Suspenderán mañana los colectivos nocturnos en todo el país: ¿Tucumán se adhiere?

La Fatap decidió recortar el servicio como reclamo por las partidas presupuestarias, falta de insumos y el faltante de gasoil.

SIN CAMBIOS. Los colectivos circularán hoy en su horario habitual. SIN CAMBIOS. Los colectivos circularán hoy en su horario habitual. ARCHIVO LA GACETA
28 Junio 2022

Desde la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) anunciaron la suspensión de los servicios nocturnos en todo el interior del país, en reclamo por las partidas presupuestarias que pondrían en riesgo el pago de los sueldos de los choferes. En nuestra provincia, desde Casa de Gobierno pidieron a los representantes de la
Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat) que no se sumen a la medida. La respuesta se conocerá esta tarde.

La seccional Tucumán de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) mantuvo reuniones con los empresarios locales, nucleados en Aetat, para definir las medidas. 

Tras las reuniones, Jorge Berreta, dirigente de Aetat, confirmó a LA GACETA que en la provincia no se sumarán a la medida de fuerza. 

"Por pedido del gobernador y por el acompañamiento que tiene la provincia al sistema de transporte público, no nos vamos a plegar", dijo Berreta. También aclaró que, de no resolverse los pedidos realizados a Nación, se verá qué medidas se toman, porque la situación es crítica.

La medida nacional

En un principio, la Fatap decidió que los servicios nocturnos sean suspendidos desde las 22 del miércoles hasta las 6 del jueves, medida que afectará a millones de pasajeros en las diferentes ciudades del interior en las que ya se confirmó la medida de fuerza: Córdoba, Mendoza, Entre Ríos y Rosario. 

Entre los causales  del reclamo, desde la organización de transportadoras sostienen que "la publicación de la Resolución MT N°401/22, asigna al sector un presupuesto de $38.000 millones para el 2022, a pesar de que existe dictamen favorable de las Comisiones de Transporte y Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados de la Nación en asignar al sector $59.500 millones". 

El segundo argumento es "la imposibilidad material de atender salarios, aguinaldos y los costos erogables, tales como combustibles, lubricantes, neumáticos, reparaciones y seguros, elementos todos imprescindibles para mantener operables los servicios".

Por último, los empresarios explicaron que "a la situación descripta deben sumarse los constantes incrementos en el precio del gasoil, sumado al agotamiento del stock disponible y la falta de reposición del consumido, hechos que deterioran aún más la ecuación económica de los servicios".

Comentarios