La fuga de Rejas: el grito de dolor de Amalia, la mamá de Milagros Avellaneda

RECLAMO. Amelia Ojeda llevó su palabra hasta las puertas de Tribunales. RECLAMO. Amelia Ojeda llevó su palabra hasta las puertas de Tribunales. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO

La mujer reclamó por la evasión del guardiacárcel condenado por la desaparición de su hija y su nieto.

28 Septiembre 2021

Inundada por la indignación, Amalia Ojeda, madre de Milagros Avellaneda y abuela de Benicio Coronel, encabezó una marcha después de que se conociera la fuga de Roberto Rejas, recientemente condenado a perpetua por el doble homicidio.

"Ni cinco días duró la detención de Roberto Rejas", bramó Amalia en las puertas de los tribunales de avenida Sarmiento, indignada y consternada por la evasión del ex guardicárcel. 

En horas de la madrugada, y antes de cumplir una semana de haber sido condenado a perpetua por el crimen de Avellaneda y de su hijo Benicio, Rejas se escapó del cuartel de Bomberos, ubicado en 25 de Mayo y España.

Avellaneda y su hijo fueron vistos por última vez con vida el 28 de octubre de 2016, día en el que fueron a ver al condenado. Nunca más se supo de ella. Casi cinco años después, el tribunal integrado por Stella Maris Arce, Alicia Freindenber y Eduardo Romero Lascano condenó a Rejas a perpetua (la máxima condena que establece el Código Penal).

Como lo hizo durante todo este tiempo, Amalia Ojeda empuñó el micrófono y arrojó sus reclamos: "Rejas no se escapó, eso lo tengo bien en claro. ¡Vamos! Que sean investigados inmediatamente. Detención para la guardia que estuvo a cargo. A Rejas le abrieron la puerta, hubo plata ahí".

Mientras desde la Corte Suprema piden explicaciones, por ahora no se sabe nada sobre el posible paradero de Rejas.

Galería 10 fotos
Comentarios