Cartas de lectores

10 Ago 2009
YERBA BUENA
¿Cómo no generar pobreza escandalosa si algunos dirigentes no conocen límites para agraviar impunemente la ley? LA GACETA (4/09) informó que la Municipalidad de Yerba Buena gestiona compras directas por cifras millonarias que en absoluto se justifican. Se pretende montar un ente paralelo de Vialidad Municipal con maquinarias ad hoc pese a carecer de estructura, personal y capacidad operativa para instrumentarlo eficientemente. Salvo el aumento de burocracia en el insaciable pozo del gasto público y perjuicios económicos a la comunidad. Al punto que hoy ni siquiera se inspeccionan idóneamente algunas obras como el cordón cuneta con notorias deficiencias, los lomos de burro que duran apenas días, los semáforos sin funcionar y las calles pavimentadas con desniveles. ¿A qué se debe la premura que despierta fundadas dudas sobre estos métodos administrativos, en relación con los dineros del pueblo? La comunidad de Yerba Buena, recordemos, junto a la prensa, detuvo oportunamente una iniciativa extraña: la libertad de instalar casas de juego a voluntad en el ejido  urbano. ¿Por qué ante esta irregularidad no interviene de oficio la Justicia y por qué se la gestiona en silencio? Resultan tan insoslayables las preguntas como las respuestas.

Francisco Juliá                   
[email protected]  

JUBILADOS (I)

Es muy fácil desde la opulencia opinar sobre la pobreza, ¿No sería más humano practicar con el ejemplo como San Francisco de Asís, que renunció a la riqueza y predicó viviendo en la humildad, al lado de los que nada tenían? ¿De qué les vale a los legisladores nacionales rasgarse sus vestiduras democráticas -oficialistas y opositores- que esconden debajo de la alfombra los verdaderos problemas que padece más del 40% del pueblo, que los votó para que sean sus representantes y lo defiendan digna y humanamente? Es loable, para ellos, el haberse incrementado el 15 % sobre sus dietas. Es indigno y vergonzoso que estén convalidando la miseria del 6 % (una verdadera burla) del incremento a los jubilados y pensionados, con el índice trucho de la "Ley de Movilidad", no haciendo respetar lo dispuesto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, de abonar el 82 % móvil a todos los Jubilados.

Federico Yurcovich                                        
[email protected]

JUBILADOS (II)

"Los funcionarios no cumplen las sentencias'', dijo el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti. "Estamos en un Estado donde hay funcionarios que no cumplen sentencias, simplemente porque discrepan con ellas. El Estado es el principal demandante del Poder Judicial y genera un exceso de litigiosidad. Pedimos políticas coherentes. Si queremos menos juicios de jubilados, hay que pagarles; si queremos menos litigios laborales, deben haber una legislación menos oscura e ineficiente". Agregó que hay respetar las decisiones de los jueces, "y si no nos gustan, hay que trabajar en mejorar su forma de selección''. Ahora la misma Corte evalúa mecanismos para acelerar los juicios pendientes de jubilados y extender los alcances de un fallo sobre actualización de haberes a toda la clase pasiva. Se evalúa la forma de extender el denominado "Fallo Halabi y Badaro'', de modo tal que estos juicios puedan beneficiar a todos los jubilados con iguales reclamos. En otro párrafo dijo: "la Corte no le va a decir al Gobierno de dónde sacar el dinero, pero se le pedirá al Congreso que sancione una Ley y que se busquen los mecanismos para saldar esa deuda con los pasivos. Hoy prácticamente la Corte está ordenando estos pagos y que el Gobierno deberá disponer ya de una vez los fondos de la Anses, que en estos momentos se destinan para otros fines y no en beneficio de sus afiliados. Todos los afectados pasan los 70 años. Algunos litigan desde hace 16 años, y la avanzada edad los va resignando a que no verán nunca los resultados. Si el dinero está, que se les pague; si no está, que se busquen otros mecanismos para saldar esa deuda, explicó la Justicia. Si no se cumple lo que dice la Ley es porque no se practica la real y verdadera democracia que debe imperar en el país para que seamos creíbles y confiables.

