Las polémicas derivaciones del caso Pinna

Mientras al comerciante le dictaban la preventiva por robo, su novia Romina Ulloa Igor contaba una versión que modificó el rumbo de la investigación. Se apagaron las cámaras de seguridad del lugar y no hay imágenes de lo que sucedió. Irregularidades

Con preventiva en Tucumán

La estrategia defensiva de Juan Jesús Piero Pinna (foto) no dio resultados. No pudo demostrar que los elementos que extrajo de un local eran suyos, por lo que fue acusado de robo doblemente agravado por el uso de armas y por haber sido cometido en poblado y en banda. Su defensor anunció que apelará la resolución.

El fiscal Pedro Gallo, durante la audiencia, aseguró que el comerciante se presentó a la casa central del “Faraón del Pollo”, de propiedad de su ex esposa, en la madrugada del viernes 24 de junio, junto a otras seis personas encapuchadas, golpeó las manos hasta que el sereno, Maximiliano Núñez, lo atendió. “En ese momento, le mostró una pistola que tenía en la cintura y le dijo: ‘vamos a llevarnos las cosas por las buenas o por las malas”, aseguró el representante del Ministerio Público Fiscal. Luego enumeró los objetos que se llevó en un camión: seis heladeras exhibidoras, un freezer, una heladera pequeña, cuatro televisores y seis computadoras.

Pinna fue el primero en rechazar la acusación en su contra. “Llegué a esa hora a buscar las cosas que me pertenecían. Núñez, que estaba con una mujer, me atendió y me permitió llevarme las cosas. Hasta me colaboró. No ejercí violencia alguna y no eran seis personas, sino dos que estaban paradas en la esquina”, declaró. “Quiero agregar que me están acusando de un robo de una empresa que es mía”, indicó Pinna. Su defensor, Alejandro Biagosch, adelantó todas las pruebas que tiene para demostrar que la cadena de pollerías es de su propiedad. “En este caso no se habría configurado un delito porque se llevó elementos de su firma y que él los había comprado”, dijo. El profesional solicitó que sea puesto en libertad o que se le dicte el arresto domiciliario.

La jueza Patricia Carugatti entendió que debía profundizarse la investigación al entender que aún no está claro de quién es la empresa, pero sí tuvo en cuenta las pruebas presentadas por el fiscal Gallo y que el hecho se haya registrado en la madrugada. Por estos motivos decidió aceptar el pedido de que se le dicte la preventiva por dos meses y no por cuatro como había solicitado Gallo.

Los detalles de la fuga

En la audiencia casi no se tocó la causa por el homicidio de Maximiliano Rihl (44) registrado en Mar del Plata el domingo pasado y por el que está acusado Juan Jesús Piero Pinna. Si bien el hecho se registró en otra jurisdicción, el fiscal Pedro Gallo (foto) la utilizó para argumentar para que se le dicte la preventiva.

“Ha demostrado que tiene la posibilidad de trasladarse de una provincia a otra. Sabiendo que en Tucumán tenía pedido de detención, viajó a Buenos Aires. Después de que fuera acusado de un homicidio agravado en Mar del Plata, a los dos días se entregó en Tucumán”, explicó el fiscal.

El defensor Alejandro Biagosch cuestionó duramente que se haya utilizado ese argumento en la audiencia por el robo. “No se le puede responsabilizar a él la negligencia de las fuerzas de seguridad que no lo detuvieron por los controles que pasó. No goza de ninguna impunidad ni de contactos con las policías de diferentes provincias ni políticos. Él prefirió presentarse aquí”, indicó el profesional sin dar mayores detalles. El codefensor Sergio Faiad, el lunes había aclarado que Pinna no quería fugarse, sino que había viajado a Tucumán por su seguridad.

El acusado habría arribado a Tucumán el domingo a última hora o el lunes por la mañana. A partir de ese momento permaneció oculto buscando asesoramiento legal. También recibió colaboración de amigos. Uno de ellos, que fue testigo de identidad reservada en el juicio contra el clan Ale -por esa razón no se puede dar a conocer su nombre- estuvo presente con nombre y apellido en esta audiencia.

Según los investigadores, la voz de este hombre es la que aparece en el video que se filmó para demostrar que Pinna iba a presentarse. Las imágenes muestran el andar de la camioneta de Faiad transitando por una ruta de la provincia. El amigo colaborador, también tendría relaciones con los miembros del clan Caro, cuyos miembros están detenidos por integrar una banda que está acusada de cometer “escruches” en el Gran San Miguel de Tucumán. El imputado, que afrontó el año pasado una causa por pagar con cheques sin fondos (los documentos habrían estado a nombre de un pariente político fallecido) se instaló en Buenos Aires luego de que los Caro fueran detenidos.

Giro en la investigación

Desde un primer momento se especulaba que su declaración sería clave, pero no que podría provocar un giro en la investigación. Romina Ulloa Igor (foto), la novia de Juan Jesús Piero Pinna, se presentó ante la fiscala Florencia Salas para contar su versión de lo que ocurrió el domingo a la madrugada, cuando fue asesinado Maximiliano Rihl.

Los detalles de sus dichos se mantienen en reserva. “Si quieren que la investigación no se entorpezca, ella no debería contar nada de esto a los medios”, le dijo la fiscala Salas a la ex diputada provincial Estela García, madre de la joven, según publicó el diario “La Capital”.

