Interna oficialista: “Teresita”, la heroína de Manzur en la contienda del PJ - LA GACETA Tucumán

Interna oficialista: “Teresita”, la heroína de Manzur en la contienda del PJ

La ex edil Felipe de Heredia, de 91 años, le permitió al mandatario alcanzar el quórum en el Consejo y afianzarlo al frente del partido.

01 Abr 2021 Por Martín Soto

Partido ganado en tiempo adicionado, con una maniobra lícita pero que despertó tanta sorpresa como controversia. Partido que está fraccionado prácticamente al medio y cuyos protagonistas se arrojan con los tapones de punta sobre jugadores con la misma camiseta desde hace más de tres semanas. Y partido el diálogo y las relaciones entre el gobernador Juan Manzur y el vicegobernador Osvaldo Jaldo, quienes mostraron que continuarán con los enfrentamientos hasta que aparezca un referí de jerarquía que ponga orden y dé el pitazo final a la contienda.

SALA COLMADA. Participaron de la reunión mucho más que consejeros.

Luego de los resultados adversos cosechados por el mandatario en la sede de Muñecas 951 en torno a la elección de Eduardo Cobos como defensor del Pueblo, tanto en comisiones como en el recinto, el match de ayer cambió de escenario y se concretó en el mítico estadio peronista de Virgen de La Merced 157. Se permitió el ingreso de hinchada local, demasiada para estar en plena escalada de casos de covid-19. No hubo distanciamiento, tampoco protocolos y los cuidados individuales fueron escasos. Tarjeta roja sanitaria.

Un partido reñido

En los papeles, el presidente organizó la reunión del Consejo del Partido Justicialista (PJ) para hacer cambios en los apoderados del partido: afuera Marcelo Caponio, quien renunció al PJ y fue designado por Cobos como defensor adjunto, e ingresaron Ana Escobedo como nueva apoderada y José Díaz como coapoderado. Era un trámite administrativo, pero el trasfondo era pulsear y enseñarse nuevamente los dientes; mostrar quién comanda el PJ y marcar aún más la división. Con suspenso, pero esta vez el triunfo fue de Manzur, que lo festejó con la hinchada.

FESTEJO. Manzur celebró con la dirigencia y los militantes peronistas.

Gestar este triunfo, sin embargo, no fue nada fácil y demandó un esfuerzo más grande del que parece haber previsto el organizador del match. Pero en tiempo adicionado consiguió el gol que necesitaba. No hubo un 10 con una zurda mágica, pero sí una camiseta 11 para una histórica que resurgió en el PJ a pesar de la vulnerabilidad de sus 91 años: Teresa Felipe de Heredia.

Durante más de dos horas, en una sede atestada de dirigentes y funcionarios, sólo hubo nueve de los 20 consejeros habilitados a participar: el diputado Pablo Yedlin; la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse; la interventora del IPV, Stella Maris Córdoba; las intendentas Sandra Figueroa (Alberdi) y Elia Fernández de Mansilla (Aguilares); el presidente del Concejo de la Capital, Fernando Juri; la secretaria de la Mujer, María del Carmen “Cuyi” Carrillo; el secretario de Acción Política, Reinado Jiménez; y la ex concejala bandeña Zulema Mahfud.

DEL BRAZO. Vargas Aignasse ayudó a la ex edil a llegar y a retirarse.

Mientras tanto, en la Legislatura seguían en vivo lo que sucedía en el PJ. En la sede el único rastro jaldista eran unas banderas desactualizadas que quedaron colgadas con la dupla Manzur-Jaldo. Sobre el mediodía llegó una foto y un acta firmada por los nueve consejeros que responden a Jaldo, en la que argumentaban el por qué de su faltazo (se informa por aparte). Todo era incertidumbre y nerviosismo en la sede del partido.

Gol y festejo

Pero a las 12.20 aparecieron dos autos: de uno bajó Manzur, con los dedos en “V”, y del otro descendió Felipe de Heredia, auxiliada de un brazo por el gobernador y del otro por Vargas Aignasse. A paso lento, con un barbijo de tela escurridizo y en medio de la euforia de la militancia, la dirigente ocupó su lugar en la mesa del Consejo. En una sala atestada de dirigentes, firmó su conformidad, bromeó sobre su pelo e incluso se refirió a la pandemia, según confiaron consejeros. Su gesto consolidó a Manzur en el PJ. Sin embargo, no emitió respuestas cuando LA GACETA le consultó sobre su participación.

Su hijo Daniel Heredia, en cambio, remarcó que su madre es una militante de toda la vida que siempre se ha brindado al partido y a la gente. “Que haya estado aquí es una muestra más de su dedicación y su entrega hacia los compañeros justicialista”, dijo a este diario. Agregó que bregan por la unidad del peronismo, pero que hoy acompañan a Manzur.

El mandatario, por su parte, la calificó como “una joya del peronismo”. Remarcó que ella quería participar y que por eso la esperaron.” Quería venir a dejar su mensaje, y esto creo yo que es un ejemplo”, manifestó.

En la Cámara, en tanto, reprocharon lo ocurrido y consideraron que el Consejo no podrá volver a reunirse. “¿La van a llevar cada vez y hacer el espectáculo de hoy?”, se preguntó un jaldista, quien criticó la espera excesiva para tener quórum.

Fernando Juri: “quiera Dios que esta separación sea circunstancial”

El presidente del Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán, Fernando Juri, fue uno de los dirigentes que ayer participó en el Consejo del PJ. Aclaró, no obstante, que es secretario general del partido y que su presencia fue siguiendo las instrucciones del presidente ya que el comando es vertical. “Como hombre del partido, espero que en algún momento volvamos a estar todos juntos; quiera dios que esta separación sea circunstancial y volvamos a estar todos juntos”, dijo a este diario.

Respeto a la participación de Felipe de Heredia, dijo: “es toda una historia dentro del peronismo, es una figura mística del peronismo. Su presencia acá nos da fortaleza y fuerzas para seguir trabajando”.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios