Un celular generó una violenta agresión

Un supuesto vendedor fue atacado en Santiago y Maipú por dos compradores con los que habría tenido un problema en una operación

ESCENA I. El joven de buzo blanco ataca a la víctima con un arma blanca. ESCENA I. El joven de buzo blanco ataca a la víctima con un arma blanca.

Una violenta agresión generó estupor entre los vecinos de barrio Norte. Un grupo de personas agredió a un supuesto vendedor de celulares de alta gama que habría engañado a uno de ellos. La víctima del ataque sufrió heridas en la mano porque uno de los agresores lo lesionó con un arma blanca. No hubo detenidos porque ninguna de las partes realizó denuncia alguna. Este hecho podría estar vinculado al mercado negro de ventas de teléfonos móviles, según una fuente judicial.

Un lector de LA GACETA filmó el incidente registrado en Santiago del Estero y Maipú y lo envió a la producción de LG Play para que lo difundiera. Estas son las cuatro secuencias más importantes del caso:

- Toma uno: quedó registrado cómo un policía trató de resguardar la integridad física de un joven que es atacado por dos personas.

- Toma dos: un joven de buzo gris se aproximó al agredido y le aplicó al menos una decena de golpes de puño y varias patadas al hombre que estaba siendo sostenido por un uniformado. Una mujer gritó: ¿a quién le has robado? Otro transeúnte que pasaba por el lugar exclamó: “¡pegale en la jeta!”.

- Toma tres: en medio de la trifulca, en la escena apareció otro muchacho con un buzo blanco. En el video quedó registrado cómo utilizando un cortaplumas o una trincheta, lo atacó siete veces y luego le provocó un corte en una mano. Después, al notar la presencia de los efectivos, arrojó a la calle el arma que había utilizado y comenzó a alejarse de la escena.

- Toma cuatro: los agresores comenzaron a calmarse con la llegada de refuerzos. A los efectivos de Guardia Urbana se sumaron los de la ex Brigada que pasaban por el lugar e intervinieron para poner a salvo a la víctima. Mientras eso sucedía, uno de los atacantes gritaba: “¡¿Vos vendés celulares?!”. “¡Hermano! ¡270 lucas por el Iphone te he dado!”, añadió. De pronto apareció una mujer y agregó: “¡Hasta lo amenazaste a mi nieto!”.

Estupor

El hecho se registró el martes cerca de las 19 en la transitada esquina. Los vecinos que presenciaron la agresión todavía no se recuperan del estupor. “Un chico venía caminando, y de pronto, aparecieron dos jóvenes y empezaron a reclamarle que les devuelva el dinero o el celular. Después comenzaron los golpes y la locura. Vivo hace más de 60 años en Barrio Norte y jamás viví algo así. El nivel de salvajismo de la gente es increíble”, resumió Juan Carlos Melchiori.

Su esposa, María Susana, agregó: “nadie entendía nada y la gente pensaba que había robado un celular. Fue increíble. Mientras lo golpeaban y lo lastimaban, las personas que pasaban por el lugar, pensando que se trataba de un ladrón, les pedían a los agresores que lo mataran para que aprenda”.

“El efectivo que está de parada en la esquina vino corriendo a ver qué sucedía. Cuando comenzaron a golpear al joven, el uniformado intentó protegerlo para que no sufriera más daño. No pudo hacer mucho hasta que vinieron refuerzos. Esa gente estaba mal, no les importó nada. El propio ‘canita’ recibió golpes”, explicó Fernando Herrera, empleado de uno de los comercios de la zona. “De la nada apareció uno con buzo blanco y sacó un cortaplumas y empezó a lesionar al joven. Pensé en un momento que lo mataría”, añadió.

Luciana Rodríguez hizo otro análisis de la situación. “No se puede creer que vivamos en una sociedad así. A esa hora, por esta cuadra, hay muchísimo movimiento. No sé qué habrá pasado ni me interesa, pero personas que dicen ser normales no pueden tener un comportamiento así. Nuestra provincia está rendida ante algunos salvajes”, destacó.

La investigación

En el lugar del hecho, según confiaron fuentes policiales, los agresores habrían denunciado que la persona a la que habían golpeado los habría engañado en la venta de un celular. La víctima desmintió esa versión y señaló que los atacantes lo habrían citado a ese lugar utilizando el nombre de otra persona.

Los policías, después de haber identificado a los protagonistas de la pelea, solicitaron que realizaran la denuncia pertinente. La víctima del ataque fue trasladada hasta la base de Guardia Urbana que estaba a pocos metros. El damnificado pidió ser atendido por las lesiones que había sufrido y dijo que luego haría la denuncia correspondiente en la seccional 1ª. Pero hasta el cierre de esta edición no lo había hecho. según se supo.

En la Unidad de Decisión Temprana del Ministerio Público Fiscal les dijeron a los policías que identificaran a los protagonistas del hecho y que, si no realizaban las denuncias correspondientes, no demoraran a nadie, lo que finalmente sucedió. La investigación del caso sigue su curso.

Modalidad delictiva: cómo es el mercado negro de los iphones

En Tucumán, como en otras provincias, hay un mercado negro de venta de celulares Iphones. Según confiaron fuentes policiales y judiciales, el negocio se alimenta a través de dos vías.

La primera, por el ingreso ilegal de aparatos al país y, la segunda, la reventa de equipos que son robados. Hay personas que tienen contactos en países del extranjero que les envían los celulares para que después los revendan a particulares. Normalmente este producto es ofertado por las redes sociales.

También hay indicios de organizaciones que se dedican a robar los Iphones que después comercializan a través de un sistema bastante particular. Se produce un intercambio de teléfonos móviles de esta marca entre grupos de diferentes provincias para evitar ser detectados. En Tucumán se registró un caso: un tal “Mai” fue procesado por haber tenido un equipo que le habían robado a una fiscala de Buenos Aires.

Los investigadores también sostienen que las organizaciones delictivas cuentan con el software necesario para lograr desbloquear los Iphones. Antes los enviaban a Bolivia o a Paraguay para poder liberarlos, El costo de esta tarea, según los pesquisas, llega hasta los $10.000. Este no deja de ser un dato sorprendente, ya que desde hace tres años que las autoridades no pueden desbloquear el teléfono de Natacha Jaitt para esclarecer las causas de su muerte.

Comentarios