Sentencian a 10 años de prisión a un hombre que cometió robos millonarios en Tucumán

Estaba acusado de haber participado en atracos en la Capital, en Yerba Buena y en Lules. Fue trasladado al penal de Villa Urquiza.

Penal Villa Urquiza. El hombre condenado deberá purgar su condena en la cárcel. Foto ilustrativa de Archivo Penal Villa Urquiza. El hombre condenado deberá purgar su condena en la cárcel. Foto ilustrativa de Archivo
26 Mayo 2022

Un hombre que había sido acusado por una serie de robos millonarios fue condenado por la Justicia provincial a 10 años y seis meses de prisión, confirmaron en los tribunales penales.

El Ministerio Público Fiscal (MPF) comunicó que se arribó a un convenio de juicio abreviado con el acusado, identificado como Diego Sebastián Albarracín.

La Unidad Fiscal de Robos y Hurtos I, al mando de Diego López Ávila, lo acusó por el delito de robo calificado por ser cometido en poblado y en banda. El auxiliar de fiscal, Miguel Fernández, expuso las evidencias en la audiencia.

"Al momento de exponer su resolución, el magistrado interviniente declaró admisible el acuerdo pleno de juicio abreviado y dio lugar al pedido de la Fiscalía, ordenando el inmediato traslado al penal de Villa Urquiza", consignó el MPF. 

Los casos que motivaron la condena

El primer hecho ocurrió el 24 de diciembre de 2020, a las 23.43, cuando una banda de delincuentes se presentó en la puerta de un edificio ubicado en Monteagudo 777. 

"El guardia de seguridad se acercó a interiorizarse sobre lo que necesitaban, circunstancia en la que preguntaron por una mujer. Aprovechando el momento empujaron la puerta de ingreso. Uno de los sujetos exhibió un arma de fuego con la cual le golpeó en la cabeza y el rostro al guardia, reduciéndolo y dejándolo en el gabinete de medidores eléctricos del hall de entrada", describe el informe oficial.

Tras esta situación, agrega el reporte, "entre cuatro y cinco sujetos entraron a al edificio, se dirigieron al tercer piso, e ingresaron al departamento de forma violenta, dirigiéndose a una habitación en donde abrieron un placar que, en su interior, contenía un cofre de madera empotrado cerrado con llave, al que violentaron". De allí sacaron "US$ 31.000; cuatro cadenas de oro, ocho medallas del mismo metal, un largavista de color negro con su respectivo estuche, un pasaporte perteneciente a la dueña del departamento, dos sobres de la línea aérea “LAN” y un sobre de papel dentro de una bolsa de cartón, que contenía US$ 1400 y € 250".

"Una vez que se hicieron de todas las pertenencias de la víctima, bajaron hacia el hall del edificio y se retiraron por la puerta de acceso, dándose a la fuga con rumbo desconocido", detalló el MPF.

El segundo delito fue perpetrado el 12 de septiembre de 2021, a las 22. "Diego Sebastián Albarracín y sujetos no identificados se hicieron presentes a bordo de un vehículo en el domicilio ubicado en Camino de Sirga al 1.800 de la ciudad de Yerba Buena, lugar de residencia de otra víctima. Aprovechando que la vivienda se encontraba circunstancialmente sin moradores y previo acuerdo de voluntades y división de tareas que cada uno realizaría, se aproximaron a la puerta de madera de ingreso a la vivienda, violentaron la cerradura e ingresaron al interior. Una vez allí, se dirigieron hacia al comedor y de la mesa ubicada en el mismo sustrajeron la suma de $400.000, luego se dirigieron hacia el sector de las habitaciones. Al no encontrar en el lugar elementos de su interés, el imputado y sujetos no identificados se retiraron del lugar en posesión del dinero aludido", explica el reporte oficial.

Por último, el tercer atraco tuvo lugar en Lules. El 6 de noviembre de 2021, entre las 18 y las 21, cuando una casa se encontraba sin moradores, "el imputado junto a otros sujetos no identificados, quienes se movilizaban a bordo de dos vehículos (...), se hicieron presentes y, previo a romper la cerradura de la puerta de madera de acceso a la vivienda, ingresaron y se dirigieron hacia las habitaciones de donde se llevaron una caja" que contenía cuatro cadenas de oro, anillos y otras joyas. Además, sustrajeron "la suma de US$ 31.650; $80.000 y un teléfono celular, para luego darse a la fuga del lugar".

Comentarios