La goleada de Messi: ¡Igualó a un tucumano!

Hace 80 años, Juan Andrés Marvezy, formado en All Boys, fue el primer jugador de la Selección en marcar cinco goles en un partido. Ayer. Lionel Messi logró esa marca, en una actuación formidable ante Estonia.

Un partido amistoso, con prácticamente un solo equipo en la cancha por la tremenda diferencia de categoría que hay entre Argentina y Estonia, y una figura excluyente. A esta altura de la historia, Lionel Messi ya parece haber agotado los adjetivos; ya parece haber roto todos los récords posibles y ya parece haber hecho todo lo que un futbolista de excelencia puede hacer en un campo de juego. Pero él sigue aportando a una causa de hechos inolvidables. Ayer, créase o no, igualó una marca que tuvo a un tucumano como el primero en conseguirla ¡hace 80 años!

En el estadio El Sadar de Pamplona, ante una multitud, el rosarino se despachó con cinco goles, su primera vez con esa cantidad vistiendo la camiseta de la Selección. El final del juego entregó un 5-0 que pudo haber sido todavía más abultado, de haber mediado una mejor puntería en los jugadores argentinos. Claro, el que se salió totalmente de esta afirmación fue “Lio”, que estuvo genial. Logró una nueva marca personal de más goles en un mismo partido con la Selección, en la que ya alcanzó los 86 tantos (39 en amistosos) en 163 duelos. Su efectividad es de 0,52 goles por juego. Dejó muy lejos a Gabriel Batistuta, con 54 y a Sergio Agüero, con 41.

Con sus cinco goles igualó un récord cuyo primer capítulo se dio hace 80 años. Es ahora el tercer jugador en toda la historia de la “Albiceleste en convertir cinco veces en un mismo partido. El primero en conseguirlo fue Juan Andrés Marvezy (tucumano formado en All Boys, nacido en 1915 y fallecido en Munro en 1972, que en su carrera se lució en Tigre). Su logro se dio el 16 de febrero de 1941, durante la Copa América de Chile, cuando la Selección goleó 6-1 a Ecuador. El otro gol lo convirtió José Manuel Moreno, el temible delantero que se hizo célebre en River y que el 22 de enero de 1942, en la Copa América de Uruguay, anotó cinco en la goleada 12-0, también ante Ecuador. Posteriormente, el que más cerca estuvo se sumarse a este exclusivo “club” fue Luis Artime, que hizo cuatro tantos el 8 de diciembre de 1964 en un amistoso con Paraguay (8-1 final).

No fue la primera vez que Messi, actual jugador de PSG, marca cinco goles: vistiendo la camiseta de Barcelona, en 2012, lo consiguió ante Bayer Leverkusen, por la UEFA Champions League (terminó 7-1 el partido).

Hasta ayer, lo más cercano en números para “Lio” en cuanto a su capacidad goleadora en la Selección había sido los tres goles que marcó en siete oportunidades. Los hizo ante Haití, Guatemala, Bolivia, Ecuador, Panamá, Brasil y Suiza.

En medio de tantos números que marcan con contundencia la genialidad futbolística de Messi, sus palabras: “no podíamos cerrar la temporada mejor. Ganamos la Finalissima y esta vez sumamos más minutos preparándonos para el Mundial. Nos vamos a descansar unos días y ¡volvemos muy pronto!” Más que merecido lo tiene.

Comentarios