Los artistas independientes buscan su espacio

"Músicos y teatristas tenemos en común que hacemos artes escénicas y que nos afectan las políticas del gobierno", sintetizó Daniel Fares, un músico que integra una de las agrupaciones de artistas independientes que viene reclamando reglas claras y más apoyo de las autoridades. Aunque no son exactamente los mismos, los dos sectores tienen inconvenientes para realizar sus tareas, y ahora se unieron para dar la pelea. Hicieron asambleas, marchas y lograron reunirse con funcionarios de la Provincia y de la Municipalidad, para empezar a buscar soluciones concretas y de manera urgente. De todos modos, el martes realizarán una nueva movilización frente al Ente Cultural.

11 Oct 2009
Creen que son discriminados y que están desamparados, aunque para los músicos independientes tucumanos eso parece ser algo más que una simple sensación. "La actividad está regida por leyes de la dictadura, en las que el rock ni siquiera es considerado arte, y hay leyes no escritas que se fueron generando desde (la tragedia de) Cromagnon, con exigencias ridículas que no tienen lógica", disparó Santiago "Tito" González, miembro de la Unión del Under (UDU), y baterista de la banda Extrema Voluntad.
La situación, que excede ampliamente al rock porque afecta también a otros géneros musicales y al teatro, aunque en otros aspectos, derivó en la unidad de las tres agrupaciones de músicos que hay en Tucumán, y al colectivo de salas y elencos teatrales independientes, movida a la que se sumaron también artistas que no tienen vínculos con esas organizaciones.
"Tuvimos dos reuniones con el Ente Cultural y una con concejales, y todos reconocen que hay pocos espacios para poder tocar. Les pedimos claridad en las leyes y ordenanzas, y una política cultural que apoye a las producciones independientes", señaló Daniel Fares, presidente de la Unión de Músicos Independientes Tucumanos Autoconvocados (Umita), y guitarrista de The Joncas.

Los reclamos
El reclamo puntual de los músicos apunta en varios sentidos. Por un lado, exigen que el Ente Cultural habilite locales estatales que puedan ser administrados por ellos mismos, que se generen políticas de fomento a la actividad, y que se les dé preponderancia a los artistas locales en su programación anual. "El Ente tiene en su estatuto la exigencia de que un 40 % de los espectáculos sean de músicos locales, y no se percibe que se cumpla, porque no hubo ese nivel de participación; deberíamos empezar por el cumplimiento de las leyes que ya están vigentes", agregó Daniel.
Manuel "Puchenko" González, guitarrista y cantante de Skaraway e integrante de Músicos Unidos por el Rock cree que pueden surgir soluciones, aunque no es tan optimista. "Ya nos pasó años anteriores, en que teníamos el compromiso de Mauricio Guzman de habilitar el centro cultural Juan B. Terán... soy muy desconfiado porque no puede ser que nos prometan tanto a nosotros y que a los teatristas les digan que no hay plata...", afirmó.
Uno de los problemas más graves, dijo "Tito", es que "el arte independiente está en crisis y que al rock se lo criminalizó después de Cromagnon... fijate que prohibieron que las bandas toquen en las semanas de los colegios, que quieren sacarlo de las cuatro avenidas, y eso es perder todas las posibilidades de trabajar que tenemos por una paranoia política que deriva en prácticas arbitrarias", confirmó. "Este año ya se perdió, estuvo muerto y todavía no tenemos nada", añadió "Puchenko".
Por el momento, comentó Daniel, se acordó con el Ente hacer un ciclo para que los artistas puedan tocar, que se haría en los exteriores del Juan B. Terán o en el Piletón del parque Avellaneda. La legislación municipal para habilitar locales o autorizar espectáculos, además de vieja es arbitraria, según los músicos. "Hay una cláusula que prohibe hacer música en la calle, otra que dice que no puede haber más de una persona por metro cuadrado, otras que exigen sistemas contra incendios que se aplican igual para un pub de 50 personas que para un gran estadio... así no se puede planificar ni invertir. Son normas pensadas para la represión de la cultura y no para su desarrollo", aseguró Daniel.

"Eligen lo foráneo sobre lo local"
"El Ente elige lo foráneo por sobre los artistas locales, que son los verdaderos referentes de la cultura tucumana", aseguró el Mono Villafañe, quien se suma a los reclamos, pese a no pertenecer a ninguna de las organizaciones de músicos. "Hacen laburar a grupos nuevos por $ 200, les pagan miles de pesos a figuras nacionales, y no respaldan a quienes sostienen la identidad cultural de nuestra región", insistió. Según el cantante folclórico, "El Ente te etiqueta con el precio en lugar de sostener a los referentes para que desarrollen su arte. Tenemos el ejemplo del ciclo Verano con Cultura en el que actúan los Copla y Raly y no los tucumanos", se quejó.

Una marcha con muchos reclamos
El martes a las 11, músicos y teatristas independientes se reunirán en las puertas del Ente Cultural (San Martín 251), para apoyar el reclamo que vienen haciendo a las autoridades. Exigen "el inmediato y absoluto cumplimiento de la ley provincial de teatro", la creación de "una ley de fomento, difusión y apoyo a los músicos", que "se dejen de gastar los fondos que pertenecen a la producción cultural de nuestra provincia". También piden el cumplimiento de los tratados internacionales incorporados a la Constitución Nacional que obligan al Estado a dar participación en la vida cultural y en salvaguardar el patrimonio inmaterial.


Comentarios