Caso Tacacho: el hermano del agresor se presentó como fiador con un sueldo de la Legislatura - LA GACETA Tucumán

Caso Tacacho: el hermano del agresor se presentó como fiador con un sueldo de la Legislatura

Ronald Parada Parejas se ofreció como garante en paralelo con una propuesta de tratamiento psiquiátrico

20 Abr 2021
2

HERMANO DEL AGRESOR. Ronald Parada Parejas (derecha).

Al día siguiente de la detención del femicida Mauricio Parada Parejas, su hermano mayor, Ronald Parada Parejas, se ofreció a responder por el imputado ante el ex fiscal Washington Navarro Dávila. La propuesta fue repetida en un pedido de libertad inmediata y exención de prisión presentado por la defensora Claudia Cecilia Robles, que incluye la proposición de un tratamiento psiquiátrico para el acusado. 

FACSÍMIL DEL ESCRITO. Propuesta de la defensa del femicida de Tacacho.

“Si considera necesario una caución personal, ofrezco como fiador a Ronald Parada Parejas, empleado de la Legislatura de Tucumán. Tal y como consta en el recibo de sueldo adjunto, este tiene un ingreso mensual aproximado a $ 80.000 (U$S 3.100 según la cotización de la divisa en la época)”, expresó la abogada. Al final, Navarro Dávila aceptó que el hermano aportara una camioneta 4x4 sobre la que trabó un embargo de $ 50.000 y dio curso a la liberación del agresor, que 18 días después volvió a intimidar a la víctima Paola Tacacho, según esta misma denunció en el llamado caso N°6.

Como se sabe, aquella causa iniciada en marzo de 2018, una de las 13 promovidas por Tacacho, finalmente fue archivada “por hechos de vieja data” y “por falta de espacio”, según dispuso el auxiliar de fiscal, Fernando Isa. Ronald Parada Parejas atendió una consulta ayer, pero prefirió no hacer comentarios sobre el asunto. El hermano del femicida tampoco precisó qué funciones cumplía en el Poder Legislativo, más allá de que se definió como “asesor de un legislador” y que detalló que para asumir en ese cargo de mayor jerarquía había pedido una licencia sin goce de sueldo en su puesto de no docente de la planta permanente de la Universidad Nacional de Tucumán.

Luego de que la Policía trasladara a Mauricio Parada Parejas a una celda de la comisaría I°, donde permaneció durante 21 días corridos, la defensora Robles consideró que la medida “no sólo resultaba huérfana de prudencia y sensatez, sino completamente innecesaria e improcedente”. Antes de proponer una fianza y el tratamiento psiquiátrico, la abogada destacó que su cliente no se había resistido a las medidas tomadas por la entonces Fiscalía de Navarro Dávila, quien luego, en octubre de 2018, asumió como jefe de los defensores oficiales de la provincia.

“Las condiciones de vida sociales, personales y económicas de Mauricio Parada Parejas deben ser tomadas en cuenta. Este reside en (una vivienda de Barrio Norte de San Miguel de Tucumán), junto a su madre con quien convive y a quien cuida”, refirió Robles. Y agregó que el domicilio de su cliente era estable y conocido, y que permanecía en él desde hacía aproximadamente siete años.

La defensora expuso que Mauricio Parada Parejas había estudiado y trabajaba precisamente con el familiar que pretendía constituirse como fiador. “Mauricio es un joven que cursó estudios de Psicología e Inglés, y que actualmente trabaja junto a su hermano Ronald”, dijo. Robles precisó que el imputado “no tenía condenas penales”.

De la causa N°6 efectivamente se desprende que Mauricio Parada Parejas carecía de sanciones, pero sí que hasta ese momento acumulaba cinco casos instados por Tacacho, que terminaron en archivos y en un sobreseimiento. Todos estos procesos penales se corresponden con las acusaciones de amedrentamientos, de persecuciones y de violaciones reiteradas de las medidas perimetrales. Al ofrecer un tratamiento psiquiátrico, Robles advirtió que ello no implicaba “reconocimiento alguno” de los hechos atribuidos a su defendido, sino solamente “una muestra de colaboración y buena fe” con la Justicia.

“Hay mucho dolor”: Ronald Parada Parejas atendió una consulta pero se excusó de hacer comentarios

Ronald Parada Parejas, hermano del femicida de Paola Tacacho, Mauricio Parada Parejas, atendió ayer una consulta telefónica de este diario acerca de su ofrecimiento como fiador en la causa identificada con el número 6, pero prefirió no hacer comentarios. “Hay mucho dolor. No es el momento de hablar”, expresó. Ronald Parada Parejas ni siquiera quiso precisar qué tareas cumplía en la Legislatura: se definió como un asesor que trabajaba para “un legislador” y que durante ese tiempo tuvo licencia sin goce de sueldo “por cargo de mayor jerarquía” de la Universidad Nacional de Tucumán. “Pero luego yo volví a mi puesto de no docente de la planta permanente de la UNT”, precisó.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios