El Senado repudió el atentado a Cristina, pero sin la oposición

El Frente de Todos sesionó con el quórum justo. Juntos por el Cambio llamó a no utilizar el Congreso con fines partidarios

MUCHOS ESCAÑOS VACÍOS. Juntos por el Cambio no participó. twitter@senadoargentina MUCHOS ESCAÑOS VACÍOS. Juntos por el Cambio no participó. [email protected]
09 Septiembre 2022

La sesión especial del Senado de la Nación, convocada con el propósito de repudiar el intento de magnicidio contra Cristina Fernández de Kirchner, derivó en un declaración condenatoria que se aprobó con 37 votos, la unanimidad de los presentes. Los senadores opositores no se presentaron en el recinto, por lo que el gesto quedó reducido a la expresión de los parlamentarios oficialistas.

El quórum fue el justo y necesario para el Frente de Todos, ya que los 33 senadores de Juntos por el Cambio y la cordobesa Alejandra Vigo (Córdoba Federal) se ausentaron por decisión propia, mientras que el misionero Maurice Closs no estuvo por cuestiones de salud. Sin embargo, la presencia de 34 oficialistas, sumado al aporte de los aliados provinciales Alberto Weretilneck (Río Negro), Magdalena Solari Quintana (Misiones) y Clara Vega (La Rioja), permitió llevar adelante la sesión y aprobar la declaración.

Previo a la votación, cuatro miembros del Senado hicieron uso de la palabra: José Mayans, Anabel Fernández Sagasti, Vega y Weretilneck. Vega, autora de los tres proyectos de repudio al atentado, que finalmente se unificaron en un solo texto, acusó a la oposición de generar odio y rechazo en la ciudadanía, sentándose como opinólogos en cualquier programa de televisión. También expresó que la institucionalidad del país fue la atacada con el intento de magnicidio.

Fernández Sagasti fue terminante: “desde el jueves 1 de septiembre Argentina no es la misma, y no debe ser la misma. En este caso, creo que los repudios (al intento de asesinato de CFK) tienen que ser sinceros, sin reservas”. También denunció que la Vicepresidenta es víctima de violencia política y persecución judicial, y le advirtió a la oposición que propagar odio lleva a estas consecuencias.

En la declaración el oficialismo se pronunció a favor de la paz social y exigió: “el pronto y completo esclarecimiento y la condena de los responsables de este hecho lamentable que empaña la vida en democracia”.

En la vereda del frente, los senadores de Juntos por el Cambio explicaron su ausencia mediante un comunicado. La razón, según reza el texto difundido en las redes sociales, es que no avalan el uso político partidario del Congreso. “La Justicia debe investigar para lograr el esclarecimiento del atentado contra la Vicepresidenta, mientras que el Senado tiene la obligación de debatir soluciones a los graves problemas que golpean día a día a los argentinos”, enfatiza el escrito.

El gobierno, “atento a la investigación”

“El Gobierno está atento a la investigación. Leímos atentamente la imputación que se realizó el miércoles por la noche y seguimos la investigación”, dijo la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti en la Casa de Gobierno. “Estamos a una semana del atentado contra la Vicepresidenta que cambió sin duda un montón de cosas, entre ellas la agenda de gobierno”. Informó que el presidente, Alberto Fernández, “invitó a todos los ministros” a una misa mañana en Nuestra Señora de Luján.

“No la conocí, nunca la vi”: un dirigente se distanció de Brenda Uliarte

Uno de los fundadores de la agrupación Revolución Federal, Jonathan Morel, se distanció ayer de Brenda Uliarte, la joven detenida junto a su novio Fernando Sabag Montiel, en el marco de la investigación por el atentado contra la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. “Yo no la conocía. Nunca la vi”, dijo Morel en declaraciones a Radio con Vos, al ser consultado sobre la presunta participación de la joven en una violenta protesta en la Plaza de Mayo que realizó esa agrupación el pasado 18 de agosto pasado. “Soy una persona que saluda a todos. Son marchas de 60 personas, tampoco es muy difícil, los ves a todos. Somos siempre los mismos”, aseguró. Asimismo, Morel negó la vinculación política entre la agrupación, que escracha habitualmente a dirigentes políticos, con los imputados y negó que promuevan la violencia política.

Comentarios