Parada Parejas estuvo detenido; salió en libertad y a los 18 días volvió a intimidar a Tacacho - LA GACETA Tucumán

Parada Parejas estuvo detenido; salió en libertad y a los 18 días volvió a intimidar a Tacacho

20 Abr 2021 Por Irene Benito
3

Mauricio Parada Parejas.

Paola Tacacho no sabía que el ex alumno que la perseguía y terminaría asesinándola, Mauricio Parada Parejas, había sido detenido como consecuencia de una de sus numerosas denuncias y liberado a cambio del embargo de una camioneta 4x4 por un monto de $ 50.000. La conclusión surge del acta policial donde la víctima manifestó que el 6 de julio de 2018, el femicida había vuelto a aproximarse a su domicilio, pese a que debía mantenerse a por lo menos 200 metros de distancia, según la segunda medida perimetral. En esa acusación contenida en el caso aquí identificado con el N°6 no hay menciones al hecho de que Parada Parejas había estado detenido justamente en esa dependencia, la comisaría I°, y que habían transcurrido apenas 18 días desde su liberación.

FACSÍMILES DE LA ORDEN DE DETENCIÓN Y DE LA DENUNCIA. La decisión judicial del 29 de mayo y el acta policial del 12 de julio de 2018.

El nuevo aviso de intimidación pasó casi inadvertido: un testigo volvió a declarar, pero la causa, que hasta entonces había tenido un movimiento intenso, entró en una fase de inactividad y el 10 de octubre de 2019, el auxiliar de fiscal Fernando Isa la mandó al archivo porque los hechos “eran de vieja data” y “por falta de espacio físico”, como se detalló en la primera parte de esta crónica, publicada ayer. Por esa disposición, este funcionario judicial designado en forma discrecional afronta un sumario administrativo en el Ministerio Público Fiscal, según comentaron ayer las familiares de Tacacho.

“Viajamos desde Salta para reunirnos con el secretario (Tomás) Robert, y él nos dijo que había una investigación interna respecto de Isa y otra ‘en general’. Pero no nos mostró papeles y vemos que no hay avances concretos, a casi seis meses del crimen. Esto es insuficiente: queremos que se determinen las responsabilidades de todos los jueces, fiscales y funcionarios”, afirmaron Mariela Tacacho y Nilda Zerpa, respectivas madre y prima de la víctima.

La detención del imputado ocurrió el 30 de mayo de 2018 como consecuencia de un pedido del ex fiscal Washington Navarro Dávila al que hizo lugar el ex juez Víctor Manuel Rougés (Navarro Dávila ascendió a jefe del Ministerio Público de la Defensa en octubre de aquel año, mientras que Rougés accedió a la jubilación con el beneficio del 82% móvil). La resolución del 29 de mayo incluía una orden de allanamiento del domicilio del imputado en Barrio Norte de esta ciudad, y de secuestro de teléfonos celulares, computadoras, tabletas y cualquier otro artefacto con acceso a internet.

El personal de la comisaría I° ejecutó la medida de coerción personal, que se prolongó durante 21 días corridos, y donde sólo se secuestró un celular sin chip ni tarjeta de memoria. A continuación, el hermano del agresor, Ronald Parada Parejas, se presentó como fiador con un sueldo de la Legislatura y solicitó una exención de prisión (se informa por separado). Al final, Navarro Dávila aceptó que aquel aportara una camioneta todoterreno Volkswagen Tiguan modelo 2009, sobre la que trabó un embargo de $ 50.000 a modo de caución real.

Tras la detención y al prestar declaración como imputado en presencia de la defensora particular Claudia Cecilia Robles, Parada Parejas negó haber transgredido la restricción de acercamiento dictada por el juez Marcelo Mendilaharzu el 9 de abril de 2018, casi dos años antes que la primera. “Niego todos los hechos que me imputan. Quiero agregar que tengo escoliosis en la columna”, dijo el acusado.

El caso aquí identificado con el N°6 (su numeración oficial es 17997/18) llegó a acumular cuatro denuncias penales de Tacacho y otras tantas presentaciones espontáneas suyas ante el Ministerio Público Fiscal. En este proceso, uno de los 13 que instó la profesora de Inglés desde 2016, consta que la segunda medida perimetral -solicitada por Navarro Dávila- fue tan inocua como la primera. Las manifestaciones posteriores de Tacacho atribuyen a Parada Parejas la utilización de su nombre y del nombre de su madre, Mariela Tacacho, para crear perfiles falsos en Twitter y Facebook de donde salían insultos y amenazas de muerte. La novedad que precipitó la detención aparece en la foja 116 correspondiente a una declaración espontánea del 23 de mayo: “caminé hacia la esquina de las calles San Juan y Rivadavia para tomar un taxi, y él venía siguiéndome (...). Como yo empecé a acelerar el paso por miedo a que me haga algo, él se largó a correr”. La víctima añadió que en el trayecto había alcanzado a ver su nombre escrito en la pared acompañado de insultos.

La causa N°6 (17.997/18) forma parte del conjunto de expedientes penales requeridos por la Corte Suprema al Ministerio Público Fiscal en el ámbito de la auditoría abierta tras el femicidio ocurrido el 30 de octubre de 2020 (luego Parada Parejas se quitó la vida). Los vocales Claudia Sbdar (presidenta), Antonio Daniel Estofán, Daniel Posse, Daniel Leiva y Eleonora Rodríguez Campos insistieron con la petición en diciembre. El 26 de febrero y mediante un comunicado sin firma, el Ministerio Público Fiscal encabezado por Edmundo Jiménez -de licencia hace un año- manifestó que la información solicitada por el alto tribunal era “de interés exclusivo de la víctima”.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios