El estallido de la interna deja revuelta a la Cámara - LA GACETA Tucumán

El estallido de la interna deja revuelta a la Cámara

El jaldismo, con apoyo de la UCR y el bussismo, impuso a Cobos como ombudsman y causó un quiebre en el oficialismo. Expulsiones y críticas.

09 Mar 2021 Por Martín Soto
1

ASUNCIÓN. Minutos después de resultar electo, Cobos renunció a su banca en el bloque Justicialista de Todos y juró como defensor del Pueblo. prensa legislatura

La elección de Eduardo Cobos como nuevo defensor del Pueblo, con 27 avales, 11 abstenciones y 11 ausencias, provocó un sismo político en Tucumán. La Legislatura fue el epicentro de un movimiento brusco que nació de las capas internas del peronismo y se propagó hacia todas las direcciones -y ámbitos- de la provincia. Grietas, desprendimientos, fugas, fisuras, espacios colapsados y varios heridos fueron las consecuencias inmediatas del sacudón ocurrido ayer a las 9.26. Pero hacer un diagnóstico de los cimientos del oficialismo para determinar cuán profundos son los daños demandará varias semanas. Mientras tanto, los dirigentes del PJ quedaron en estado de alerta ante posibles réplicas que se puedan desatar hasta tanto se reacomoden de las placas jaldistas y manzuristas.

La sesión especial para elegir al sucesor de Fernando Said Juri Debo al frente de la Defensoría del Pueblo fue posiblemente una de las más cortas pero potentes de la historia reciente de la Cámara. Duró apenas 15 minutos, pero fue tiempo suficiente para levantar una fuerte polvareda que demandará días (¿o semanas?) en asentarse. El vicegobernador Osvaldo Jaldo hizo valer la localía y le ganó una difícil contienda al gobernador Juan Manzur, en la que ambos jugaron fuerte. Hubo llamados, reuniones, enojos, presiones y negociaciones hasta última hora por cada voto. Porque si bien en la superficie ambos se manifestaban como si se tratase de una simple elección de ombudsman, bajo el agua los dos sentían que serviría como sondeo para una eventual reforma constitucional de cara a 2023. Y esa posibilidad parece haberse hundido al fondo como un ancla.

Cartas sobre la mesa

El legislador manzurista Gerónimo Vargas Aignasse había advertido durante el fin de semana que en el bloque Justicialista de Todos no había las voluntades suficientes para alcanzar la mayoría absoluta (25 votos) para elegir al defensor del Pueblo, tal como lo establece la Ley 6.644. Y estaba en lo cierto; Cobos se impuso en la terna por encima de Mario Koltan y María Emilia Saab gracias al respaldo de 21 legisladores de la bancada peronista, de los aliados de Hacemos Tucumán, Sara Alperovich y Julio Silman; de los radicales José Ricardo Ascárate y José María Canelada; y de los republicanos Juan Rojas y Paulo Ternavasio.

El apoyo de los últimos parlamentarios provocó el estallido de Ricardo Bussi, quien los trató de traidores y los expulsó del bloque (se informa por separado).

El interbloque PJS-Libres del Sur (Walter Berarducci y Raúl Pellegrini - Federico Masso) adelantó en los pasillos que no ingresaría al recinto para no ser parte de la interna peronista. Lo mismo comunicaron e hicieron los legisladores de Fuerza Republicana Bussi, Nadima Pecci, Gerardo Huesen, Mario Casali, Horacio Vermal y Sandra Orquera. Mientras que la peronista Sandra Mendoza y el radical Raúl Albarracín se ausentaron por cuestiones de salud.

Quiebre y diferencias

La efervescencia que provocó el resultado de la votación inundó los pasillos del palacio espejado de Muñecas 950. Apenas terminó la sesión, Vargas Aignasse adelantó el quiebre de la bancada oficialista, y que los 11 legisladores que le dieron la espalda al flamante ombudsman conformarían de un nuevo bloque denominado Lealtad Peronista. “Estamos dolidos por las diferencias internas; entendemos que el conductor de nuestro partido es el gobernador Manzur, y vamos a acompañar su gestión desde un sector donde no haya dudas, donde no haya críticas irracionales”, dijo el vicepresidente primero de la Cámara.

Este espacio, que informó los cambios con una nota dirigida al vicegobernador, pasa a ser la primera minoría y está integrado por: Vargas Aignasse, Sergio Mansilla, Marta Najar, Leopoldo Rodríguez, Reneé Ramírez, Zacarías Khoder, Carlos Sebastián Assán, Jorge Abraham Leal, Luis Fernández (el ex ministro ocupa desde ayer la banca que dejó Sandra Tirado), Paula Galván y el bancario Eduardo Bourlé.

“Ha perdido el apriete”

Minutos después, Jaldo consideró que el bloque Justicialista de Todos “no se fracturó” y salió al cruce de Vargas Aignasse. “Le diría a Gerónimo que se tranquilice un poquito. Vamos a bregar por la unidad de todo el bloque. No porque se pierda una votación hay que salir disparando a decir que se va a partir el bloque”, dijo. Aseguró también que trabajará por la unidad del peronismo. “Para mí no hay ninguna grieta, salvo que otros sectores demuestren lo contrario”, desafió. Agregó que “bajo ningún punto de vista” el gobernador queda debilitado con el resultado de ayer. “Tiene todo el apoyo de la Legislatura”, afirmó.

Dos de los parlamentarios están en sintonía con el presidente de la Cámara, Javier Morof y Daniel Deiana, fueron mucho menos conciliadores con el manzurismo y se despacharon en duros términos. “Hoy ha ganado la palabra y ha perdido la presión, el apriete y el dinero”, disparó el presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales e Institucionales.

El titular de la Mutual Provincial, en tanto, apuntó contra el círculo cercano a Manzur. “Hoy las decisiones pasan por el bloque mayoritario. El gobernador se ha equivocado al elegir operadores como Carolina Vargas Aignasse (ministra de Gobierno y Justicia), Carlos Cisneros (diputado), Mansilla (legislador) y Vargas Aignasse para llevarlo a un enfrentamiento innecesario”, expresó.

Comentarios