Protegen nueve joyas de la ciudad histórica

Se trata de un valioso conjunto de edificios que forma parte del entorno de la plaza Independencia. La Comisión Nacional de Monumentos Históricos los va a declarar “de valor arquitectónico nacional”.

CATÁLOGO MONUMENTAL. La cuadra de San Martín al 400 reúne seis de los nueve edificios sobre la plaza Independencia que serán protegidos por la Nación. CATÁLOGO MONUMENTAL. La cuadra de San Martín al 400 reúne seis de los nueve edificios sobre la plaza Independencia que serán protegidos por la Nación.

Es el corazón de la ciudad; el lugar que convoca a la vida colectiva. Lo es desde la fundación, y lo sigue siendo: en la plaza Independencia nos encontramos los tucumanos cuando pasa algo importante, desde las protestas hasta los campeonatos ganados. Pero no es sólo la superficie sobre la que nos paramos. De la plaza, de su identidad -y de la nuestra- son “pata” fundamental los edificios que la rodean.

“Producidos en el pasado, los bienes patrimoniales originados en el quehacer arquitectónico están presentes en nuestra vida: podemos observarlos, dibujarlos, fotografiarlos, recorrerlos... experimentarlos. Y son como un texto; hacen inteligibles, a través de la investigación, los signos producidos en el pasado, hecho más que valioso cuando la cultura, las teorías o las convenciones que los generaron han desaparecido”, nos advierte la arquitecta Olga Paterlini, miembro de la Junta de Estudios Históricos.

En esta nuestra “Ciudad Histórica”, muchos de los edificios que enmarcan la Plaza cuentan quiénes somos como ciudadanos; pero estamos tan acostumbrados a que están ahí que no tomamos conciencia de su importancia: entre casi todos (y el “casi” no es un dato menor, veremos más tarde) forman una suerte de catálogo concentrado de buena parte de la mejor arquitectura tucumana de la primera mitad del siglo XX.

“En unos 100 años (desde la construcción de Catedral actual hasta la del Hotel del Sol, y las intervenciones en la plaza propiamente dicha), se formó un conjunto urbano arquitectónico diverso, en lo formal y lo funcional”, explica Paterlini, que ha sido docente de Historia de la Aquitectura de la UNT desde que empezó como auxiliar estudiantil.

“Al mismo tiempo, el conjunto no es un collage ni un ensamblaje, pues hay armonía y coherencia en la articulación de lo construido, parcela a parcela; y también autenticidad; el conjunto refleja ideas y propósitos del momento en que cada edificio fue realizado”, explica.

Por estos motivos, y sumándolos a la Catedral, al templo y al convento de San Francisco y a la Casa de Gobierno, que ya estaban protegidos como monumentos históricos nacionales, la Comisión Nacional de Monumentos (CNM) termina los trámites para poner bajo el paraguas del “interés arquitectónico nacional”, nueve más de los edificios que integran ese valioso entorno de la plaza.

“Decisiones políticas sobre normas urbanísticas, como establecer alturas máximas y mínimas para construir en el perímetro de la plaza a comienzos del siglo XX, permitieron jerarquizar el entorno y contribuir a la coherencia del conjunto”, destaca Paterlini.

Nuestra imagen hacia afuera

Pero hay más. “En ninguna ciudad hay  turista que no inicie su recorrido por la plaza principal; por eso decimos que es nuestra carta de presentación para quienes empiezan su viaje por San Miguel de Tucumán -afirma, por su parte, el presidente del Ente Tucumán Turismo, Sebastián Giobellina-. A su alrededor se encuentran la Catedral, la Casa de Gobierno, el templo de San Francisco, la sede de la Federación Económica de Tucumán, la Casa Nougués (donde están nuestras oficinas) entre otros edificios que hablan de nuestra historia, de nuestra identidad... Y es justamente lo que buscan los turistas: aquello que nos diferencia del resto de los destinos, en este caso como centro del Norte Argentino y bastión clave de nuestra historia”.

Por un lado, explica el arquitecto Ricardo Salim, delegado por Tucumán ante la CNM y responsable de  la Unidad de Reconversión del Espacio Público de la Provincia, la declaración “de interés arquitectónico nacional” reconocerá, en primer lugar, que el diseño de cada edificio en cuestión marca innovación y excelencia en referencia con el momento histórico en el que fue levantado.

“También resaltará que fueron realizados por profesionales de relevante trayectoria, y al mismo tiempo, que son muestras importantes del acervo creativo de la actividad arquitectónica de la ciudad”, agrega. “Pero además -añade-, lograrlo significa, y es clave, que son obras cuya desaparición significaría una gran pérdida para el relato de la historia cultural de un lugar, en este caso, nuestra cuidad”. Y nada menos que alrededor de su principal paseo.

Cuidar en tiempos modernos

Mediante la declaratoria se busca defender la memoria cultural y la identidad de un lugar, pero eso no implica que esos edificios no puedan ser aprovechados por la comunidad; todo lo contrario.

“Somos conscientes de que debemos cuidar el patrimonio argentino para legarlo a quienes nos sucedan; este cuidado implica una declaratoria, y también la promoción de su conservación y de supuesta en valor -resalta Teresa de Anchorena, presidenta de la CNM-. Pero los edificios declarados son un patrimonio que debe poder ser vivido, usado de manera contemporánea, lo que requiere a veces de obras de arquitectura para adaptar ese patrimonio a las necesidades actuales”.

“Tal vez lo más destacable que se hizo en materia de conservación del entorno de la plaza sea la revitalización de numerosos edificios dándoles nuevas funciones y una saludable modificación, para adecuar lo heredado a los nuevos destinos”, señala Paterlini.

“Entre las acciones de intervención ya iniciadas se rescatan las destinadas a restaurar edificios, como en el conjunto franciscano y la Catedral. Otros, como la Casa de Gobierno o el ex Banco de la Provincia, requieren una urgente intervención”, advierte y enciende una luz de alerta: “quedan ‘peligros’ latentes: parcelas o edificios donde lo existente debe ser sustituido, pues carece de valores para su conservación. Sería una oportunidad para permitir la expresión arquitectónica de este nuevo siglo, que aún no ha dejado una marca que represente los sueños y las ideas de las generaciones del presente”.

Cuáles son los edificios

1 TEATRO MERCEDES SOSA
2 CAJA POPULAR DE AHORROS
3 JOCKEY CLUB
4 ANTIGUO HOTEL PLAZA
5 FEDERACIÓN ECONÓMICA
6 EDIFICIO LA CONTINENTAL
7 CENTRO CULTURAL ROUGUES
8 CENTRO CULTURAL SAN PABLO T
9 ENTE TUCUMÁN TURISMO

Comentarios