Ricardo Antonio Nieto                           
Crisóstomo Alvarez 367                             
S.M. de Tucumán                     

FALTA DE TODO

Mi capacidad de asombro se vio colmada cuando tuve que viajar ayer al Ingenio Leales por cuestiones personales. De acuerdo a un calificado vecino de esa zona que, me relató lo siguiente -y algunas cosas pude comprobar personalmente-: la comisaría de esa importante zona no cuenta con teléfono, así que no intenten llamar a un policía. Tampoco cuenta con un móvil policial, así, cuando deben trasladar a un preso hasta Tribunales deben  hacerlo en un auto perteneciente a un superior o, en su defecto, son trasladados en colectivo.

José Nieman                                              
 Pje. Carlos Gardel 862 B° Piedrabuena
S.M. de Tucumán  

PERROS PITBULL

En mi cuadra vive una familia que posee varios perros, entre ellos dos de raza Pitbull, que han atacado ferozmente en reiteradas ocasiones hasta ahora sólo a otros perros. Los vecinos estamos atemorizados ya que los dueños de estos canes no tienen los cuidados necesarios; no poseen ni portón ni alambrados; los perros no obedecen, no usan bozal, se escapan y cuando muerden, no sueltan su presa. Van matando a muchos perritos; en el vecindario hay muchos niños y todos tememos por lo que pueda pasar. Fuimos a la Municipalidad y también a la Policía, pero no parece haber una ley que nos ampare. Ojalá pronto se haga efectiva la ley sobre tenencia de animales peligrosos, antes de que tengamos que lamentar una tragedia como la del bebé que fue atacado en agosto del año pasado.

Valeria González                                    
San Juan 367                                      
Tafí Viejo (Tucumán)  
                   

SOMBRA VS. FOTOSINTESIS
Comparto en general su editorial (6/08) con el estado de abandono de las peatonales y otros aspectos que demuestran la falta de preocupación municipal. No conozco los cambios operados en las peatonales cordobesas ni las variedades de árboles empleadas, pero nadie puede ignorar el riesgo que significa tener un árbol de dimensiones en pleno centro, por mucha sombra que provea. Con el título de "Sentido común", en carta publicada el 9/10/05, decía: "se lamentan daños cuando cae un árbol, pero a nadie se le ocurre que en invierno deben podarse a niveles compatibles con el peligro que significan, y no reponer en la ciudad especies que son para parques. La fotosíntesis se asegura con árboles de hojas perennes como el naranjo". He remarcado fotosíntesis y perennes, por considerar que este proceso de transformación del anhídrido carbónico es permanente y de vital importancia en la purificación del aire. Quizás por esa condición haya sido el clásico árbol de las ciudades y el que menos daño hace, porque sus raíces no destruyen las veredas ni los desagües pluviales y no conozco que ningún naranjo haya caído sobre un auto, como ocurre con árboles grandes.

Vicente Navarro                            
Catamarca 79                                        
S.M. de Tucumán       
              

DIONISIO PAZ
"¡No se hagan los champi!" Advertía cuando requería al autor de alguna travesura, en el silencio como respuesta en aquel 6° grado en el Gymnasium. Y luego iniciaba la lectura de Shunko y sus anécdotas con Abalos, santiagueño como él. Fue nuestro profesor tutor, casi un aliado en los paseos a San Javier o a El Cadillal, el señalero de rutas de los juegos de la vida en el aula usada por todos como un recreo de las exigencias y de los afectos. Una voz noble se nos ha ido sin que le quiten sintonía los tiempos duros de la represión. Al leer LA GACETA, se encendió el recuerdo para hacerlo una presencia que se abre por encima de las sombras de la muerte.

Héctor Arturo Cabot                              
[email protected]


Las cartas para esta sección deben tener un máximo de 200 palabras, en caso contrario serán sintetizadas. Deberán ser entregadas en Mendoza 654 o en cualquiera de nuestras corresponsalías haciendo constar nombre y domicilio del remitente. El portador deberá concurrir con su documento de identidad. También podrán ser enviadas por e-mail a: [email protected],  consignando domicilio real y N° de teléfono y de documento de identidad. LA GACETA se reserva el derecho de publicación.
Comentarios