River: complicado y aturdido

Así quedó River luego del golpazo que le propinó Tigre. En el “Millonario” nadie esperaba una eliminación; ahora la misión es recuperarse rápido.

PREOCUPADO. Gallardo se mostró autocrítico luego de la derrota ante Tigre, que dejó a River fuera de carrera. Ahora, pide dar vuelta la página y pensar en la Copa. PREOCUPADO. Gallardo se mostró autocrítico luego de la derrota ante Tigre, que dejó a River fuera de carrera. Ahora, pide dar vuelta la página y pensar en la Copa.

¿Señal de inicio del fin de una era o mero tropiezo en el camino? En este caso, no se trata de la pregunta del “millón”, sino del interrogante que desvela a los “millonarios”. River pisó en falso el miércoles ante Tigre y sus hinchas quedaron inquietos por saber si solo fue una mala noche o el preocupante síntoma de un declive irrefrenable.

Al padre de la criatura se lo vio dolorido. Intentó disimularlo, pero lo transmitió hasta por los poros. Marcelo Gallardo compareció ante la prensa después de la eliminación en cuartos de la Copa de la Liga y sus palabras dejaron traslucir el impacto ocasionado por la sorpresiva caída.

“Soy el primer responsable de que no pudimos fluir, de la no lectura (correcta del partido), de no haber sido más ambiciosos en la búsqueda”, fue una de las frases –probablemente inédita en casi ocho años de gestión- pronunciadas por el “Muñeco” tras el golpe asestado por el “Matador” en el estadio Monumental.

Más allá de los (enormes) méritos del rival (que sí superó claramente en el juego al anfitrión en el primer tiempo, por más que Gallardo afirmara lo contrario), está claro que River defeccionó.

“No tuvimos funcionamiento general ni individualidades lúcidas”, fue el primer diagnóstico del entrenador local, que demoró muchísimo los cambios (recién movió el banco al minuto 72, quizá porque, con Matías Suárez y Juanfer Quintero lesionados, no creyó contar con los revulsivos necesarios).

Gallardo reconoció que River viene transitando un primer semestre signado por la irregularidad y la discontinuidad. “Tuvimos algunos partidos malos, buenos, no tan buenos…”, admitió antes de aclarar que realizará un análisis más profundo cuando su equipo complete su calendario de primera ronda de Copa Libertadores, a fin de mes.

Este River es menos confiable que versiones anteriores, de eso no caben dudas. De hecho, los “horrores” defensivos le han costado goles y también puntos (un resumen televisivo daba cuenta de al menos seis jugadas con fallos graves entre arquero y defensores).

“Otra vez hubo un error no forzado (de Paulo Díaz, que derivó en el segundo gol de Tigre) que nos golpea muy fuerte, emocionalmente lo sentimos”.

La confesión de Gallardo da cuenta de otra diferencia con equipos anteriores de su marca registrada, que solían levantarse de la lona durante el mismo “combate” y concluían ganando por nocaut o por puntos ante cualquier adversario y en las más variadas circunstancias.

Pasemos lista a cinco problemas por los que atraviesa el último campeón del fútbol argentino.

1 – La ausencia del lesionado Robert Rojas, que debilitó mucho la retaguardia.

2 – Héctor David Martínez no ha vuelto a ser el mismo después de su regreso, superada su lesión.

3 – Enzo Pérez pareciera necesitar otro tipo de compañía en la contención (su jerarquía está intacta, pero los años no vienen solos).

4 – Las últimas incorporaciones no reforzaron tanto. Ni Tomás Pochettino ni Ezequiel Barco se han asentado aún. Santiago Simón bajó su nivel y Agustín Palavecino perdió su puesto. Entre los creativos, solo Nicolás de la Cruz se mantiene habitualmente en el podio de los destacados.

5 – River extraña a Julián Álvarez versión 2021. Braian Romero está en un laberinto mental y futbolístico. Con Suárez lesionado, el equipo termina jugando con un solo delantero y carece de peso en el área rival.

Franco Armani, Díaz y Enzo Fernández fueron los mejores en este 2022 ciclotímico del “Millonario”. Pero incluso los dos primeros han protagonizado bloopers costosos.

Es cierto que en la Libertadores River viene dando pasos firmes y está ahí nomás de asegurar su pase a octavos. También es verdad que el jueves próximo, ante Colo Colo y en casa, el equipo del “Muñeco” afrontará una prueba de fuego para responder la pregunta del primer párrafo.

Consciente de ello, “Napoléon” aprovechó su contacto con los periodistas para instar a sus “soldados” a “dar vuelta la página” e ir “siempre para adelante”.

Ahora el “Mundo River” espera que el rugido de Tigre en el Monumental permanezca apenas como el recuerdo de un mal momento. Y que su equipo vuelva a sintonizar pronto el “Modo Libertadores” por el que a Gallardo se le erigió su estatua.

Una noticia que causó escozor

Luego de la eliminación, los hinchas de River recibieron otro baldazo de agua fría. Según una publicación del diario francés L’Equipe, Marcelo Gallardo figura en la lista de candidatos para reemplazar a Mauricio Pochettino como entrenador de PSG. Sin embargo, desde el entorno de “Muñeco” intentaron calmar las aguas. “No tiene intenciones de irse de River”, aseguraron.

Comentarios