta diciembre ocupó una banca en el Senado de la Nación y ahora lo hace en la Cámara de Diputados. Sin embargo, Véliz prefirió no profundizar en sus declaraciones.

En diciembre del año pasado se inició el expediente N° 1.466-270-P-2013, y un sumario administrativo en contra del contador fiscal por las inasistencias, consta en el documento oficial. Según el trámite, Véliz había recibido una licencia sin goce de sueldo en 2010 para ser nombrado en la planta temporaria del Senado, en el equipo de Cano. La ley N° 24.600, sustentó el traspaso provisorio, ya que un empleado público no puede desempeñarse en simultáneo en la Provincia y en la Nación, y el TC constató que según la normativa el trabajador “tendrá derecho a conservar el empleo hasta (...) la terminación del mandato del legislador que propuso su designación”.

La gestión del dirigente radical en el Senado culminó el 10 de diciembre, y la secretaría administrativa del ente de control constató que Véliz no había presentado nota alguna respecto a su situación laboral.

El contador intentó frenar el trámite en curso: buscó -sin éxito- recusar a Chaibén Terraf, de quien dijo estar “públicamente enemistado”; y planteó luego un recurso de reconsideración. El TC avanzó, y declaró las actuaciones como asunto de feria. Entre las pruebas consideradas por los instructores del caso, aparecen informes referidos a las 11 “inasistencias injustificadas” y “publicaciones en distintos medios periodísticos” de la asunción de Cano como diputado.

Pese a que los representantes legales de Véliz requirieron la nulidad de lo actuado, el TC insistió en que el contador fiscal estaba en falta. “Respecto a las pruebas ofrecidas y producidas por el sumariado en su descargo, tampoco se han justificado sus inasistencias, más aún, ha demostrado el agente que las mismas son injustificadas, puesto que al transcribir el contenido la Disposición Nº 1.234 del Director General de Recursos Humanos del Senado de la Nación, se constató que el sumariado ha dejado de desempeñarse como asesor de comisión del senador Cano (...) y pasó a cumplir funciones en la Planta del Personal de la Dirección de Recursos Humanos, cargo éste que no está comprendido en la licencia otorgada y, además, no reviste la condición de cargo de mayor jerarquía”, concluyeron los vocales Vidal (a cargo de la presidencia) y Díaz Ricci. Además, calificaron a Véliz como “un contador fiscal de vasta experiencia, por lo que no resulta admisible suponer ignorancia de su parte”.

“Es obvio que (la cesantía) se produjo porque es mi asesor. Se trata de un Tribunal de Cuenta que le aprobó obras millonarias que no se hicieron (Miguel) Brito (ex titular de la DAU); Terraf tiene también a su hija designada en Tafí Viejo como jueza de Paz de manera irregular, y él no paga impuestos a la ganancias por haberse adherido a una resolución que lo equipara como magistrado. En algún momento deberá justificar su patrimonio”, lanzó Cano. Aunque consideró que “si hay cuestiones no ajustadas a las normas provinciales el TC debe actuar, y no lo vamos a objetar”. “Véliz sigue desempeñándose en el Senado, no hubo un corte a su trabajo, y es un caso que lo vamos a llevar a la Justicia para que dictamine si hubo algún incumplimiento por no reintegrarse”, señaló el diputado.

Comentarios