Cómo impactó la interna del PJ en el Poder Legislativo - LA GACETA Tucumán

Cómo impactó la interna del PJ en el Poder Legislativo

A un mes de la última sesión, hoy habrá Labor Parlamentaria.

27 Abr 2021 Por Martín Soto
1

Legislatura provincial

El estallido de la interna peronista aflojó los engranajes de la Legislatura. Desarmó bloques, hizo surgir otros nuevos, cortó diálogos, ralentizó las actividades de las comisiones y hasta provocó que haya parlamentarios que ya ni quieran compartir espacio físico con algunos pares o “compañeros”. Los conflictos -que lejos están de solucionarse en el PJ- desconfiguraron el sistema de trabajo que se había notado muy aceitado y activo durante el 2020 pandémico. Lo reconoce la oposición: la puja política provocó que los problemas sociales resonaran lejos del recinto.

Si bien cantidad no es sinónimo de calidad, este “reordenamiento interno” de casi dos meses tras el sismo por la elección del Defensor del Pueblo también se refleja en el volumen de expedientes parlamentarios. Hasta el viernes 23 habían ingresado 64 proyectos de ley (PL) y 113 proyectos de resolución (PR), muy por detrás de los 120 PL y 138 PR que se habían presentado en idéntica fecha de 2020. En 2019, año electoral, a estas alturas habían ingresado 85 PL y 100 PR; mientras que en 2018, por mesa de entradas habían pasado 120 PL y 140 PR hasta el 23 de abril de ese año.

En marzo, el vicegobernador Osvaldo Jaldo estuvo dos semanas alejado de la actividad tras ser diagnosticado con covid-19. Luego, la Cámara restringió al mínimo los movimientos como consecuencia del incremento de contagios en la provincia. Pero esto no necesariamente tiene por qué impactar en el volumen de iniciativas. El ejemplo más claro es lo ocurrido en 2020, durante la primera ola de la pandemia. El año terminó con 569 PL ingresados, unos 100 más que en 2016, 2017 y 2018; y 200 por encima de lo presentado en 2019.

Parlamentarios de la oposición opinaron que el quiebre oficialista no debe afectar el funcionamiento del Poder Legislativo. “La legislatura no puede pararse por cuestiones de diferencias internas toda vez que somos uno de los poderes públicos del estado fundamental en el rol de contralor y para gestar respuestas a la comunidad”, expresó Raúl Albarracín (PJS) a LA GACETA.

La republicana Nadima Pecci dijo que “las dinámicas y las relaciones de poder consumen mucha energía y generan un gran desgaste, a los dirigentes y a las instituciones, más aún en este año electoral”. Remarcó que sus posturas políticas e ideológicas son invariables, lo cual la hace menos susceptible a los vaivenes de las internas políticas.

Federico Masso (Libres del Sur) consideró que la interna frenó de algún modo la posibilidad de sesionar, y subrayó que Tucumán atraviesa una crisis sanitaria, económica y social que debe ser atendida. Remarcó que en 2020, pese a la pandemia, fueron al recinto 14 veces.

Con el conflicto peronista en pleno recrudecimiento, Jaldo convocó una reunión de Labor Parlamentaria a las 11 con el fin de trazar un temario para sesionar la primera semana de mayo. Se anticipa un encuentro ríspido ya que los miembros del bloque Lealtad Peronista, que responde al gobernador Juan Manzur, reclaman por más de 1.100 contratados dados de baja en la Cámara por “restructuración” de bloques. A su vez, el jaldismo exige por la continuidad de decenas de contratos en oficinas del Ejecutivo y por la devolución del código de descuento a empleados públicos de la Mutualidad Provincial.

Según trascendió, el vicegobernador buscaría de ese modo percibir en primera persona cuán caldeados están los ánimos para analizar sus próximos movimientos. Desde hace semanas circulan comentarios de que se vienen cambios en las comisiones y nadie descarta movimientos en la mesa de de autoridades de la Cámara.

Comentarios