De acuerdo a la última versión, Ulloa Igor habría protagonizado un incidente con un importante político del sur del país y su novio salió en su defensa. Ambos, de acuerdo con esta nueva hipótesis, fueron atacados por varios participantes de la reunión, que habrían portado armas de fuego con las que terminaron siendo amenazados. El tucumano sacó la suya y allí se inició un tiroteo que derivó en la muerte de Rihl.

El defensor del acusado, Alejandro Biagosch, se excusó de dar mayores detalles, pero sí anunció que en la audiencia de control de extradición que se desarrollará mañana solicitará que su pupilo sea llevado a declarar y que luego regrese a la provincia. “Hay personas de mucho poder involucradas en este hecho que pueden hacer cualquier cosa para perjudicar a Pinna. En la pesquisa están surgiendo algunas irregularidades y, fundamentalmente, sabemos que tienen capacidad para mandarlo a matar en cualquier penal bonaerense donde sea alojado”, explicó el profesional, que está trabajando con un colega marplatense en el caso.

Biagosch insistió que todavía falta que se produzcan varias pruebas para sostener la versión de su defendido. “Lo único que podemos adelantar que esta causa no se trata de un homicidio, sino de un legítimo acto de defensa propia”, señaló. En las próximas horas se conocerán los informes que médicos de la Policía y del Poder Judicial que hicieron para determinar si Pinna tenía lesiones.

Los misterios de la fiesta

Maximiliano Rihl (44) fue asesinado en una fiesta de cumpleaños de Mauricio Ríos (51), polémico empresario marplatense. Juan Jesús Piero Pinna fue acusado del crimen que está lejos de ser esclarecido por las dudas que surgieron en las últimas horas.

Hasta el momento no se sabe quiénes fueron todos los participantes del encuentro. Algunos aseguran que había unas 200 personas, pero menos de una veintena fueron identificados. Todos ellos dijeron que no vieron la mortal pelea. El diario “La Capital” de Mar del Plata publicó en su edición de ayer que en la reunión estuvieron presentes empresarios, dirigentes políticos y funcionarios municipales y judiciales. También informó que la playa de estacionamiento del lugar, donde sólo había autos de alta gama, fue custodiada por vigías de la municipalidad marplatense.

El único identificado fue Rudy Ulloa Igor, suegro de Pinna y ex chofer de Néstor Kirchner, que está siendo investigado por enriquecimiento ilícito. El ahora supermercadista y empresario de medios se habría marchado antes de que se registrara el hecho.

La fiscala Florencia Salas no cuenta con imágenes de las camáras de seguridad. Los investigadores sostienen que los aparatos podrían haber sido apagados antes de que comenzara la fiesta. “Es evidente que intencionalmente buscaron evitar que los participantes fueran filmados”, señaló una fuente. Los asistentes también habrían recibido “la orden” de borrar todas las fotos y videos que subieron a las redes sociales.

En las últimas horas surgió otro dato importante: en la autopsia se determinó que Rihl fue asesinado con una pistola nueve milímetros, pero en la escena del crimen, según trascendió, los peritos habrían encontrado vainas de diferentes calibres, lo que confirma que hubo un tiroteo.

Ríos, por sus contradicciones, quedó en la mira de la fiscala. Dijo que la víctima había sido trasladada en una ambulancia, pero después confirmaron que él lo llevó al hospital en su camioneta particular. También informó no conocer a Pinna porque era el novio de una amiga y luego brindó todos los datos a la Policía para que lo detuvieran.

Preparan el traslado a Mar del Plata

Después de haberse confirmado la imputación de Juan Jesús Piero Pinna por robo, las autoridades comenzaron a realizar los trámites para que sea extraditado a Mar del Plata, donde se le abrirá un proceso por el homicidio de Maximiliano Rihl.

Mientras ello ocurre, ante el temor de que algo pueda sucederle, por orden del Ministerio de Seguridad, se extremaron todos los cuidados para protegerlo. La tarea quedó en manos del personal de la ex Brigada de Investigaciones, al mando de los comisarios Miguel Carabajal y Jorge Dib. Una de las medidas que tomaron los efectivos es mantener en secreto el lugar donde se encuentra alojado. Durante la audiencia, que se realizó de manera virtual, los funcionarios tuvieron cuidado de que no surgieran pistas sobre dónde podía estar alojado.

Por otra parte, una fuente policial informó que un guardia lo observa durante las 24 horas para evitar que sufra un ataque o pretenda quitarse la vida. Las autoridades también confirmaron que le pidieron al detenido que eligiera a dos personas de su confianza para que le llevaran la comida que consumiría. Le aclararon que nadie más podía realizar esa tarea y que si se presentaba otro, no la aceptarían. Los efectivos confirmaron que Pinna no generó ningún problema desde que está privado de su libertad. Pero en la audiencia de ayer protagonizó dos situaciones que le significaron una reprimenda. La audiencista le llamó primero la atención porque no prendía la cámara y después, cerró una reunión privada que mantenía con su defensor Alejandro Biagosch.

Desde el martes el fiscal Pedro Gallo comenzó a tener conversaciones con su par de Mar del Plata Florencia Salas (foto). Las comunicaciones que mantuvieron fueron para ir definiendo cómo será el procedimiento de extradición de Pinna a Mar del Plata, donde será imputado de homicidio. En una audiencia que se realizará hoy, un juez definirá la situación. Si acepta, el traslado se hará de manera inmediata a la ciudad de la costa atlántica bajo un fuerte operativo de seguridad.

Comentarios