Tomates, naranjas y hasta zapatos volaron contra la Casa de Gobierno

Tras ser rechazados por el gobernador, los manifestantes desataron su bronca. "Estamos hartos de que no nos reciban". Periodistas de LA GACETA te lo contaron en Twitter.

02 Jun 2011
Naranjas, tomates, zapatos y otros tipos de calzados se arrojaron este mediodía contra la Casa de Gobierno, luego de que una comisión del Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (Sitas) se retirara del palacio gubernamental sin haber sido atendida por el gobernador, José Alperovich, que -según informaron- no se encontraba en el edifcio. "Estamos hartos de que no nos reciba", bramó uno de los hombres de bata blanca.

El doctor Alfredo Amenábar, que se desempeña en el Hospital Centro de Salud, incitó a sus colegas a endurecer la protesta. "Los convoco a que mañana realicemos asambleas en todos los hospitales para definir medidas más duras y homogéneas. Ya se analiza realizar paros sin asistencia a los lugares de trabajos y acuartelamientos", manifestó.

Con pancartas y con mucha bronca, una numerosa columna de médicos llegó esta mañana a la plaza Independencia para manifestarse, exigiendo ser atendidos. La protesta obligó a cerrar el tránsito vehicular en las intersecciones de San Martín y Laprida, y 25 de Mayo y Mendoza (ya está nuevamente habilitado). Luego de realizar un breve acto, los médicos se agolparon sobre el vallado dispuesto por la Policía sobre calle San Martín, generando malestar en los transeúntes que, para cruzar, debieron pasar por el jardín del palacio gubernamental.

La manifestación, a la que se acoplaron los jubilados que exigen el 82 % móvil, concluyó con las estrofas del Himno Nacional, que fueron entonadas de espaldas a la Casa de Gobierno. La protesta de los autoconvocados, que exigen la reapertura de paritarias, se recrudeció el lunes luego de que les aplicaran descuentos de hasta $ 1.200 en sus haberes por los días no trabajados. LA GACETA ©
Comentarios