Atlético: rollos de papel que se convirtieron en un perjuicio

Habrá sanción económica por el comportamiento de los hinchas; ¿el club hará algo con ellos?

EL CAMINO EQUIVOCADO. Los papeles lanzados sobre el césped como parte de la bienvenida al equipo demoraron el inicio del partido ante el “Lobo”. Luego, los rollos fueron usados como proyectiles. LA GACETA / FOTO DE DIEGO ÁRAOZ EL CAMINO EQUIVOCADO. Los papeles lanzados sobre el césped como parte de la bienvenida al equipo demoraron el inicio del partido ante el “Lobo”. Luego, los rollos fueron usados como proyectiles. LA GACETA / FOTO DE DIEGO ÁRAOZ

“Se impone multa de v.e. (valor de entradas) 180, por el término de tres fechas, al Club Atlético Tucumán. Artículo 83 del Reglamento Deportivo (arrojan rollos de papel, uno golpea a árbitro asistente)”. El Tribunal de Disciplina de la Asociación del Fútbol Argentino, a través del Boletín 87.292, se expidió sobre los hechos ocurridos en el partido que el “Decano” jugó en el Monumental “José Fierro” ante Gimnasia el 8 de abril. Una medida que podría considerarse “liviana”, tomando en cuenta que no sólo se arrojaron rollos de papel, sino que también se vieron otros elementos contundentes, como pedazos de mampostería, tal cual mostraron las imágenes televisivas.

Sobre llovido, mojado: en el partido del jueves ante Argentinos Juniors, otra vez se vio cómo desde las tribunas se arrojaban cilindros de hielo, botellas y otros elementos a la cancha. Incluso, en un momento el arquero de los “Bichos Colorados”, Federico Lanzillota, acusó el impacto de un proyectil. Ahora habrá que esperar por un nuevo informe del cuerpo arbitral sobre lo sucedido y otra eventual sanción.

Se sabe el delicado momento deportivo que vive el club, por resultados que lo mantienen en el fondo de la tabla de posiciones y muy complicado en la del descenso. Se conoce cuánto fue levantando la temperatura de la relación entre los hinchas y la dirigencia, algo que se puede palpar en la cancha y en los foros de los medios y de las redes sociales. Se reconoce el aguante que le hacen al equipo los simpatizantes, con su presencia en las tribunas y con aliento. Pero cuando esto último muta a actos violentos, como los que le generarán un perjuicio económico al club, ya hablamos de caminos errados.

“El valor de la entrada general lo pone la AFA, y así sale el monto de la sanción. Gracias a Dios hicimos un buen descargo. Y también hubo un llamado de atención a la comisión del hincha -que organizó la movida para recibir con papeles al equipo- para que nunca más se tiren. Si fuera el estadio de River, o el mundialista de Córdoba, sería totalmente diferente. En esos lugares hay mucho espacio entre la cancha y las tribunas. Sus integrantes entendieron la situación”, se dijo desde la directiva.

La sanción comenzará a regir a partir del partido con Talleres (de la fecha 13) y se extenderá a dos del próximo torneo, que comenzaría a principio de junio.

Si bien la AFA es la que pone el valor del precio de la entrada general, se puede tomar como referencia un boletín anterior del Tribunal de Disciplina (N°87.292), en referencia al mismo partido ante el “Lobo”, en el que se toma una medida contra el director técnico del visitante, Gustavo Miguel Zapata, por protestar fallos. “Se suspende por un partido o se le multa en v.e. 23 ($ 31.280)”, dice el documento.

Si se toma como referencia el valor de entrada que allí se determina ($1.350 cada una), la multa para el club por cada partido que juegue de local sería de más de $244.000. Esto es, más de 734.000 por los tres juegos.

La realidad dice que la medida era previsible. Y que es lamentable lo que pasó. Pero así como se sabe que se instó a no repetir la práctica de arrojar rollos de papel, habría que ir más allá desde lo institucional: alguna medida tendrá que tomar la dirigencia de una vez por todas contra los que cometen estos actos. Otros clubes están dando el ejemplo, cuando sus simpatizantes vulneran las normas de comportamiento. El “aquí no ha pasado nada” no ayuda a nadie.

Acciones

Durante el partido con Argentinos, desde la voz del estadio se pidió dos veces que no se arroje nada a la cancha. En las entradas se controló el ingreso de rollos de papel, pero igualmente hubo hinchas que burlaron la medida.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios