"Delta tiene mayor capacidad de contagio y aún quedan pacientes susceptibles"

El infectólogo Mario Raya estima que la inmunidad de rebaño se conseguirá a fines de 2022.

23 Oct 2021
2

PRIMERA DOSIS. Los chicos de entre 18 y 12 años están siendo vacunados desde hace semanas en Tucumán. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO

Desgraciadamente, la cepa delta parece estar asomándose en todo el país. Hasta aquí -dicen los expertos- la situación no es para alarmarse. Pero hay que tener en cuenta que se trata de una variante que tiene un poder de contagio hasta seis veces mayor que la original. Estas últimas semanas hubo un aumento de casos. Y se cortó así un timeline de 21 semanas con descensos de las infecciones por coronavirus. Según datos publicados por el Ministerio de Salud de la Nación, desde el lunes 4 al domingo 10 de octubre se notificaron 6.121 positivos de covid-19. Y desde el lunes 11 al domingo 17 de octubre se registraron unas 6.692 infecciones. ¿Esto significa que no nos hemos escabullido de delta? ¿O el actual escenario era previsible? ¿Se está terminando la pandemia como la conocíamos? ¿Las otras variantes se han vuelto endémicas? ¿Qué puede pasar en el verano? "Hay tener cierto porcentaje de inmunización de rebaño. Eso se conseguirá a los dos años y medio de iniciada la campaña de vacunación, aproximadamente", contesta el infectólogo Mario Raya, subdirector del Centro de Salud. Su estimación nos llevaría a fines de 2022.

- Pese a los últimos brotes de delta, ¿podemos empezar a pensar en el fin de la pandemia?

- No. El mundo sigue en pandemia. Lo que ocurre es que, en estos meses, la situación se ha ido controlando. Pero la falta de inmunización y los aglomeramientos, principalmente en los países subdesarrollados como Africa e India, hacen que el virus continúe porque van surgiendo distintas variantes.

- ¿Cuáles son los escenarios para los próximos meses?

- Es posible que sigamos estables. Es lo que queremos. Pero reitero que la pandemia no ha acabado. Creo que el año que viene continuaremos con brotes en distintas regiones.

- ¿Qué rol tiene el esquema de vacunación completo a la hora de responder a la pregunta anterior?

- Es muy importante que las vacunas lleguen a todas las personas. Por eso la Organización Mundial de la Salud (OMS) pregona que, en vez de pensar en terceras dosis, deberíamos ocuparnos de una distribución igualitaria. La pandemia finalizará solo cuando la mayor cantidad de habitantes, de todo el planeta, esté vacunada. Con el tiempo, el coronavirus se volverá un virus como el de la gripe. Si dejásemos a este virus a su libre albedrío, demoraría mucho más de dos años en alcanzarse la inmunidad de rebaño.

- ¿Le preocupan los contagios de la cepa delta?

- En nuestro país todavía predomina la variante Manaos. Hay temor de que delta se vuelva preponderante: esta cepa tiene mayor capacidad de contagio y aún quedan pacientes susceptibles. Pero si logramos avanzar con la vacunación su impacto no sería tan grave. Por supuesto que se trata de un linaje que exige atención. Por ello, se insiste con las medidas de prevención, como salir lo justo y necesario; usar tapabocas; permanecer en lugares ventilados; respetar la distancia social y lavarse las manos con frecuencia. Es decir, hay que mantener las mismas conductas que ya hemos adquirido.

- Muchos científicos dicen que las pandemias serán cada vez más frecuentes.

- Es probable que tengamos pandemias más cortas en el tiempo: hubo en 2009 y ahora 2020. Y por supuesto que vamos a tener mayor influencia de las enfermedades de otras partes del mundo. El gran vector es el avión, como sucedió con el coronavirus, que empezó en Wuhan y se dispersó por el mundo.

TRABAJO DE DETECCIÓN. Con las muestras de los hisopados, los técnicos determinan la circulación de Delta. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI

Finalmente, ante relativa aceleración en la vacunación y una disminución en los casos graves y hospitalizaciones, el especialista explica lo siguiente: "nosotros hemos tenido dos olas: una cuando comenzó la pandemia, el año pasado; y otra en mayo de este año. Otros países tuvieron hasta cinco olas. Y siempre, después de los picos, sobrevino un período de calma. Tras eso, suelen aparecer las variantes". De hecho, Raya dice que lo que más preocupa son esas réplicas, porque pueden escapar al poder inmunizador de las vacunas. "Cuanto más se multiplique el virus, peor será. De cada mutación irá quedando el más resistente, el más dañino", concluye.



Comentarios